martes, 11 de octubre de 2011

ACTO DE REPARACION Y DESAGRAVIO

(por las personas que han caido en prácticas de la nueva era) Divino Redentor y Salvador nuestro, Jesucristo: Postrados ante Tu presencia soberana en el Santísimo Sacramento del Altar, queremos desagraviarte, implorando tu perdón, por todos los que te niegan y te blasfeman, por la ingratitud de que eres objeto y por todos los desprecios e injurias que recibes, junto a Tu Santísima Madre. Imploramos la Luz de Tu Santo Espíritu para que todos en Tu Iglesia podamos darnos cuenta de estos errores y herejías, y pedimos la fortaleza para poder combatirlos con firmeza y valor. Imploramos así mismo, Tu Misericordia infinita para todos los que rechazan el tesoro incalculable de Tus Gracias, al dejarse arrastrar por esta incontenible ola de errores que avanza inexorablemente sobre la humanidad en esta hora difícil de su historia. Por el intento de querer sustituirte a Ti, nuestro Dios Único y Verdadero, Dios Personal, Dios Amor, por una energía, principio o fuerza impersonal... ¡PERDÓN, SEÑOR, PERDÓN! Por el intento de querer sustituir Tu única y Verdadera Divinidad, por falsos dioses y divinidades... Por el intento de querer sustituirte a Ti, Jesucristo, Nuestro Dios y Señor, Camino, Verdad y Vida, por falsos maestros y gurúes... Por el intento de querer sustituir Tu Nombre, que está por sobre todo nombre: Jesucristo; por el de "principio crístico"... Por el intento de querer sustituir Tu Redención por la creencia pagana de la autorredención a través de la Reencarnación... Por el intento de querer sustituir la Fe en Ti, por la racionalismo... Por el intento de querer sustituir a la Santísima Virgen María, Tu Madre y Madre nuestra, por un supuesto "principio femenino" y por querer despojarla de su Maternidad Divina... Por el intento de querer sustituir a Tus Santos Ángeles por espíritus engañosos y complacientes... Por el intento de querer colocar al ser humano en Tu lugar, buscando desarrollar un supuesto poder ilimitado que no tiene y proclamando su divinización... Por el intento de querer sustituir la oración y meditación cristianas por formas paganas de invocación... Por el intento de querer sustituir el carisma profético por nuevas formas de espiritismo a través de la llamada "canalización"... Por el intento de querer sustituir el carisma de sanación por la "canalización" de la llamada "Energía Universal"... Por el intento de querer sustituir Tu Divina Providencia por la astrología, adivinación, hechicería, brujería, santería, poder mental, espiritismo y satanismo... Por el intento de querer sustituir nuestra confianza en Ti por amuletos, pirámides, metales, piedras y cristales... Por la profanación de Tus Templos, del Santísimo Sacramento del Altar, de Tus sagradas imágenes y las de Tu Madre y Tus Santos... Por el intento de querer ocultar la acción maligna del Demonio y de las huestes del mal bajo la apariencia de bien... Por el intento de querer sustituir el advenimiento de Tu Reino por la llegada de la llamada "Era de Acuario"... Por el intento de querer desvirtuar la verdad contenida en las Sagradas Escrituras.. Por el intento de atraer adeptos a movimientos paganos, utilizando un lenguaje pseudo-espiritual y pseudo-cristiano... Por la promoción de prácticas y creencias contra la fe, difundidas a través de los medios de comunicación social y en libros, revistas, folletos y medios audio-visuales... Por el intento de querer destruir Tu Iglesia al difundir estos errores y herejías...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada