domingo, 19 de febrero de 2012

MENSAJE DE NUESTRA DIVINA MADRE MARIA


Canal: starr

27/1/2011

De las canciones que ha escrito el hombre por dictado de vuestra Madre, sacado aquellas en las cuales alaban expresamente a mi amado Hijo y a su Divina entrega en la cruz es esta hijos míos la que más agrada a vuestra Madre, os habla del destino grandioso del hombre, un destino de amor, de unión, de disponibilidad para entre vosotros.


De que valen tantas divisiones, de que valen, amado hijo, tantas luchas entre vosotros mismos, tantas distancias que vosotros mismos imponéis, si vuestro destino es idéntico, vais en camino a la misma dirección. No existen lugares diferentes para unos y otros, pues si habéis sido creados unos solos en el amor, como vosotros podéis ir a sitios que no sean el que por excelencia os pertenece, el del corazón de vuestro amado Dios.

Es cierto que el hombre suele abandonar la senda recta para ir en pos de otras sendas, pues no encuentra gusto en aquella que originariamente os fue trazada. La vida de los hombres, hijo mío se ha encargado de mostraros espejismos que se ven maravillosos, se ven tentadores y donde al parecer vuestra vida encontraría total solaz y placer. Con el tiempo esos espejismos se desvanecen, es en ese instante cuando os dais cuenta de que no importa cuanto tengáis, no importa en realidad cuantas riquezas habréis acumulado, simplemente os encontráis solos, es como un mal matrimonio, al que se llega porque se cree que en el los problemas de soledad de vacío, un engaño que os lleva al fracaso, pues si no existe verdadero amor de ambas partes, muy pronto aquél espejismos se desvanece en el aire y os dais cuenta de que en realidad estáis mas solos que antes.

Por eso hijo mío la vida de los hombres en cada acto es como un matrimonio que ha de realizarse conociendo cabalmente al contrayente o del contrario el fracaso, se os pone delante vuestro en muy poco tiempo.

El que desea poder se casa con su soberbia, el que desea riqueza se casa con sus deseos desenfrenados, el que desea amor verdadero se casa con el amor de su vida, habiéndolo conocido, son matrimonios, hijo mío y el realidad el único matrimonio que perdura en todos los actos de vuestra vida es el del amor, en ese matrimonio se ha basado las enseñanzas de mi Hijo, amar, pero amar no con el concepto de amor que vosotros tenéis.

El mundo esta atravesando el momento justo para el cambio profundo y total. Vuestro Dios ha realizado con vosotros un nuevo matrimonio, una nueva alianza, no con dos personas, sino con toda la humanidad

En vosotros Dios ha realizado la alianza con todo el género humano con cada hombre y con cada mujer que habita este planeta, por eso esa música me llega tan profundamente y en cuanto mis oídos la escuchan, acudo presurosa a ese lugar, pues sé que si está sonando es porque un corazón se ha abierto al don de Dios.

A veces mis mensajes son extensos, pero nunca vuestra Madre dejará de exhortarlos al amor, a la unidad, al perdón a la mansedumbre y a veces me he preguntado, si realmente mis palabras llegan al corazón de los hombres.

Veo que en ti los mensajes dan abundantes frutos, he enviado cientos de mensajes, dado miles de palabras y simplemente como dijo mi amado Hijo, soy una sembradora más, no espero los resultados sino que vuestra Madre se afana en que vuestros corazones sean uno solo con el corazón de vuestro Padre y de mi Hijo amado.

No deseo repetir con vosotros las mismas palabras que he dado a otros, veo que mis hijos dicen, no es lenguaje de la Madre o no es lenguaje del Padre o no es el lenguaje del Hijo.

Vuestra Madre pregunta ¿Cuál es el lenguaje de la Trinidad? ¿Acaso creéis que tenemos un lenguaje en particular?

Si solo tenemos uno solo el lenguaje universal del amor.

Si vuestra Madre no habla de cataclismos y de castigos entonces no son palabras de vuestra Madre.

Si vuestro Padre muestra su esencia de amor en sus mensajes entonces tampoco es Dios el que habla y si mi Hijo no dice las mismas palabras exactas a todos entonces tampoco es mi Hijo el que habla, que necios sois a veces los hombres.

Hijo mío por fortuna para vuestra Madre no todos estáis ciegos, ni sordos, sino que escucháis mis palabras con amor y la ponéis en practica. Dese que sepáis que vuestra Madre está aquí siempre, nunca me he marchado de vuestro lado, pues así vuestra Madre recorra el mundo entero, de igual manera está con cada uno de sus hijos, pero deseo haceros una advertencia, vuestra Madre siempre os muestra el camino que conduce al Hijo, muchos están siguiendo solo mis palabras, hacen grandes reuniones para escuchar solo mis palabras y no es así, estáis siendo sectarios dentro de un mismo amor, mis palabras no son nada sin mi Hijo, El es primero que todo y que todos en primer lugar, alabadlo a El, rendidle honores a El, pues El ha vencido a todo, es por El que el mundo ha encontrado el perdón por su preciosa sangre derramada en la cruz, Yo soy intercesora la madre medianera, de todas las gracias pero el camino al reino divino es por medio del hijo del hombre. Yo soy la esclava del Señor, su misionera y su discípula, la primera que ha conocido el género humano, una madre como todas las madres, con sufrimientos y alegrías con momentos de inmensa dicha y de profunda tristeza, que ríe cuando vosotros reís y que llora amargamente cuando vosotros lloráis.

Amado Hijo aquí tienes a tu Madre y en ti yo tengo a mi hijo amado, he velado tus sueños noche tras noche, he vivido cada uno de tus días buenos y malos, he preparado un lugar junto a ti en tus luchas y en tus momentos de profundo dolor y así hago con cada uno de mis hijos, nunca olvidéis el norte en la tierra, vosotros tenéis una brújula, siempre indica el norte, para que no os perdáis por los caminos de la tierra, en vuestra vida espiritual también tenéis esa brújula que os señala el rumbo exacto a seguir, os indica el norte divino que es Dios y al llegaréis por medio e mi Hijo Jesús y por ningún otro medio y a mi hijo llegaréis también por Mi y en ese circulo divino de amor unidos por el Santo Espíritu de Dios que os convoca y que os une en comunidad de amor.

No es casual ningún encuentro nada en el mundo divino es casual, estáis aquí por un motivo por una razón divina y es la e forjaros como siervos del Altísimo.

He hablado a los lideres de la tierra, los he interpelado por un mundo más justo y generoso, de esa interpelación ha surgido el nuevo país que por decisión de sus líderes políticos y los lideres espirituales presentes en ellos han adoptado como religión de ese nuevo país la religión católica universal, seguirá hablando vuestra Madre intercediendo aun queda mucho que hacer pero se amado hijo que unidos lo haremos, deseo que sepas que en ese lugar se crucificaban a los cristianos y morían.

- ¿Madre donde esta ese país?

Sudan, hijo mío.

Deseo que esta noche cuando ores y pide a los hermanos de tu comunidad que eleven una oración por los muchos sacerdotes y misioneras que murieron, para hacer posible hoy la paz, esa paz, que llevó mucha sangre, un río de sangre, corrió hasta hacerla posible, pero los sacerdotes y las misioneras seguían enseñando la Palabra de Dios, aún sabiendo lo que se esperaba y les aguardaba.

El Santísimo Sacramento fue custodiado con la vida de un fiel siervo de Dios y fue utilizado en la primera misa que se ha celebrado en ese lugar la eucaristía, aún con manchas de sangre de sus mártires, es la que fue distribuida en comunión de amor.

Orad por ellos para que sus almas lleguen prontamente a la paz, pronto os traeré buenas noticias.

El reino avanza hijo mío y a pesar de que el maligno está furioso pues sabe que muy pronto vuestra Madre aplastará su cabeza porque el triunfo es mío, aún continua atacando sin piedad, estad siempre alertas hijo mío pues él nunca descansa, no duerme y su astucia supera muchas veces a las protecciones impuestas, renueva día a día su astucia, pero el amor vencerá.

Os amo hijos míos gracias por escuchar a vuestra Madre, te regreso a mi hija aquí la tienes, te la entrego con todo mi amor.

Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada