.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

5 importantes pedidos de la Iglesia Católica en Estados Unidos para Donald Trump

Mons. Joseph E. Kurtz. Foto: ACI Prensa / Donald Trump. Foto: Flickr de Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0).
Mons. Joseph E. Kurtz. Foto: ACI Prensa / Donald Trump. Foto: Flickr de Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0).
58
58
WASHINGTON D.C., 09 Nov. 16 / 12:40 pm (ACI).- A pocas horas de conocerse la victoria electoral del candidato del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, el Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Joseph E. Kurtz, hizo público un comunicado llamando a “unirnos como ciudadanos fieles por el bien común”.
En su mensaje, Mons. Kurtz felicitó a Trump y señaló que “ahora es el momento para avanzar hacia la responsabilidad de gobernar para el bien común de todos los ciudadanos”, e hizo cinco pedidos importantes para el presidente electo, cuyo gobierno comenzará después del mediodía del 20 de enero de 2017.
1. Escuchar al pueblo estadounidense
“Ayer, millones de estadounidenses, que están luchando por encontrar una oportunidad económica para sus familias, votaron para ser escuchados. Nuestra respuesta debería ser simple: los escuchamos”, dijo el Prelado.
“La responsabilidad de ayudar a fortalecer las familias pertenece a cada uno de nosotros”, aseguró.
2. Proteger la vida humana desde la concepción hasta su fin natural
Mons. Kurtz aseguró que los obispos estadounidenses esperan “trabajar con el Presidente electo Trump para proteger la vida humana desde sus inicios más vulnerables hasta su fin natural”.
Los obispos, además, abogarán “por políticas que ofrezcan oportunidades para todas las personas, de todos los credos, en todos los oficios”.
3. Acogida humanitaria a migrantes y refugiados
El Presidente de la USCCB señaló que el episcopado estadounidense se mantendrá “firme en nuestra determinación de que nuestros hermanos y hermanas que son migrantes y refugiados pueden ser humanamente bienvenidos sin sacrificar nuestra seguridad”.
4. Protección a cristianos perseguidos en Medio Oriente
El Prelado estadounidense subrayó también que los obispos “llamaremos la atención sobre la violenta persecución que amenaza a nuestros hermanos cristianos y personas de otros credos en todo el mundo, especialmente en Medio Oriente”.
5. Defender la libertad religiosa en Estados Unidos
“Buscaremos el compromiso del nuevo gobierno por la libertad religiosa, asegurando que las personas de fe sigamos siendo libres de proclamar y dar forma a nuestras vidas sobre la verdad de un hombre y una mujer, y el lazo único del matrimonio que ellos pueden formar”, aseguró.
Mons. Kurtz exhortó a los estadounidenses a no verse unos a otros “bajo la divisiva luz de Demócrata o Republicano o cualquier otro partido”. Por el contrario, alentó, “veamos el rostro de Cristo en nuestros vecinos, especialmente en quienes sufren o con quienes podríamos tener discrepancias”.
“Recemos por los líderes en la vida pública, para que puedan estar a la altura de las responsabilidades confiadas a ellos, con gracia y valentía. Y que podamos todos nosotros, católicos, ayudarnos unos a otros a ser testigos fieles y jubilosos del amor sanador de Jesús”, pidió.
También te puede interesar:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario