.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

domingo, 6 de noviembre de 2016

Cómo se gana la indulgencia del año de la misericordia?




                            “La comunión de los Santos es un don enorme para mi Santa Iglesia. Yo Jesús que de la trinidad les hablo quiero decir a todos mis sacerdotes…a  tomar más de las riquezas que he donado a la iglesia entera. En Mi infinita Misericordia…les indico otro camino que ustedes conocen pero que no ponen en práctica…y es por esto que repito. Ustedes sacerdotes todos…deben retomar todas las reglas en vuestro conocimiento a fin de que las Indulgencias Plenarias vengan al descubierto por la multitud de mi pueblo.Muchos hijos míos piensan y creen que después del Gran Jubileo…don maravilloso dado al mundo…todo se ha terminado. Y no es así!                             

                           Hijos predilectos…ayúdenme a salvar almas.Informen a mis hijos sobre tantos otros modos de ganar Indulgencia Plenaria Ya que desdichadamente son pocos…¡demasiado pocos los que se salvarán! Muchos hijos míos se han puesto en fila atravesando la Puerta Santa… como si fuera un acto mágico o casi. No hijos… no es válido el perdón de los pecados si en el corazón no hay sincero arrepentimiento.

                           Muchos de ustedes han entrado en la iglesias con ademanes discutibles aún a los ojos de los paganos.  ¿Cómo pretenden dar ejemplo…si propiamente ustedes están lejos del Amor verdadero que Dios les ofrece?                                      

                           ¡Sean humildes y vayan delante de un confesionario y hablen de corazón abierto…delante de Mi que soy Dios!    Sí…porque el sacerdote que les estará delante, Me tendrá a Mí el él…en ese instante.

                           NO DUDEN MÁS… PORQUE EL GRAN AVISO ESTÁ APUNTO DE VENIR y los santos desde el Cielo miran el estrago del mundo, rezan e interceden por ustedes.

                           También ellos sufren en ver que muchos sufrimientos que han sido por ellos padecidos…no son comprendidos ni valorados, porque con su martirio del cuerpo y del espíritu han preparado a ustedes la vía de recorrer…propiamente para vuestros tiempos.

Maria Cristina Trujillo de Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada