.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

viernes, 11 de noviembre de 2016

MENSAJES LA VERDADERA DEVOCION AL CORAZON DE JESUS TOMO 1.




26-01-2001 

Jesús: Señor, no envíes tu Ira sobre nosotros, ten compasión de tu pueblo Yo voy a enviarla y tú has de avisar ¿Qué he de decir? El que se convierta no perecerá y llevará a los suyos consigo. Aquel que se convierta no perecerá. Gloria a Dios Padre Hijo y Espíritu. Privilegiados míos: se os exigirá mucho, porque se os dio mucho.254 Llegaré y os pediré cuentas de los talentos entregados. 255Sobre todo de éste del privilegio de conocer y estar en intimidad con vuestro Dios. ¿Qué hicisteis de él?, ¿a cuántos me trajisteis para que los pudiera estrechar con los mismos lazos de Amor-Unión que a vosotros?, ¿a cuántos me disteis a conocer?, ¿dónde está el número de los que salvasteis con vuestras oraciones, ayunos y sacrificios?, ¿a cuántos arrancasteis de las garras de Satanás?, ¿cuántas almas hermanas vuestras salieron de los infiernos256 por vuestras plegarias y por vuestro ardiente amor? ¿Recompusisteis mi Corazón Llagado y Lacerado por tanto odio, tanto rencor a mi Persona y a los míos en ella?

He ahí todo de lo que os pediré cuentas. Recapacita sobre tu vida y dime si cuando llegue el Esposo, estarás preparado. Yo te lo advierto porque te amo Locamente ¿Avisa el ladrón al dueño de la casa de que va a entrar en la casa?257 Bien, pues Yo soy ese Ladrón de Amor que aviso al dueño de mi Venida para encontrarle dentro y que esté prevenido. Locura, locura de Amor por vosotros. Fuera de lógica, fuera de lógica humana, no lo podéis entender según vuestra carne. Entended según el Espíritu.

254 Cfr. Lc 12,48.
255 Cfr. Mt 25,14ss.
256 Se refiere al Purgatorio
257 Cfr. Mt 24,43; Lc 12,39.

 29-01-2001

 Virgen: Sí, hija, cuando te sientas desorientada, cansada o fatigada, ven a Mí así, con confianza, Yo te daré, como tu Maestra que soy, la clave adecuada para cada uno de tus momentos. Yo intercedo para que el Espíritu Santo obre en ti maravillas. Es el Espíritu Santo quien lo obra, pero primero ven a Mí, venid a Mí. Es así como lo ha querido Dios,

Yo Soy Medianera de todas las Gracias, Mediadora, Intercesora. He ahí el plan de Dios sobre Mí y sobre mi actuación en los hombres. Vosotros que lo sabéis, seguidlo, si queréis alcanzar “todas las Gracias” de Dios. ¡¿No es Hermoso?! ¡¿No es Bonito?! El Señor Dios Todopoderoso ha querido servirse de una “servil”258 criatura, de una Mujer pobre, sencilla para dároslo todo. Era una mujer como tú. Yo era una mujer en mi esencia y, sin embargo, sin el pecado original mi alma brillaba ante Dios más que ninguna otra de la tierra y reclamaba así para la humanidad el regalo y los dones de su Magnificencia. Los reclamaba y los obtuve todos en el Nacimiento de su propio Hijo al mundo para los hombres todos. Jesús vino para los hombres todos. ¡Hijos míos!, ¡volved a Jesús! Hija mía, mira cómo me encuentro ya afónica de tanto gritar y gritar por todas partes cual loca de Amor, gritar la conversión de los hombres todos a Dios.

Yo Soy la Madre de la Humanidad, y no deseo que ninguno de los hijos míos se pierda. Yo te doy el sentimiento de que nada es importante, sólo es importante la Gloria de Dios259. Madre, qué paz emana de los encuentros Contigo. Claro, hija, ¿no lo sabías? Yo Soy la Reina de la Paz. Acudid a Mí cuando queráis encontrar Paz, no como la da el mundo: la Paz de Cristo. Venid y encontraréis, recibiréis esa Paz, gustaréis de esa Paz. Amén. Ve ya.  Déjanos a Nosotros que decidamos sobre el discurrir de los acontecimientos y que repartamos, a nuestro gusto, las Gracias sobre la humanidad. Se cumpla su Voluntad en ti y en todas sus criaturas. Amén. ¡Adiós!

 08-02-2001

 Virgen:260 Mira siempre estos Ojos y sumérgete en el abismo de su Amor. Dios dijo: “una sola carne”,261 nunca dijo: y una sola alma. Pueden ser un solo corazón al tener los mismos afectos, pero nunca una sola alma. Cada alma, hija, es individual, y aunque se una en matrimonio a otra homónima, nunca será ella misma. Cada uno responde en solitario ante Dios. Nada de un juicio comunitario. Cada alma responderá sola ante Dios. “Pero mi marido me dijo, mi mujer me impulsó a ...”. No, sola, individual ante la Justicia y ante el Amor de Dios. Cada alma, desposada con Cristo. ¿Cómo puede el Señor desposarse con dos, varón y mujer?

El Señor es el Dueño y el Esposo de cada uno de ellos, y así se hace presente en su matrimonio. No es el Esposo del matrimonio: es el Esposo del alma. Y como tal debe ella buscarle. Es tontería pretender unidad entre los esposos como la unidad que sólo, solamente puede lograrse con Dios. Uno sólo es el Señor Nuestro Dios, sólo a El daremos culto. El culto a las criaturas, eso es en lo que termina esa pretendida unidad de los esposos en las almas, ese pretendido ir hacia Dios a la par. Nunca el Señor dará caminos contrapuestos, pero hasta incluso eso podría darse, y casos los ha habido en la historia de los santos. Aunque esto sea posible –y que cada uno escudriñe en su alma qué es lo que es capaz de dar por Dios–, aunque esto sea posible -y Dios se encargará de comunicárselo claro a cada alma-, lo lógico y normal es unidad de dirección, aunque de manera distinta y ya digo que hasta a veces opuesta, y que esto escandalice a los que se creen sabios.

Pretendida unión que ha hecho tan infelices a tantos. No caigáis en ese error. Emplead la lógica, aunque sea sólo humana. El espíritu habita en el hombre y es ser del hombre. La carne configura su forma y, corrompida, tiende hacia abajo, aunque elevados por la Gracia. Si Dios da a cada hombre lo que le corresponde, éste debe responder en individual a su trato y a lo que le da a Dios, ¿entiendes? Sí, queda muy vacío el hombre cuando pone su fundamento en el hombre. A veces, al darse el “batacazo” reaccionan, otras veces es tanta la ofuscación que Dios no les puede sacar de ahí y se desesperan.

258 Sierva, ínfima, poca cosa según Ella, pequeña. Es alucinante lo poco que se considera a Sí misma María.
259 Yo estaba sintiendo eso en ese momento
260 Ella me miraba de manera especial
261 Había estado meditando las lecturas de hoy: Gn. 2, 18-25. “Dios presentó a la mujer al hombre. Y serán los dos una sola carne”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada