.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

lunes, 14 de noviembre de 2016

MENSAJES LA VERDADERA DEVOCION AL CORAZON DE JESUS TOMO 1.


DESCARGATE EL LIBRO EN ESTE ENLACE:


26-02-2001 

Jesús: ¡Hijos!,267 ¡mis hijos!, oídme en éste mi Llamamiento para vencer al Enemigo, Llamamiento de Amor, Llamamiento de unión al Padre, Hijo y Espíritu Santo. Vendrán tiempos horribles, y ya estamos en ellos, en que se atacará frontalmente de tal manera a la familia que parecerá que por fin triunfaron los malignos, venció el horror, y sólo quedarán de ella escombros. Pero de estos escombros, Yo la haré revivir para ser el pilar fuerte que sustente mi Sociedad, la Sociedad del Amor a Dios, del Amor y la Unión al Padre, Hijo y Espíritu Santo, la Sociedad de mi Amor. Pero antes, hijos, asistid a la muerte de la familia como institución, sin que vosotros podáis hacer nada a pesar de vuestros esfuerzos. Yo la dejo morir para posteriormente resucitarla. Te envío a ti, te envío frente a ellos a ti para que sacudas esos cimientos de muerte en donde quieren basarla y sacudas con ellos la muerte y el dolor, el hedor, el pavor, todas las obras de muerte que producen repugnancia a vuestro Dios. Ve y preséntate ante ellos con este mi mensaje: La familia está muriendo, está muriendo porque vosotros mismos, con vuestras propias manos la estáis matando.

Que luego no haya intentos de revivirla cuando, por vuestros intereses, os convenga reanimarla. Morirá, y con ella el amor en vuestra sociedad. Han sido siglos para destruirla y al final ha caído. Rezad, pedidme a Mí por medio de María su recuperación, su vuelta a la Vida. Pero antes vedla, veos a vosotros mismos insertos en una cultura de muerte y muriendo a su vez con ella. Resistid a ese horror. ¡Infames!, que habéis arrojado a vosotros y a vuestros propios hijos a la gehena, pereced con ellos, pereced con vuestro propio horror.268 ¿Qué habéis hecho de los pequeñuelos por Mí encomendados a vosotros?, ¿qué habéis hecho del amor entre las criaturas?, ¿qué de la defensa de la vida en su primera dignidad?269, ¿qué de la fraternidad, la esponsalidad, la hermandad, la paternidad? ¿Dónde está la educación en Cristo que debieran tener vuestros hijos? ¿Queda todavía conciencia en vuestras almas? ¿De quién os habéis hecho servidores? ¿A quién estáis adorando encima de un pedestal en vuestras casas, dentro de vuestros hogares, en vuestra intimidad?270 Pecados blasfemos, horribles, que hacen esconder la Cara a Dios y a vuestros Ángeles taparse el rostro.

Por eso, hijos, he aquí que Yo la dejo morir, y a vosotros con ella, porque no quisisteis escuchar la Voz de vuestro Dios. A esto no hay remedio: asistid a la muerte de la familia. Y para los que quieran, Yo vendré a resucitarlos, a resucitarla y a vosotros con ella. Sí, los que sepáis perseverar, los que sepáis enmendar vuestras sendas, los no ingratos, los de Adonai, los marcados con mi signo en su frente, los vencedores, los luchadores. Yo os resucitaré cuando lo haga con ella. Los que habéis contribuido a su muerte fomentando su ruina, pereced entre terribles dolores de espanto. Yo lo he dicho y es Palabra de Dios. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

267 Veo como un horror a la Nación española. Sobre todo el daño que se está haciendo a la familia. Tanto crimen que va a caer sobre nosotros
268 La muerte de la familia, matada por los mismos padres o miembros, acarreará la muerte de la sociedad.
269 Aborto
270 Adoración a Satanás, personalizado en la TV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario