.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Papa Francisco: Firmes en la esperanza, estemos seguros de que Dios lleva nuestras vidas

El Papa en el Ángelus. Foto: L'Osservatore Romano
El Papa en el Ángelus. Foto: L'Osservatore Romano
146
146
VATICANO, 13 Nov. 16 / 06:19 am (ACI).- Después de la Misa por el Jubileo de los Excluidos, el Papa Francisco presidió el Ángelus desde la ventana del estudio del Palacio Apostólico e invitó a estar firme en la voluntad de Dios y tener seguridad en que Él lleva la vida de cada uno
“Contienen la primera parte del discurso de Jesús sobre los últimos tiempos, en la redacción de San Lucas”. “Jesús –continuó– lo pronuncia mientras se encuentra de frente al templo de Jerusalén, y se inspira en las expresiones de admiración de la gente por la belleza del santuario y de su decoración”.
Jesús advierte que “no quedará piedra sobre piedra” y Francisco afirmó que “no quiere ofender al templo, sino hacer entender, a ellos y también a nosotros, que las construcciones humanas, también las más sagradas, son pasajeras y no hay que poner en ellas nuestras seguridades”.
“¡Cuántas presuntas certezas en nuestra vida pensábamos que serían definitivas y después se han revelado como efímeras! Por otro lado, ¡cuántos problemas que parecían no tenían salida después han sido superados!”.
Francisco recordó que Jesús pide no aterrorizarse y dejarse desorientar por las “guerras, revoluciones y calamidades” porque “también ellas forman parte de la realidad de este mundo”.
“La historia de la Iglesia es rica en ejemplos de personas que han sostenido tribulaciones y sufrimientos terribles con serenidad porque tenían conciencia de estar en las manos de Dios”.
Dios “es un Padre fiel y premuroso, que no abandona nunca a sus hijos”, subrayó entonces el Papa. “Permanecer firmes en el Señor, caminar en la esperanza, trabajar para construir un mundo mejor a pesar de las dificultades y los acontecimientos tristes que marcan la existencia personal y colectiva es lo que realmente cuenta”.
Además, recordó que final  del Jubileo y el cierra de las Puertas Santas este domingo. El Año Santo “nos ha llevado, por un lado, a tener fija la mirada hacia el cumplimiento del Reino de Dios, y por otro, a construir el futuro sobre esta tierra, trabajando para evangelizar el presente”.
El Pontífice finalizó destacando que en el Evangelio Jesús invita a tener “en la mente y en el corazón la certeza de que Dios conduce nuestra historia y conoce el fin último de las cosas y de los acontecimientos”.
También te puede interesar: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario