.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 9 de febrero de 2017

CONDENADA EN DIEZ OCASIONES Mary Wagner, la mujer encarcelada por evitar abortos y defender la vida

La Gaceta
A. M-B
Lunes, 6. Febrero 2017 - 14:31


Wagner se ha convertido en la voz de aquellos que no la tienen y en la defensora de aquellos que no pueden defenderse, porque, como explicó en una ocasión, “los niños que ese día van a ser asesinados no tienen a nadie que vaya a luchar por ellos”.
Mary Wagner es una mujer canadiense que ha sido encarcelada en varias ocasiones por defender la vida de los bebés a los que sus madres iban a abortar. Se trata de la heroína que lucha a favor de la vida y los derechos de estos niños sin importarle las consecuencias.
Wagner se ha convertido en la voz de aquellos que no la tienen y en la defensora de aquellos que no pueden defenderse, porque, como explicó en una ocasión, “los niños que ese día van a ser asesinados no tienen a nadie que vaya a luchar por ellos”.
“La gente a menudo me pregunta si no podía simplemente quedarme fuera de la zona en la se me ha prohibido entrar, y de esa manera, evitar el arresto. Pero cuando me plantea esta cuestión se olvidan algo: los niños que ese día van a ser asesinados no tienen a nadie que vaya a luchar por ellos. ¿Vamos a dejar de acudir a la clínicas y abandonarlos a ellos y a sus madres por obedecer una restricción inmoral impuesta por las autoridades?”, explicó Wagner en una carta.
La valentía de Mary no conoce límites. Ha sido condenada un total de diez veces y desde el año 2000, cuando decidió dedicarse a tiempo completo a luchar por los bebés, ha pasado cuatro años en prisión sumando diferentes condenas por intentar salvar vidas. Pisó la cárcel por primera vez con tan sólo 23 años y ella misma asegura que ya ha perdido la cuenta de las veces que ha sido arrestada.

 La Virgen de Guadalupe, patrona de los no nacidos

El pasado 12 de diciembre de 2015, el día de la Virgen de Guadalupe, Mary acudió al centro abortista situado en el complejo comercial Boor West Village (Toronto) para repartir rosas a las madres y convencerlas para que no acabasen con la vida de sus hijos.
“Fuiste hecha para amar y ser amada. Tu bondad es más grande que las dificultades. Las circunstancias en la vida cambian. Una nueva vida, aunque sea diminuta, promete un gozo irrepetible. ¡Hay esperanza!”, suele decir a las madres de los centros. Wagner acabó en prisión y tuvo que pagar una multa de 5.000 dólares.
El 25 de abril de 2016 fue puesta en libertad y recibida con aplausos por los medios y grupos provida canadienses.

Sin embargo, Wagner volvió al centro el 12 de diciembre de 2016, dispuesta de nuevo a salvar la vida de estos bebés. Esta vez ha sido condenada a un año y medio de cárcel y todo apunta a que cuando salga de prisión, continuará con su lucha a favor de la vida.
“Si pensamos simplemente en que podemos ser arrestados o no, perdemos de vista a Cristo, escondido en ‘el angustiante disfraz de los pobres’. Unos niños tan pobres que no podemos ni verles ni escucharles”.

(Información proporcionada por InfoVaticana)Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario