.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

martes, 21 de febrero de 2017

La dura historia de un mártir cristiano que murió en un estanque congelado: “No renegaré de Cristo”

Su hijo, testigo de la tortura, relata como hicieron renegar a sus padres del cristianismo y cómo un grupo de personas del pueblo los ató y arrojó al agua congelada. A pesar de eso, el padre de familia no apostató.
Miriam Calderón -
20/02/2017

 Actuall 
Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

En el año 2016 al menos 10 cristianos fueron asesinados a causa de su fe y otros 500 fueron colocados en la mira, acusándolos de conversiones forzadas.

Bartu Urawn, de 50 años, vivía en el pueblo indio de Kubuua donde residía con su esposa y su hijo Beneswar. Se habían convertido al cristianismo hace unos diez años. Junto a ellos, otras 9 familias de la misma localidad, de las cuales 7 fueron obligadas a volver a su religión originaria.

La elección de la familia Urawn nunca fue aceptada por los otros habitantes del pueblo, pertenecientes a grupos tribales que profesan el culto a ‘Sarna’, es decir la ‘religión de los árboles sagrados’.

Se trata de un ritual de antiguos orígenes, comunes a la mitología hindú, budista y jainismo, que también prevé el sacrificio de animales.

Un grupo de 15 vecinos que profesan este culto, atacaron a Bartu y le arrojaron a un estanque congelado. Para que le dejaran salir, le exigieron que apostatara su fe, a lo que este cristiano respondió: “No renegaré de Cristo. Continuaré creyendo en Él hasta mi último suspiro”.

El hombre murió, como mártir, a causa de los repetidos paros cardíacos tras haber pasado 17 horas sumergido en el agua.

Obligaron al hijo del matrimonio a presenciar la tortura

Beneswar, hijo del matrimonio, relató como hicieron renegar a sus padres del cristianismo y cómo un grupo de personas del pueblo los ató y arrojó al agua congelada. Allí permanecieron durante toda la noche, mientras obligaban al joven a presenciar la tortura de sus padres. La madre logró sobrevivir, Bartu murió pero se mantuvo fiel a Jesucristo.

Como parte de la tortura, obligaron al cristiano a comer carne ofrecida en sacrificio y a consumir alcohol, y a su hijo a beber agua contaminada.

Fue este quién denunció el último caso de violencia de los radicales hindúes contra un miembro de la minoría cristiana en la India, donde la Constitución, que es violada cada vez más a menudo, garantiza la libertad de culto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario