.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

domingo, 5 de febrero de 2017

MENSAJES A LA PROFETA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS. LEÁNLO Y NO PASEN DE LARGO, EN ELLO PUEDE ESTAR NUESTRA SALVACIÓN.

El Enemigo está siempre muy pendiente de vosotros porque, consiguiendo tumbaros, consigue hacer mucho daño. Por eso: velad y orad. Orad y sacrificaos. Ayunad y haced penitencia.



12-03-2015 
 
Jesús: Ten por seguro, hija mía, que estás haciendo lo mejor que puedes hacer en el mundo, al prestarte a esta Voluntad mía que es que apuntes para Mí. ¡Jesús te ha contratado como su secretaria!  (Sonríe) ¿Dirás no? ¿Puede alguien remunerar mejor que te remunerará Dios? Dios te ha prometido que nunca jamás te va a faltar nada, si sigues mi Voluntad.403  Tu vida, hija, la esperan millones de almas. ¿Debe una mujer, por estar casada, caminar con un hombre por el camino del pecado y de espaldas a Dios, que él recorre? No. Esto mismo se les planteó a muchas mujeres romanas en los primeros tiempos de mi cristianismo. Debieron dejar de caminar junto al marido por sus orgías de placer y sus adoraciones y tributos a los ídolos, y por eso se vieron repudiadas. Con niños muy pequeños, algunas. Otras, mandadas a las fieras por sus mismos maridos o familiares, si les resultaban muy molestas, o que Roma tomaría represalias contra ellos404. Ellas no renegaron de la fe a pesar de estar unidas de por vida a un compañero que les causaba rechazo. En los tiempos actuales, muchas mujeres son obligadas en condiciones de esclavitud -son las nuevas esclavas- a trabajar para el marido y a abstenerse de los hijos. Se les obliga a que, si los tienen, los dejen en manos del Estado y renuncien a su educación maternal y a sus necesarios cuidados. Muchas se ven obligadas a renunciar a sus principios. Y lo que es un desgarro en un principio, contra natura, se convierte luego en un anestesiamiento general, y su persona camina ya toda su vida como desmayada o anulada, viviendo en el aire, como en una burbuja, al servicio del dios dinero405, al servicio del dios “placer-para-otros”, al servicio de Satanás, al fin y al cabo, personalizado en su marido, otras mujeres que la pueden obligar, o en las normas sin alma de la sociedad. ¿Y sus vidas merecieron la pena? ¿Mereció la pena, hija mía, renunciar a tu condición de mujer-hija-de-Dios por esto que te puede hacer perder la vida eterna?406 Por contentar a los hombres, renuncias a Dios, a la felicidad que te puede dar Dios.  A toda mujer que sigue su vocación Dios no la abandona. Yo me manifestaría y estaría siempre contigo, desde tu cotidianidad hasta lo más extraordinario, haciendo milagros. Esto para toda mujer. ¡Y máxime tú, hija mía! Con esta vocación tan excelsa de llevar mi Voz a todas las personas.

Cuando oigas voces que te acusan de no hacer nada y de no contribuir a la sociedad, ¡tú!, piensa en tus jornadas interminables de trabajo que se te multiplica, en lugar de acabarse, y en tu exigencia personal para la santidad que tienes por mi parte, y sobre todo por la de mi Madre, que es fiel Maestra Mía, a mis órdenes. Ella no te deja relajarte. Queremos una Marga excelsa, con heroicidad de las virtudes, y tu camino, por ser tú, no te lo allanamos, más bien te lo llenamos de piedras y obstáculos, sí, para que confíes, para que avances y te esfuerces, y para poderte dar premios. Los obstáculos están muchas veces -la mayoría de las veces- en tu interior. Queremos una Marga con una confianza infantil en mi Amor. Y por eso pulimos tu alma, tan tendente a analizar todo. Queremos una Marga que, aun con esta intuición tan fuerte que te ha dado Dios, sepa ceder su criterio y sepa amar aun a sus enemigos, esos que la envidian. Con un sentimiento tan a flor de piel, que sepa perdonar de corazón todas las ofensas y mal-detalles recibidos. Una Marga tan familiar que la hacemos desprenderse de su propia familia. Una Marga tan necesitada de afecto y ayuda íntima por parte de otros, que la abandonen o piensen que se autodefiende sola por los Dones otorgados.  Vale. Me has convencido. ¡Siempre te convenzo! No tienes más que venir a Mí. Sabes que Yo me hallo siempre, siempre a tu disposición.  Te amo, Jesús. ¡A ver quién es la guapa que sale ahora a hacer la casa! Y eso te pedimos también: vuelas en la mística del trato íntimo Conmigo, y al rato te quiero ocupada en los quehaceres del mundo, al segundo. No te quiero retirada Conmigo. Si no, te hubiera hecho Carmelita. Y te he hecho madre de familia. ¿Me ibas a decir que Concepción Cabrera de Armida tenía ayudantes?  Sí. Bien, tú no eres Concepción Cabrera de Armida… Matricúlate en el arte del Amor. La Profesora Titular es mi Madre. Enseña a otros por el camino del Amor. Y Yo te bendigo: en el Nombre del Padre, etc… 
 
403 Cfr. Mt 6,33.  
404 Por estar con cristianas. 
405 Cfr. Mt 6,24.  
406 Cfr. Mt 16,26.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario