.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Oremos hoy: LA LLAGA DEL HOMBRO DE JESÚS


LA LLAGA DEL HOMBRO DE JESÚS

San Bernardo de Claraval, 
Francia (1090-1153)

Historia 
En los anales del Monasterio de Claraval, se ha narrado que en cierta ocasión, San Bernardo le preguntó al Divino Salvador, cuál fue Su Dolor en la Pasión más desconocido por los hombres. Jesús le respondió: “Tenía una Llaga profundísima en el Hombro, sobre el cual cargué Mi pesada Cruz; esa Llaga era la más dolorosa de todas. Los hombres no la conocen. Honra, pues, esta Llaga y haré todo lo que por ella pidas…”
Promesas 
“Yo he de conceder todo cuanto se Me pida por Su Virtud y Mérito. 
Y en cuanto a todos aquellos que veneraren esta Herida de Mi Hombro, Yo les perdonaré todos los pecados veniales y jamás Me acordaré de sus pecados mortales.”
Oración de la Llaga del Hombro de Jesús
 San Bernardo de Claraval, Francia (1090-1153)
¡Oh, Amado Jesús, Manso Cordero de Dios! A pesar de ser yo una criatura miserable y pecadora, saludo y adoro la Sagrada Llaga de Tu Hombro, causada por el peso de Tu Cruz que, abriendo Tus Carnes, desnudó los Huesos de Tu Hombro Sagrado, y de la cual Tu Madre Dolorosa tanto se compadeció. También yo, ¡oh Amadísimo Jesús!, me compadezco de Ti, y desde el fondo de mi corazón Te glorifico y Te agradezco por esta Llaga Dolorosa de Tu Hombro, en la que quisiste cargar Tu Cruz por mi salvación. ¡Ah! Y por los Sufrimientos que padeciste y que aumentaron el enorme peso de Tu Cruz, Te ruego con mucha humildad, ten piedad de mí, pobre criatura pecadora, perdona mis pecados, y condúceme al Cielo por el Camino de la Cruz. Amén.
¡Madre llena de Aflicción! Las Llagas de Jesucristo, graba en mi corazón.
Siete Ave Marías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario