.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Aparecen carteles en el barrio del Raval (Barcelona) instando a las mujeres españolas a casarse con musulmanes

Alerta Digital | Tu periódico en internet, sin matices ni medias tintas

07/03/2017
REDACCION | 4204 lecturas


Que muchas mujeres han sido abducidas por el marxismo social parece fuera de cualquier género de dudas. Que la feminización de la sociedad occidental acaso constituya una de las razones fundamentales de su degradación y decadencia, también. Afirmar que el sector femenino de la población europea está siendo la parte emocionalmente más vulnerable de una civilización que se enfrenta a su ser o no ser, no parece tampoco descabellado. Ese fenómeno, la feminización de Europa, consecuencia obligada de la pérdida de virilidad, se está universalizando en esta fase de decadencia que prefigura el fin de una civilización que parece tener los días contados. Parece por tanto del todo normal que los más interesados en nuestro decaimiento civilizacional hayan puesto a la mujer en el epicentro de su estrategia expansiva.
En el barrio del Raval de Barcelona han aparecido unos anuncios sin duda increíbles. Se trata de carteles que llevan la firma de un centro cultural musulmán y en que se informa a las mujeres españoles acerca de los parabienes y ventajas que para ellas tendrían casarse con un hombre musulmán. Evidentemente, se promete la felicidad parea este tipo de matrimonios. El título del cartel es más que significativo: “Alianza entre musulmán y españolas”. En el texto se señala que “es permitido que el hombre musulmán se case con mujeres castas y honestas” (…) “Hermano, únete en alianza con una española y enséñale que el islam es la religión verdadera” (…) “La ley islámica dicta que los frutos de esta alianza seguirán el Islam, lo que fortalecerá más nuestra comunidad”. En la parte inferior del cartel aparece el nombre de un café-restaurante y lo que parece la fecha de una convocatoria: 14 de marzo de 2017, a las 16 horas.
Aunque desconocemos el resultado, parece seguro que sus promotores han seguido el camino trazado por las feministas radicales, quienes a base de insistir sobre la prescindibilidad del varón europeo y de criminalizarlo en cualquier instancia de la sociedad, están llevando a muchas mujeres a buscar otra clase de experiencias junto a hombres de culturas y costumbres antagónicas a las nuestras. Sólo desde el desorden y la profunda confusión moral podrían suceder este tipo de cosas.
Dudamos que las feministas radicales (y sus aliados naturales, los homosexuales y la beatería bienpensante, más todos los enfaldonados de logia y sinagoga; estos últimos, más que aliados, amos en toda circunstancia) reparen en el daño que están causando. Si el mejor futuro para ellas es el descrito por el cartel del Raval, entonces hay que advertirlas que no reinarán nunca más que sobre un mundo desecho abocado al derrumbe próximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario