.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

viernes, 5 de mayo de 2017

LÉELO. MENSAJES A LA PROFETA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS. LEÁNLO Y NO PASEN DE LARGO, EN ELLO PUEDE ESTAR NUESTRA SALVACIÓN.

El Enemigo está siempre muy pendiente de vosotros porque, consiguiendo tumbaros, consigue hacer mucho daño. Por eso: velad y orad. Orad y sacrificaos. Ayunad y haced penitencia.



Si deseas ver la presentación de la profeta de los últimos tiempos así como los libros que recogen los mensajes del cielo, CLICKEA:



31-10-2015  
 
Jesús: Ven, que estoy deseando tenerte.  Hola, Jesús. Hola, pollito.  Cómo me gustaría que pudieras decir: estoy orgulloso de ti. Estoy orgulloso de ti. Yo reúno a mis hijitos, como la gallina reúne a sus polluelos.737 Tú eres uno de mis pollitos preferidos. Tengo otros pollitos, y algunos que no son de este redil.738 Me gustaría tenerte cabe Mí. Me gusta descansar mi Corazón en el tuyo. Me gusta tomarte, que tú te entregues y que seas mía. No tienes nada que temer. A menudo te encuentro temerosa. No temas, no temas de Mí, ni de la labor que realizarás, que has de realizar. No temas. Todo saldrá solo, notarás que sale todo. Tú tan sólo haz el esfuerzo de dejarte hacer, dejarte en Mí.  Quiero dejarme en ti, Jesús. Si no me sale mejor, es por mi torpeza. ¿Y quién te ha dicho que no te sale mejor? Mi anhelo son mis hijos, las ovejas que están fuera del redil, que no las alcanzo. ¿Querréis ir vosotros a alcanzarlas? Para eso vivo, para eso muero.  ¿Quién hace proezas con Su Brazo,739 sino Dios? Y Yo Soy Dios. ¿Quién superior a Dios?

Los hombres caminan creyéndose superiores a Dios. Los hombres buscan sus propios caminos sin contar con Él. Los hombres se sienten llamados por Dios, y no responden. Les envío toda clase de llamamientos, y no responden. Este es mi mayor anhelo: que todos los hombres vengan a Mí. Para ello suscito ovejitas que conducen el rebaño de otras ovejitas. Ovejitas líderes, “voz cantante”. Ovejitas que serán seguidas por otras, al ver el ejemplo. Tú eres una de ellas. La ovejita líder no se tiene por qué sentir la oveja negra… Jesús, es que no sé si todo este lío que me has contado del Papa y el desarrollo de la Falsa Iglesia con el Anticristo, es verdad. Que no te vea a ti como veo a los míos, preocupados de las Profecías. Tú tan sólo te tienes que aplicar en apuntarlas. Ten seguridad en esto que estás viviendo. 
 
Esta misión requiere muchas más virtudes que las de una Aparición. Porque aquí la persona toma mucha más parte. Y los frutos dependen mucho más de la persona. En una Aparición, la persona es tomada por Dios. Aquí no, no siempre. Aunque Yo vengo a ti por pura iniciativa Mía, te puedo encontrar no-dispuesta. Mi entrada depende de tu aceptación, de tu apertura. No así en las Apariciones. En las Apariciones el alma se siente arrebatada, quiéralo o no. Hay Apariciones que el instrumento se ha negado. Entonces no han tenido lugar, no han continuado. Si el instrumento se opone, cesan. Si es peor para el alma y las de los que le circundan, cesan. Yo las freno. Pero el alma puesta en una determinada circunstancia es arrebatada por Mí.  Si esto tuyo sucediera en esos raptos no te costaría esfuerzo. Tú, para cada frase Mía, has de hacer un estudio de discernimiento. Entra mucho en juego tu voluntad. Si un día que habría de haber Mensaje vengo, y no te encuentro dispuesta, no lo doy.  ¿Eso ha pasado a veces? Sí, muchas. Yo podría hacértelo más fácil y tomarte de repente, pero no es esa mi Voluntad contigo. Contigo Yo quiero hacer que tengas siempre la espera activa y el papel activo de la esposa que se entrega al marido. No de la espera pasiva, de alguien que se dejará tomar, simplemente, sin poner nada de su parte. La espera anhelante. Quiero que me llames y me desees como Yo te llamo y te deseo a ti. Quiero que todo el día estés en preparación de estos encuentros Conmigo, desde que dejas el último hasta que lo retomas otra vez, como la esposa que se prepara para unirse al esposo, y que pueda luego perpetuarse en su éxtasis, y que el éxtasis sea mayor.  Si tomas un papel activo en esto, serás más feliz. No estés esperando siempre recibir de Mí. Lánzate tú.

Cuadro de Jesús:  (Me mira con unos ojos especiales) A ti te encargo solemne misión. No me tomes en broma. No hablo en broma, hablo en serio. Es misión seria e importante. Tienes un encargo de mi parte, no lo desdeñes. No creas que encargo sin ton ni son. La misión de cada cual es elegida por Mí desde la eternidad.  Mírate en mis ojos, y dime si no eres capaz de hacerla. Mírate en estos ojos y verás cómo Yo, Dios, te infundo la fuerza para llevarla a cabo. ¿Crees que hablo en broma?  No. ¿Crees que hablo en balde?  No. ¿Crees que todos esos dos Libros y este Tercero son dichos por Mí porque no encuentro en qué entretenerme y en qué tener enredados a mis criaturas?  No. No es eso. ¿Tú crees que Yo te tendría retirada, contándote todas esas historias para que al final no fuera verdad?  Jesús, si es que el problema es que pienso que no eres Tú, sino yo. ¿Te crees a ti capaz de inventar eso?  Bueno, no todo. No, nada. Y ahora apunta, que ya te tengo medio convencida, y sigamos con la Revelación imponente.  Como verás, cada coma y punto de lo a ti dictado, comenzará a cumplirse. Cuando tú lo veas, ¡quiero que vengas corriendo a mis pies a darme gracias, para resarcirme de todas tus dudas! Entonces te buscarán más mayormente. Las gentes ahora son cada vez más conscientes que se avecina un temporal, …  (Aquí estaba jarreando) … y que os va a caer el chaparrón a todos encima. Por eso se encuentran dispuestas a convertirse. Cada vez más se encuentran más personas dispuestas a convertirse. Que miran los signos de los tiempos, y saben interpretar.  Mi Madre las está preparando. Caminan bien. Van bien. Es un grueso de la Tropa cada vez más numeroso. ¡Oh! ¡Preparan el Reino Nuevo! En espera de ese final, tenéis que luchar, confiando siempre sin desfallecer en las Promesas.

737 Cfr. Mt 23,37.  
738 Cfr. Jn 10,16.  
739 Cfr. Lc 1,51 

No hay comentarios:

Publicar un comentario