.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

martes, 6 de junio de 2017

Pakistán: un obrero cristiano muere porque el médico musulmán se negó a saltarse el Ramadán

Diario digital Hispanidad

Pakistán: un obrero cristiano muere porque el médico musulmán se negó a saltarse el Ramadán
  • El médico se negó a tocar su cuerpo, cubierto de barro, porque estaba ayunando y siguiendo las prácticas del Ramadán.
  • Su familia considera que podría haber sobrevivido si se le hubiera proporcionado el tratamiento médico oportuno.
  • El padre de la víctima, Nazeer Masih, ha presentado una denuncia a la policía contra seis empleados del hospital, tres de ellos médicos.
  • El hecho saca a la luz la discriminación existente contra las minorías religiosas en Pakistán.
Se trata de un episodio que ha despertado gran indignación, y que saca a la luz la discriminación existente contra las minorías religiosas en PakistánIrfan Masih, un obrero cristiano que trabajaba en las obras de canalización de las aguas residuales, ha fallecido el 2 de junio porque un médico musulmán del hospital de Umerkot, en Lahore, se ha negado a tocar su cuerpo, cubierto de barro, porque estaba ayunando y siguiendo las prácticas del Ramadán, informa Fides.
Masih, de 30 años de edad, se desmayó mientras limpiaba un canal de drenaje, debido a los humos tóxicos. Sus colegas lo llevaron al Hospital Civil más cercano, en estado crítico, pero los médicos en la sala de emergencias declararon inmediatamente que comenzarían a examinarlo y curarlo sólo tras lavarlo completamente. Irfan estaba en estado grave y necesitaba de una intervención urgente. Su familia y sus colegas rogaron al personal del hospital, pero el Dr. Yusuf se mostró inflexible: dijo que no iba a intervenir hasta que el cuerpo del hombre no fuese lavado.
La familia de Irfanc considera que podría haber sobrevivido si se le hubiera proporcionado el tratamiento médico oportuno afirmando que Irfan murió a causa de una negligencia médica.
Los compañeros de Irfan y numerosos miembros de la comunidad cristiana de Umerkot tomaron el cuerpo y organizaron una protesta contra el gobierno local y contra el hospital.
El padre de la víctima, Nazeer Masih, ha presentado una denuncia a la policía contra seis empleados del hospital, tres de ellos médicos. La policía ha dispuesto la detención del doctor Jaam Kunbhar. El director general del Departamento para la salud Akhlaq Khan ha visitado el hospital diciendo que, según los registros y las declaraciones, la muerte de Irfan no se debe a una negligencia del médico.
Nasir Saeed director de la Ong CLAAS (Centre for Legal Aid, Assistance and Settlement), que proporciona asistencia legal a los cristianos paquistaníes, comenta a la Agencia Fides: “Es un episodio triste y significativo: una vida podría haberse salvado si se hubiese proporcionado ayuda médica con prontitud.
No es la primera vez que un trabajador del servicio de red de alcantarillado muere haciendo su deber. El gobierno debería proporcionar equipo de seguridad adecuado a sus trabajadores, pero dado que estos puestos de trabajo están ocupados solamente por cristianos nadie se preocupa por ellos”.
Incluso la Fundación ‘Cecil e Iris Chaudhry’ (CICF) ha expresado su consternación por el trágico episodio. Michelle Chaudhry, presidente de la Fundación, dice a la Agencia Fides: “Una sociedad se vuelve extremadamente peligrosa cuando se convierte en inhumana. Una vida inocente se ha perdido porque alguien se ha negado a cumplir con su deber, a nivel deontológico y de servicio público. El médico ha violado el juramento hipocrático que le obliga a tratar a un paciente en toda circunstancia, más allá de la religión y clase social”.
La Fundación pide justicia, y ha escrito al primer ministro de la provincia, al Ministerio de Salud provincial y a todas las autoridades competentes para garantizar la puesta en marcha de una investigación imparcial.
José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario