.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 7 de junio de 2017

Sus padres la abandonaron

Hola,
Jocelyn no estuvo siempre en una silla de ruedas. A los 4 años contrajo la enfermedad de polio y al no existir ningún tipo de tratamiento, perdió la movilidad en ambas piernas.
Hoy la polio está prácticamente erradicada y es totalmente prevenible a través de una vacuna, pero existen lugares y situaciones, en los que las soluciones no son igual de accesibles para todos.
Existe, también, demasiada incomprensión. Cuando Jocelyn perdió la capacidad de caminar sus padres la abandonaron y entonces, la que era su hermana mayor, acabó convirtiéndose en su madre. Sin apenas medios y sin nada para ayudarla a moverse, Jocelyn no podía ir a la escuela, a pesar de su profundo deseo de aprender.
Una vecina quiso ayudar a la pequeña y encontró uno de los centros que apoyamos en Burundi, donde ofrecemos sillas de ruedas para niños con diversidad funcional.
El presente no es fácil para niñas como Jocelyn en un país como Burundi. En la escuela todavía le está resultando difícil hacer amigos y a su hermana conseguir el dinero para pagar las tasas, que muchas veces reúnen vecinos o incluso el propio director de la escuela. Pero a pesar de todo, a Jocelyn no se le frena el ritmo de sus ganas de seguir avanzando: “Si tengo oportunidad de terminar mis estudios, quiero ser directora de escuela. Necesito un trabajo donde pueda estar sentada en mi silla de ruedas”, explica.
En World Vision llevamos más de cinco décadas trabajando en Burundi, atendiendo a la población más desatendida y trabajando con las comunidades para ayudarles a resolver problemas fundamentales. Y lo hacemos gracias a la solidaridad de nuestros socios que apoyan nuestro trabajo.
Por ejemplo, con solo 40€ podemos dar escolarización durante un año a un niño en África.hazte socio y ayúdanos a que niñas como Jocelyn tengan asegurado su presente y su futuro gracias a la educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario