.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 10 de agosto de 2017

Cómo adoptar espiritualmente a un bebé en riesgo de ser abortado




Catholic.net | Abr 25, 2017


© dip / Shutterstock

¡Sí, tú puedes! Descubre lo que es la "adopción espiritual"

La adopción espiritual es una oración en intención de la vida de un niño que esté en peligro de ser abortado en el vientre de su madre. Dura nueve meses y consiste en el rezo diario de un misterio del Rosario y una oración especial en intención del niño y sus padres. A la oración se pueden añadir otros propósitos libremente elegidos.

Por ejemplo: frecuentar los sacramentos de la Reconciliación y la Comunión, participar en la adoración del Santísimo Sacramento, lectura de la Sagrada Escritura, ayuno, luchar contra los vicios, ayudar a los necesitados, otras oraciones (letanías, novenas, etc). Deben ser propósitos realistas, teniendo en cuenta las posibilidades personales de llevarlos a cabo. Estos propósitos no son obligatorios, aunque los adoptantes los suelen aceptar de buen grado.

Aquí algunas respuestas a consultas frecuentes:

¿Cómo surgió la Adopción Espiritual?

Tras las apariciones de Fátima, como respuesta a las llamadas de la Madre de Dios al rezo del Rosario, la penitencia y la expiación de los pecados que más hieren su Inmaculado Corazón. En 1987 fue introducida en Polonia. El primer centro de Adopción Espiritual se estableció en la parroquia de los PP. Paulinos en Varsovia. Desde allí se extendió por todo el país y fuera de sus fronteras.

¿Cuáles son los frutos de la Adopción Espiritual?

La Adopción Espiritual cura las profundas heridas interiores causadas por el pecado del aborto. Permite a las madres recuperar la fe en la Misericordia Divina, trayendo paz a sus corazones.

Como don concreto, personal y desinteresado (oración, penitencia y ayuno), ayuda en especial a las personas jóvenes a formar su carácter, luchar contra el egoísmo y descubrir la alegría de la paternidad responsable, permitiendo la visión del amor y el sexo con los ojos de Dios.

Enseñando la oración sistemática y la acción positiva profundiza el contacto con Dios. Permite descubrir el sentido profundo de las descuidadas prácticas ascéticas. Puede ser una causa del renacimiento de la oración común y el amor en familia.

¿Quién puede realizar la Adopción Espiritual?

Todos: seglares, consagrados, hombres, mujeres, gente de cualquier edad. Solamente los niños han de hacerlo bajo el cuidado de un adulto.

¿Cuántas veces puede hacerse la Adopción Espiritual?

Puede emprenderse varias veces, con la condición de haber cumplido los anteriores compromisos.

¿Es necesario formular el compromiso cada vez?

Sí.

¿Puede adoptarse más de un niño?

No, la Adopción Espiritual se refiere únicamente a un niño.

¿Sabemos de qué nacionalidad es el niño adoptado?

No lo sabemos. El nombre del niño lo sabe únicamente Dios.

¿Cómo sé que Dios escucha mi oración?

Apoyamos nuestra seguridad en la Fe en Dios Todopoderoso y Su ilimitada Misericordia. Dios es el Dador de la Vida y Su voluntad es que todos los niños concebidos vivan y sean acogidos por el amor de sus padres.

¿Es un pecado si un día se olvida rezar la oración?

El olvidarse no es pecado. Sí lo es el libre y consciente menosprecio de los compromisos adquiridos solemnemente ante Dios.

¿Se interrumpe la Adopción Espiritual si se ha descuidado la oración por un tiempo largo?

Una pausa larga (un mes o dos) interrumpe la Adopción Espiritual. Se debe entonces renovar el compromiso e intentar mantenerlo. En caso de una pausa corta debe continuarse la Adopción Espiritual, alargando el período en los días que correspondan.

¿Pueden realizar la Adopción Espiritual las personas que viven en unión no sacramental?

Sí, al igual que los divorciados.

¿Es válida la Adopción Espiritual asumida por medio de la radio?

Sí.

¿Debe el compromiso de Adopción Espiritual ser formulado de forma solemne, exclusivamente en la iglesia en presencia de un sacerdote?

Es aconsejable que el compromiso sea celebrado solemnemente, aunque también puede hacerse en privado.

¿Pueden realizar la Adopción Espiritual las personas que no han participado en su preparación (enfermos, minusválidos, de edad avanzada)?

Sí, pueden formular el compromiso en privado.

¿De qué forma pueden realizar el compromiso en privado?

Leyendo la fórmula del compromiso (preferiblemente ante la Cruz o una imagen) y desde ese momento, durante nueve meses rezar un misterio del Rosario y la oración en intención del niño y sus padres. Es recomendable anotar la fecha de comienzo y fin de la oración.

¿Cómo difundir la oración de Adopción Espiritual?

Contactar con varias personas interesadas.

Obtener el acuerdo del párroco para celebrar el compromiso en la iglesia.

Contactar con los centros de Adopción Espiritual, en los que se pueden obtener materiales, información completa y ayuda para la realización de los compromisos.


Para más información: www.adopcionespiritual.org.
Artículo publicado por Catholic.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario