.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

sábado, 5 de agosto de 2017

Padres buscan tratamiento para su hijo con la misma condición que Charlie Gard

Padres buscan tratamiento para su hijo con la misma condición que Charlie Gard
EN MICHIGAN, ESTADOS UNIDOS


Ella y su esposo esperan que Russell sea tratado por un médico del Hospital de Niños de Boston que es uno de los mejores especialistas en la enfermedad del niño.
(LifeSiteNews/InfoCatólica) Los padres de un niño de Michigan de cuatro meses de edad con la misma enfermedad que Charlie Gard dicen que quieren luchar por la vida de su hijo.
Los padres de Russell Cruzan III están luchando para que su hijo reciba tratamiento que podría salvarle la vida, informó WoodTV-8, a pesar del sombrío pronóstico de los médicos.
«Estamos conscientes la gravedad de este diagnóstico. Sabemos cuál es el pronóstico», le dijo su madre, Michelle Budnick-Nap, a los médicos. «¿Quieres seguir luchando o quieres dejar que la naturaleza siga su curso?»
«Lo cual es realmente muy difícil de escuchar», dijo Budnick-Nap. «Pero siempre les digo ... queremos hacer todo lo que podamos. Queremos luchar».
Ella y su esposo esperan que Russell sea tratado por un médico del Hospital de Niños de Boston que es uno de los mejores especialistas en la enfermedad del niño. El médico ha aceptado tratar a su hijo, pero la familia enfrenta desafíos con al cobertura del seguro médico.
«Si no pueden salvarlo, tal vez lo que se aprenda en el tratamiento pueda ser usado para salvar a los niños en el futuro», dijo Russell Cruzan II.
Baby Russell tiene síndrome agotamiento del ADN mitocondrial 13, una forma del mismo síndrome que afligió a Charlie Gard.

El caso de Charlie Gard

El niño británico murió la semana pasada apenas antes de cumplir su primer año después de que el hospital británico en que estaba hospitalizado se había negado a tratar o permitir que fuera trasladado a otro centro médico para su tratamiento.
Una importante batalla legal entre el Hospital de la Gran Ormond Street y los padres de Charlie causó que se desperdiciara un tiempo precioso para tratar a Charlie. A pesar de que había un médico dispuesto a tratarlo a él y sus padres recaudaron suficiente dinero para transportarlo a los Estados Unidos para obtener ayuda, el hospital se negó a liberar al niño. El hospital británico rechazó una petición, las protestas de los miembros del Parlamento Europeo, y la intervención verbal del Papa Francisco y del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.
Los padres de Charlie finalmente renunciaron después de que se determinara que Charlie ya no se beneficiaría del tratamiento. Su ventilador fue tirado y él murió. El caso encendió la controversia internacional en torno al derecho a la vida y a los derechos de los padres.

El caso de Russell

Budnik-Nap y Cruzan se dieron cuenta por primera vez que algo andaba mal con su hijo en junio, cuando no mejoraba.
«(Nosotros) seguíamos preguntando a las enfermeras por qué. ¿Por qué no está comiendo? ¿Por qué no está mejorando?», Dijo Budnik-Nap.
La condición de Russell empeoró. Estaba deshidratado, letárgico y tenía una temperatura corporal baja, lo que lo mantuvo una semana hospitalizado.
Los médicos trataron sus síntomas, pero Russell fue dado de alta dos días después con graves problemas respiratorios. Esto condujo a una neumonía y una nueva hospitalización durante un mes.
En todo este tiempo sus padres no obtenían un diagnóstico acertado. Entonces un resultado de una prueba en el riñón encendió las alarmas.
«Cuando recibimos el resultado de los exámenes de laboratorio el doctor llamó y dijo: “Necesitas traerlo al hospital”, dijo Budnik-Nap. “Esos resultados son bien extraños. Tenemos que averiguar qué está pasando”».

Problemas con al cobertura del seguro médico

Hasta ahora, la familia dice que su seguro principal tal vez cubra parte del tratamiento. Sin embargo, su seguro secundario no cubrirá el resto, y eso sin contar con los costos de traslado.
El tipo de síndrome de agotamiento mitocondrial de Russell puede causar pérdida de movilidad y fuerza muscular, disminución de la función renal e incapacidad para alimentarse.
El tratamiento que sus padres esperan conseguirle en Boston ayudaría a replicar las mitocondrias saludables de Russell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario