.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".
"Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio."
Padre Eterno, te ofrezco las llagas de Nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas.

El Padre nos dice como amar de verdad:

Ama quien todo lo entrega

Ama quien todo lo da

Ama quien nada espera

Ama quien no desespera y confía

Ama quien deposita en mis benditas manos su vida y no exige más

Ama hijos míos quien entrega su propia vida en beneficio de los demás

Ama quien respetuosamente dice te amo señor, pero tus gobiernas mi vida y no yo

Ama sobre todo quien enseña, quien transmite mi palabra, aún a costa de su propio dolor.


Hija: Quiero que tus hermanos se abandonen en el Señor.
Aquellos que no logran despegarse del materialismo, los que caen en las debilidades humanas, los que son tentados por satanás deben orar diciendo:

Señor, llévame de Tu Mano
no quiero perder Tu Senda.
Quita el enemigo de mi lado
sólo Tú puedes hacerlo.
Sana mi corazón herido,
para llenarlo con Tu Nombre.
Amén.
Esta oración los hará conmover.
Gloria a Dios.



martes, 30 de agosto de 2016

Lecturas del Miercoles de la 22ª Semana del TO


Primera lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (3,1-9):

Hermanos, no pude hablaros como a hombres de espíritu, sino como a gente carnal, como a niños en Cristo. Por eso os alimenté con leche, no con comida, porque no estabais para más. Por supuesto, tampoco ahora, que seguís los instintos carnales. Mientras haya entre vosotros envidias y contiendas, es que os guían los instintos carnales y que procedéis según lo humano. Cuando uno dice «yo soy de Pablo» y otro, «yo de Apolo», ¿no estáis procediendo según lo humano? En fin de cuentas, ¿qué es Apolo y qué es Pablo? Ministros que os llevaron a la fe, cada uno como le encargó el Señor. Yo planté, Apolo regó, pero fue Dios quien hizo crecer; por tanto, el que planta no significa nada ni el que riega tampoco; cuenta el que hace crecer, o sea, Dios. El que planta y el que riega son una misma cosa; si bien cada uno recibirá el salario según lo que haya trabajado. Nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros campo de Dios, edificio de Dios.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 32,12-13.14-15.20-21

R/.
 Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad

Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad.
El Señor mira desde el cielo,
se fija en todos los hombres. R/.

Desde su morada observa
a todos los habitantes de la tierra:
él modeló cada corazón,
y comprende todas sus acciones. R/.

Nosotros aguardamos al Señor:
él es nuestro auxilio y escudo;
con él se alegra nuestro corazón,
en su santo nombre confiamos. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (4,38-44):

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, entró en casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta y le pidieron que hiciera algo por ella. Él, de pie a su lado, increpó a la fiebre, y se le pasó; ella, levantándose en seguida, se puso a servirles. Al ponerse el sol, los que tenían enfermos con el mal que fuera se los llevaban; y él, poniendo las manos sobre cada uno, los iba curando. 
De muchos de ellos salían también demonios, que gritaban: «Tú eres el Hijo de Dios.» Los increpaba y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías.
Al hacerse de día, salió a un lugar solitario. La gente lo andaba buscando; dieron con él e intentaban retenerlo para que no se les fuese.
Pero él les dijo: «También a los otros pueblos tengo que anunciarles el reino de Dios, para eso me han enviado.»
Y predicaba en las sinagogas de Judea.

Palabra del Señor

Comentario al Evangelio del 

Óscar Romano, cmf
A la paz de Dios:
EN LA SINAGOGA Y EN LA CASA.
Jesús no tiene muy claro, a lo mejor sí y quienes fallamos somos nosotros, la diferencia entre la sinagoga y la casa. Ambos lugares están llenos de la presencia de Dios. Con nuestro lenguaje, hoy diríamos: el templo es tu casa, la casa es tu templo. Cuando uno tiene claro que lo que desea es encontrarse con Dios y transmitirle, los lugares pasan a ocupar en segundo plano. En la iglesia-templo-sinagoga Jesús se encuentra con Dios; en las casas, entre los pucheros, también lo hace. Pienso que muchas veces buscamos a Dios de manera distinta en la capilla que en la sala de estar de nuestra casa. Perdemos en nuestras conversaciones cotidianas el fervor que tenemos en los rezos.
LO GRANDE Y LO PEQUEÑO.
Cura a las multitudes, dice el texto, exagerando un poco. Pero se acerca también a la suegra de Pedro. Lo grande y lo pequeño. Lo global y lo local. Me gusta ese eslogan: piensa globalmente y actúa localmente. Me parece que es lo que hacía Jesús: curaba a las multitudes y se fijaba también en los detalles.
Vale para la reflexión este cuento de P. Coelho en El Alquimista .
VÁMONOS DE AQUÍ.
Jesús se desmarca de quienes quieren reternerle. Su misión es mucho más amplia. Dios es para todos. La tentación que querer acaparar a Dios siempre estará presente. Por eso Jesús se escapa a otras aldeas (no a las grandes urbes, que irá después).
TEXTO DE APOYO
Cierto mercader envió a su hijo con el más sabio de todos los hombres para que aprendiera el Secreto de la Felicidad. El joven anduvo durante cuarenta días por el desierto, hasta que llegó a un hermoso castillo, en lo alto de una montaña. Allí vivía el sabio que buscaba.
Sin embargo, en vez de encontrar a un hombre santo, nuestro héroe entró en una sala y vio una actividad inmensa; mercaderes que entraban y salían, personas conversando en los rincones, una pequeña orquesta que tocaba melodías suaves y una mesa repleta de los más deliciosos manjares de aquella región del mundo. El sabio conversaba con todos, y el joven tuvo que esperar dos horas para que le atendiera.
El sabio escuchó atentamente el motivo de su visita, pero le dijo que en aquel momento no tenía tiempo de explicarle el Secreto de la Felicidad. Le sugirió que diese un paseo por su palacio y volviese dos horas más tarde.
Pero quiero pedirte un favor -añadió el sabio entregándole una cucharilla de té en la que dejó caer dos gotas de aceite-. Mientras camines lleva esta cucharilla y cuida de que el aceite no se derrame.
El joven comenzó a subir y bajar las escalinatas del palacio manteniendo siempre los ojos fijos en la cuchara. Pasadas las dos horas, retornó a la presencia del sabio.
¿Qué tal? -preguntó el sabio-. ¿Viste los tapices de Persia que hay en mi comedor? ¿Viste el jardín que el Maestro de los Jardineros tardó diez años en crear? ¿Reparaste en los bellos pergaminos de mi biblioteca?
El joven, avergonzado, confesó que no había visto nada. Su única preocupación había sido no derramar las gotas de aceite que el Sabio le había confiado.
Pues entonces vuelve y conoce las maravillas de mi mundo -dijo el Sabio-. No puedes confiar en un hombre si no conoces su casa.
Ya más tranquilo, el joven cogió nuevamente la cuchara y volvió a pasear por el palacio, esta vez mirando con atención todas las obras de arte que adornaban el techo y las paredes. Vio los jardines, las montañas a su alrededor, la delicadeza de las flores, el esmero con que cada obra de arte estaba colocada en su lugar. De regreso a la presencia del sabio, le relató detalladamente todo lo que había visto.
¿Pero dónde están las dos gotas de aceite que te confié? -preguntó el Sabio.
El joven miró la cuchara y se dio cuenta de que las había derramado.
Pues éste es el único consejo que puedo darte -le dijo el más Sabio de los Sabios-. El secreto de la felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo, pero sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite en la cuchara.
Vuestro hermano y amigo
Óscar Romano
@scarRomano

MENSAJES DE MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS


25-04-88 ##                                                                                                      1403

Gladys, este Año Mariano Universal, pedido por mi amadísimo hijo el Papa, puede ser bienhechor para muchas almas.
¡Oh hija mía, si los corazones que están cerrados al Señor, se abrieran; si desearan su Luz! El Señor, penetraría en ellos y entonces sí, tendría el Señor, Misericordia del mundo y el mundo sería salvado.
Oren mis hijos, por las almas que no oran; oren mis hijos, que la oración es también, Luz para el mundo.
Gloria a Dios.
Predica, predica a todos tus hermanos.

13-05-88 ##                                                                                                     1418

Hoy recordáis la primera vez que la Madre del Cielo, habló a los pastorcitos en Fátima.
Hoy hago aquí mis visitas, para pedir a los hombres, el acercamiento a Dios.
Yo les digo a mis hijos: No corráis tan de prisa, deteneos; la meta que el Señor ha preparado para sus hijos, es completamente opuesta a la prevista por el hombre.
Os quiero llevar al Corazón de Jesús, porque solamente en El, está la Eternidad.
Gloria por siempre a Dios.
Predica a todos tus hermanos.

25-06-88 ##                                                                                                     1448

Gladys: Son mis hijos, mi preocupación; quiero ser para ellos, Su orientación.
Los quiero dóciles, interiormente dóciles y atentos a la voz de la Madre.
Los quiero hijos del Padre y abiertos al Amor del Hijo.
Los quiero en Mi Corazón.
Toda confianza puesta en Dios, es una perfecta entrega a Dios.
Bendito sea Su Nombre.
Hazlo conocer.

DEBEMOS REZAR TODOS LOS DIAS LAS SIGUIENTES ORACIONES Y AYUNAR MIÉRCOLES Y VIERNES (LOS QUE NO ESTÉN ENFERMOS). HAGAMOSLO HERMANOS EN CRISTO, ESTAMOS EN LOS TIEMPOS FINALES. TOMEMOSLO EN SERIO.

ORACIONES QUE SALVAN MUCHAS ALMAS DE ESTE MUNDO Y SACAN DEL PURGATORIO. 


 


1.-PRIMERA ORACIÓN

Oración que salva miles de almas
En el nombre del Padre...,Señor mío Jesucristo...

¡Oh Jesús! yo os pido humildemente me concedáis
la gracia de salvar un alma por cada latido
de mi corazón, unido a los latidos del vuestro
y a los del Corazón Inmaculado de vuestra
Santísima Madre. Os lo suplico por vuestra
Preciosa Sangre y vuestra Divina Misericordia,
salva las almas, sálvalas Señor.

Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Extraordinaria promesa de Cristo

“Si me piden salvar un alma por cada latido de su corazón, se lo concederé a quien
me lo pida” (Mensaje del Señor a los Siervos del Divino Amor, año 1976).

Nota explicativa: Esta Oración es válida sólo durante 24 horas ( por esto hay que rezarla todos los días), y se refiere a la salvación de almas que aún viven. No es aplicable, por tanto a las almas del Purgatorio. (Con licencia eclesiástica) 

2.-SEGUNDA ORACION 

MENSAJE DE AMOR QUE LE COMUNICO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS


La fórmula de este Acto es: "Jesús, María, Os Amo, Salvad las Almas" 

Esta oración comprende todo:

Las almas del Purgatorio, las de la Iglesia militante, las almas inocentes, los pecadores, los moribundos, lospaganos, todas las almas. Con ella podemos pedir la conversión de los pecadores, la unión de las Iglesias, por la santificación de los sacerdotes, por las vocaciones del estado sacerdotal y religioso. En un acto subido de amor a Dios y a la Santísima Virgen María y puede decidir la salvación de un moribundo, reparar por mil blasfemias, como ha dicho Jesús a Sor Consolata, etc., etc.

"¿Quieres hacer penitencia? ¡Ámame!", dijo Nuestro Señor a Sor Consolata. A propósito, recordemos las palabras de Jesucristo al Fariseo Simón sobre Magdalena penitente: "Le son perdonados muchos pecados, porque ha amado mucho". 


3.- TERCERA ORACIÓN

Oremos por las Almas del purgatorio. Es una obra de Caridad y Misericordia.


"Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio.

4. CUARTA ORACIÓN





EVANGELIO SEGUN SAN LUCAS


Capítulo 6
1 Un sábado, en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas entre las manos, las comían.
2 Algunos fariseos les dijeron: «¿Por qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?».
3 Jesús les respondió: «¿Ni siquiera han leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
4 cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?».
5 Después les dijo: «El hijo del hombre es dueño del sábado».
6 Otro sábado, entró en la sinagoga y comenzó a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada.
7 Los escribas y los fariseos observaban atentamente a Jesús para ver si curaba en sábado, porque querían encontrar algo de qué acusarlo.
8 Pero Jesús, conociendo sus intenciones, dijo al hombre que tenía la mano paralizada: «Levántate y quédate de pie delante de todos». el se levantó y permaneció de pie.
9 Luego les dijo: «Yo les pregunto: ¿Está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar una vida o perderla?».
10 Y dirigiendo una mirada a todos, dijo al hombre: «Extiende tu mano». El la extendió y su mano quedó curada.
11 Pero ellos se enfurecieron, y deliberaban entre sí para ver qué podían hacer contra Jesús.
12 En esos días, Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios.
13 Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles:
14 Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé,
15 Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote,
16 Judas, hijo de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor.
17 Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,
18 para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados;
19 y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.
20 Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: «¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!
21 ¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!
22 ¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y los proscriban, considerándolos infames y los proscriban, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre!
23 ¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo. De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!
24 Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!
25 ¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre! ¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas!
26 ¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos traban a los falsos profetas!
27 Pero yo les digo a ustedes que me escuchan: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian.
28 Bendigan a los que los maldicen, rueguen por lo que los difaman.
29 Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra; al que te quite el manto, no le niegues la túnica.
30 Dale a todo el que te pida, y al que tome lo tuyo no se lo reclames.
31 Hagan por lo demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes.
32 Si aman a aquellos que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque hasta los pecadores aman a aquellos que los aman.
33 Si hacen el bien a aquellos que se lo hacen a ustedes, ¿qué mérito tienen? Eso lo hacen también los pecadores.
34 Y si prestan a aquellos de quienes esperan recibir, ¿qué mérito tienen? También los pecadores prestan a los pecadores, para recibir de ellos lo mismo.
35 Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bueno con los desagradecidos y los malos.
36 Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.
37 No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados.
38 Den, y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes».
39 Les hizo también esta comparación: «¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo?
40 El discípulo no es superior al maestro; cuando el discípulo llegue a ser perfecto, será como su maestro.
41 ¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?
42 ¿Cómo puedes decir a tu hermano: «Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo», tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.
43 No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni árbol malo que dé frutos buenos:
44 cada árbol se reconoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos ni se cosechan uvas de las zarzas.
45 El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su corazón. El malo saca el mal de maldad, porque de la abundancia del corazón habla la boca.
46 ¿Por qué ustedes me llaman: "Señor, Señor", y no hacen lo que les digo?
47 Yo les diré a quién se parece todo aquel que viene a mí, escucha mis palabras y las practica.
48 Se parece a un hombre que, queriendo construir una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre la roca. Cuando vino la creciente, las aguas se precipitaron con fuerza contra esa casa, pero no pudieron derribarla, porque estaba bien construida.
49 En cambio, el que escucha la Palabra y no la pone en práctica, se parece a un hombre que construyó su casa sobre tierra, sin cimientos. Cuando las aguas se precipitaron contra ella, en seguida se derrumbó, y el desastre que sobrevino a esa casa fue grande».

JUECES


Capítulo 16
Hazaña de Sansón en Gaza
1 Sansón se dirigió a Gaza. Allí vio a una prostituta y entró en su casa.
2 Cuando anunciaron a la gente de Gaza: «¡Ha llegado Sansón!», lo cercaron y se pusieron al acecho junto a la Puerta de la ciudad. Así estuvieron a la expectativa toda la noche, diciendo: «Lo mataremos al despuntar el alba».
3 Pero Sansón estuvo acostado sólo hasta la medianoche. Entonces se levantó, tomó las hojas de la Puerta de la ciudad y el marco que la sostenía, los arrancó con barrotes y todo, los cargó sobre sus espaldas, y los subió hasta la cima del monte que está frente a Hebrón.
Sansón y Dalila
4 Después de esto, Sansón se enamoró en el valle de Sorec de una mujer llamada Dalila.
5 Los príncipes de los filisteos fueron a verla y le dijeron: «Sedúcelo y averigua de dónde le viene esa fuerza tan enorme, y qué podríamos hacer para atarlo y tenerlo sometido. Te daremos cada uno mil cien siclos de plata.
Sansón traicionado por Dalila
6 Dalila dijo a Sansón: «Vamos, dime de dónde sacas tanta fuerza y con qué habría que atarte para tenerte sometido».
7 Sansón le respondió: «Si me atan con siete cuerdas de arco todavía frescas, que no se han dejado secar, yo me debilitaría y sería un hombre como cualquiera».
8 Los príncipes de los filisteos le mandaron siete cuerdas de arco frescas, que no se han dejado secar, y Dalila lo ató con esas cuerdas.
9 Y como ella tenía a unos hombres emboscados en la habitación, le gritó: «¡Sansón, los filisteos se te vienen encima!». Pero él rompió las cuerdas de arco como se rompe un cordón de estopa al primer contacto con el fuego. Y no se descubrió el secreto de su fuerza.
10 Entonces Dalila dijo a Sansón: «Me has engañado y no me has dicho más que mentiras. Ahora dime con qué habría que atarte».
11 El le respondió: «Si me atan fuertemente con cuerdas nuevas sin usar, yo me debilitaría y sería como un hombre cualquiera».
12 Dalila tomó unas cuerdas nuevas y lo ató con ellas. Luego gritó: «¡Sansón, los filisteos se te vienen encima!». En la habitación había gente emboscada, pero el rompió las cuerdas de sus brazos como si fueran un hilo.
13 Dalila dijo a Sansón: «Hasta ahora me has estado engañando; no me has dicho más que mentiras. Vamos, dime con qué habría que atarte». Sansón le respondió: «Si entretejes las siete trenzas de mi cabellera con la urdimbre de un tejido, y las fijas con una clavija de telar, yo me debilitaría y sería como un hombre cualquiera».
14 Entonces ella lo hizo dormir, entretejió las siete trenzas de su cabellera con la urdimbre de un tejido y las fijó con una clavija. Luego le gritó: «¡Sansón, los filisteos se te vienen encima!». El se despertó de su sueño, y arrancó la clavija y el tejido. Y no se descubrió el secreto de su fuerza.
15 Entonces ella le dijo: «¿Cómo puedes decir que me quieres, si tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces y no me has revelado de dónde sacas tanta fuerza».
16 Y como todos los días lo acosaba con sus palabras y no dejaba de importunarlo, fastidiado ya hasta de la vida,
17 él le abrió todo su corazón y le dijo: «La navaja no ha pasado nunca por mi cabeza, porque estoy consagrado a Dios desde el seno de mi madre. Si me cortaran el cabello, mi fuerza se apartaría de mí, me debilitaría y sería como los demás hombres.
Sansón en poder de los filisteos
18 Dalila comprendió que él le había abierto todo su corazón, y mandó llamar a los príncipes de los filisteos, diciendo: «Suban esta vez, porque me ha revelado todo su secreto». Los príncipes de los filisteos fueron a verla, llevando el dinero convenido.
19 Luego ella durmió a Sansón sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, que le cortó las siete trenzas de su cabellera. Así él comenzó a debilitarse y su fuerza se apartó de él.
20 Dalila gritó: «¡Sansón, los filisteos se te vienen encima!». Al despertar de su sueño, Sansón pensó: «Saldré del paso como las otras veces y me libraré». Pero no sabía que el Señor se había apartado de él.
21 Los filisteos lo tomaron prisionero, le vaciaron los ojos y lo hicieron bajar a Gaza. Allí lo ataron con una doble cadena de bronce, y él hacía rodar el molino en la cárcel.
22 Pero su cabello comenzó a crecer apenas cortado.
Los festejos de los filisteos
23 Los príncipes de los filisteos se reunieron para ofrecer un gran sacrificio a Dagón, su dios, y para hacer grandes festejos. Ellos decían: «Nuestro dios nos ha puesto en las manos a Sansón, nuestro enemigo».
24 Y al verlo, la gente alababa a su dios, diciendo: «Nuestro dios nos ha puesto en las manos a Sansón, nuestro enemigo, al que devastaba nuestro país y multiplicaba nuestras víctimas».
25 Cuando todos estuvieron muy alegres, dijeron: «Llamen a Sansón para que nos divierta». Entonces trajeron a Sansón de la cárcel, y él estuvo haciendo piruetas delante de todos. Después lo pusieron de pie entre las columnas.
Venganza y muerte de Sansón
26 Sansón dijo al niño que lo llevaba de la mano: «Déjame palpar las columnas que sostienen la casa, para apoyarme en ellas».
27 El edificio estaba repleto de hombres y mujeres. Allí estaban todos los príncipes de los filisteos, y en la azotea había unos tres mil hombres y mujeres que se divertían mirando a Sansón.
28 Entonces Sansón invocó al Señor, con estas palabras: «Señor, acuérdate de mí y devuélveme la fuerza por esta sola vez, para que pueda vengarme de los filisteos, de un solo golpe, por la pérdida de mis dos ojos».
29 Luego palpó las dos columnas centrales que sostenían el edificio, y se apoyó contra ellas, poniendo sobre una su brazo derecho y sobre la otra su brazo izquierdo.
30 Y exclamó: «¡Muera yo junto con los filisteos!». Después empujó con toda su fuerza, y el edificio se desplomó sobre los príncipes y sobre toda la gente allí reunida. ¡Los que él mató al morir fueron más numerosos que los que había matado en toda su vida!
31 Sus hermanos y toda la familia de su padre bajaron y se llevaron el cadáver. Luego subieron de nuevo y lo sepultaron en la tumba de su padre Manóaj, entre Sorá y Estaol. El había juzgado a Israel durante veinte años.
Apéndices
La migración de la tribu de Dan

Dictados de Jesús a Marga

El Reinado Eucarístico


19-XI-2015
Jesús:
Corregíos y sobrellevaos mutuamente. Las críticas sobre almas consagradas son especialmente graves. Di estrictamente lo necesario para ayudar a otra alma. Muérdete la lengua sobre apreciaciones y juicios.  Y sé igual de benévola con el otro como te gustaría que lo fuesen contigo.
No me gustan nada las críticas, os afean el alma.

Cada vez más líderes musulmanes están condenando el islamismo radical

2016-08-30
Primero fue el Gran Ayatolá Makarem Shirazi, de Qom, en Irán, quien mandó una carta al Papa Francisco agradeciéndole que distinguiera entre musulmanes pacíficos e islamistas radicales.

El Gran Ayatolá dijo que la mayoría de los musulmanes consideran a los grupos islamistas como sectas que no siguen los dictados del Islam.

El rey Mohamed VI de Marruecos también se posicionó firmemente en contra de los violentos. Dijo que "quienes matan a inocentes no son musulmanes”.

Luego fue el Gran Muftí de Croacia, Aziz Hasanovic, que habló en una conferencia en Rímini sobre los retos a los que se enfrenta el Islam, y criticó a quienes usan la religión para fines ilícitos.

AZIZ HASANOVIC
Gran Muftí de Croacia
"Nosotros los musulmanes consideramos que es un abuso aquella explotación de nuestra religión a manos de una minoría de personas, ya que el número total de musulmanes en el mundo es mil  millones y medio”.

El Papa Francisco se ha reunido con algunos líderes musulmanes a lo largo de su pontificado, y ha visitado algunas mezquitas. En la mezquita de Bangui, en la República Centroafricana, hizo un llamamiento a la unidad y la firmeza contra el fundamentalismo:

FRANCISCO
"Juntos, decimos no al odio, no a la venganza, no a la violencia”.

El Papa cree firmemente que el mundo verá que el Islam no es una religión violente si los líderes musulmanes alzan la voz y condenan sin tapujos la violencia.

El obispo de Tenerife pone en su sitio a los masones que querían utilizar la Iglesia para su provecho. Yo le apoyo desde aquí.

Se celebra en Canarias la "Semana másonica" y uno de los actos estrella consistía en oficiar una especie de funeral por los masones muertos en un templo católico. El obispo dijo 'No' aplicando la abundante doctrina católica. Aún así, han arreciado las críticas contra él.


Monseñor Bernardo Álvarez, , obispo de Tenerife, y el masón Jerónimo Saavedra, ex ministro socialista
¿Cree usted que los judíos hubieran permitido celebrar un mitin de Arafat en una sinagoga? O acaso, ¿alguien cree que los musulmanes cederían una de sus mezquitas para que se impartiera una conferencia sobre las ventajas de comer cerdo? Pues aunque estos ejemplos parezcan disparatados es más o menos lo que pretende hacer la masonería con la Iglesia Católica.
Los masones españoles presumen de estar celebrando la “semana masónica” que se está desarrollando en La Palma y que tendrá como culmen una “marcha masónica” que les de visibilidad, la primera que celebrarán en España en muchas décadas.
Hasta ahí todo normal. El problema ha llegado cuando han querido celebrar una especie de funeral por todos los masones fallecidos de La Palma. Y el lugar que habían elegido no era otro que un templo católico. Concretamente la iglesia del Salvador.Sería un evento que además tendría toda la simbología masónica característica.
Y la polémica ha surgido porque el obispo de Tenerife, monseñor Bernardo Álvarez, ha dicho que un templo católico y que pertenece a la Iglesia no es el lugar adecuado para celebrar un acto masónico. Sobre todo por el carácter intrínsecamente anticristiano de la masonería, que durante siglos ha pretendido destruir la Iglesia.
Esto no es un tópico ni una conspiración sino que lo reconocen abiertamente antiguos masones que han llegado a ocupar puestos importantes en las logias. En una entrevista para Actuall, Serge Abad Gallardo, exmasón maestro grado 14º, afirmaba que los fundamentos de la masonería “son totalmente opuestos a la moral católica, que por ejemplo hace de la familia la base de la sociedad. Promoviendo leyes contra la familia intenta destruir la Iglesia Católica”.

Serge Abad Gallardo, exmasón que relata su testimonio / Midi Libre
Serge Abad Gallardo, exmasón que relata su testimonio / Midi Libre

Comoquiera que la Iglesia Católica condena la masonería, no es de extrañar que el obispo de Tenerife se haya opuesto a que la Logia Ábora 87 pueda utilizar el templo católico. No lo han entendido así los masones que se han indignado por ese rechazo.
El exministro socialista y confeso masón, Jerónimo Saavedra, había intentado mediar con el obispo para utilizar el templo
Según informa ABC, el exministro socialista y confeso masón, Jerónimo Saavedra, había intentado mediar con el obispo para utilizar el templo. Este político canario ocupa actualmente el título de “venerable maestro” de esta logia.
Pero el obispo se mantuvo firme. Y por ello, desde la logia le han criticado afirmando que “lo lamentable de todo esto es que el obispo de Tenerife, sin quererlo, nos ha hecho un gran favor que, sin embargo, a nadie beneficia”.
A la “semana masónica” está también invitado el Gran Maestro del Gran Oriente EspañolÓscar de Alfonso Ortega, un abogado valenciano de 47 años que ostenta el cargo desde 2010 cuando se convirtió en el masón más joven del mundo en alcanzar ese grado en su logia. Es la cabeza visible de la mayor logia de España, con 4.000 miembros.

¿Qué dice la Iglesia sobre la masonería?

Numerosos escritos de Papas y también el actual Código de Derecho Canónico siguen condenando abiertamente y sin fisuras la masonería. Y uno de los que más ha tenido que ver con esto ha sido el ahora Papa emérito Benedicto XVI. Siendo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger afrontó el intento de distintos obispos, sobre todo de Francia, del norte de Europa y Estados Unidos, de blanquear la masonería.
El Código de Derecho Canónico promulgado en 1983 por Juan Pablo II alerta de que todo católico que “se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado”
Actualmente, la legislación se basa en el Código de Derecho Canónico que promulgó Juan Pablo II en 1983. En ella alertaba de que todo católico que “se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado”.
El Papa Wojtyla no citaba concretamente a la masonería por lo que Ratzinger, como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, firmó una declaración en la que aclaraba que la Iglesia no había variado en nada su posición frente a la masonería y que ésta seguía siendo incompatible con el catolicismo.

Óscar de Alfonso, gran maestre de la Gran Logia de España, a la izquierda de la imagen / GLE
Óscar de Alfonso, gran maestre de la Gran Logia de España, a la izquierda de la imagen / GLE

El anterior Código de Derecho Canónico de 1917 ya excomulgaba a los católicos que “den su nombre a la secta masónica, o a otras asociaciones del mismo género, que maquinan contra la Iglesia”.
Y diversos papas han condenado a la masonería. Es el caso del Papa Clemente XII ya en la bula papal In eminenti;  o León XIII que la calificaba como un “enemigo astuto y calculador” en su encíclica Humanum genus.
Desde 1738 a 1980 hay al menos 371 documentos de la Iglesia sobre la masonería. A ello habría que añadir todos los documentos de los distintos dicasterios vaticanos y de las conferencias episcopales acerca de la materia.
Observando los precedentes no debería extrañar a nadie que un obispo no quiera entregar su templo a una organización que maquina contra la Iglesia.