,

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".
"Padre Eterno, te ofrezco la preciosísima sangre de vuestro amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, junto con todas las misas que se celebren en el mundo hoy, por las Benditas Almas del Purgatorio".

CONTACTA CON AMARAJESUS E-MAIL:
amarajesuscristo@gmail.com

domingo, 26 de abril de 2015

[VIDEO] La respuesta del Pueblo de la Cruz que no espera el Estado Islámico

Por Eduardo Berdejo



ROMA, 25 Abr. 15 / 04:20 pm (ACI).- El 15 de febrero el mundo quedó horrorizado con el video del Estado Islámico (ISIS), que mostró la decapitación de 21 cristianos coptos en las costas de Libia y cuya sangre fue vertida al mar que lleva a Roma (Italia) como una amenaza a la “nación de la cruz”. Dos meses después, un grupo de misioneros responden a los yihadistas con un mensaje que no se esperarían y que ha empezado a circular en Medio Oriente.
El video es difundido en el sitio mighty.la y se titula “Carta del Pueblo de la Cruz a ISIS” y, según señaló Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), ha sido elaborado por un grupo de misioneros digitales de Estados Unidos.
En el video, los misioneros les recuerdan a los yihadistas que “el mundo está hablando de ustedes”, de “sus sueños apocalípticos y sus pecados espectaculares”, como son las decapitaciones, esclavización, violaciones y fusilamientos de cristianos que están cometiendo en Irak, Siria y Libia. “Están despertando al Medio Oriente hoy en día. En su guerra santa, vengan a latierra santa”.
Terroristas del decapitan 21 cristianos de http://ht.ly/J8JIf 
“Vengan, hijos de Abraham, vengan. El Pueblo de la Cruz se reúne a sus puertas con un Mensaje: El Amor los va a perseguir como una ráfaga de viento (…). Un ejército se acerca. No con tanques ni soldados, sino un ejército de mártires fieles hasta la muerte. Llevando un mensaje de vida, el Pueblo de la Cruz viene a morir a tus puertas”.
Pero “si no escuchan nuestro mensaje con palabras, entonces se lo mostraremos con nuestras vidas como sacrificio”, señala el video, subtitulado en árabe, inglés y español.
“Por cada garganta que ustedes corten y cada mujer que ustedes violen; por cada hombre que ustedes quemen vivo y cada niño que ustedes vuelvan ceniza, hay sangre en sus manos, hermanos”, les recuerdan.
Entre 35 y 140 euros: Precio del Estado Islámico para niñas cristianas http://bit.ly/1v0uTWE 
Sin embargo, el video, que muestra las imágenes de los 21 mártires coptos, asegura a los extremistas del ISIS que a pesar de sus atrocidades, el Pueblo de la Cruz los invita a poner “sus armas y sus cuchillos al pie de la Cruz”. “Aunque sus pecados sean rojos como el carmesí, pueden quedar blancos como la nieve”.
Ustedes se llaman a sí mismos “sirvientes”, pero Cristo “los convertirá en ‘Hijos’. ¿A dónde pueden ustedes huir de Su amor? (…). Ustedes mueren por su dios, pero nuestro Dios murió por nosotros. El Rey de Reyes viene a ser el Cordero Inmolado, sacrificado en el altar donde nosotros debimos haber estado. Jesucristo, Isa Al Masih, camina a través del Medio Oriente”.
Finalmente, el video invita a los yihadistas a la conversión, pues “hay perdón esta noche”. “No somos diferentes. Con excepción de Cristo, nosotros no somos mejores que el peor yihadista. Cristo ha sido crucificado una sola vez, y por Todos, para convertir a pecadores como ustedes y como nosotros en Hermanos. Incluso ustedes. Incluso ahora”.
[VIDEO] La respuesta de esta niña cristiana al odio de ISIS conmueve a reportero árabe http://bit.ly/1DErzok  DEMASIADO BELLO!!!!!
El Estado Islámico
Desde la toma de Mosul –la segunda ciudad en importancia en Irak-, a mediados de 2014, el Estado Islámico capturó rápidamente villas y ciudades en el norte de este país y de Siria, anunciando la creación de un califato donde rige la Sharia (ley islámica), y provocando el éxodo de cientos de miles de cristianos y yasidíez hacia el Kurdistán iraquí donde ahora viven como refugiados, muchos en tiendas de campaña y otros compartiendo vivienda alquiladas entre varias familias.
Muchos relatan que incluso fueron expulsados de sus casas y negocios por sus propios vecinos musulmanes mucho antes de que el ISIS tomara las villas. “Ha resultado muy triste ver cómo algunos pueblos de la provincia del Nínive han recibido con simpatía al ISIS. Ha sido un verdadero shock. Los cristianos han perdido la confianza y solo regresarán a sus casas con protección internacional”, dijo en septiembre de 2014 Mons.  Louis Sako, Arzobispo de Bagdad.
En el caso de Siria, el Estado Islámico secuestro en febrero de este año a más de doscientos cristianos en la región de Hassakeh. De ellos no se ha vuelto a tener noticias. Mientras, en Alepo los barrios cristianos sufrieron hace unos días fuertes bombardeos de otros grupos rebeldes islámicos que disputan la ciudad con las fuerzas gubernamentales.
Además de recibir yihadistas europeos – que usan Turquía como país de paso- el Estado Islámico tiene ahora el apoyo de Boko Haram en Nigeria y de otros grupos fundamentalistas en Libia, desde donde ha lanzado amenazas contra Europa, en especial Roma.

sábado, 25 de abril de 2015

Lecturas del Domingo 4º de Pascua - Ciclo B


Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (4,8-12):

En aquellos días, Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: «Jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a ese hombre; pues, quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel que ha sido en nombre de Jesucristo Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por su nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular; ningún otro puede salvar; bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 117,1.8-9.21-23.26.28-29

R/.
 La piedra que desecharon los arquitectos 
es ahora la piedra angular


Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Mejor es refugiarse en el Señor
que fiarse de los hombres,
mejor es refugiarse en el Señor
que fiarse de los jefes. R/.

Te doy gracias porque me escuchaste
y fuiste mi salvación.
La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente. R/.

Bendito el que viene en nombre del Señor,
os bendecimos desde la casa del Señor.
Tu eres mi Dios, te doy gracias;
Dios mío, yo te ensalzo.
Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (3,1-2):

Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Palabra de Dios

Evangelio

Evangelio según san Juan (10,11-18), del domingo, 26 de abril de 2015
0
Lectura del santo evangelio según san Juan (10,11-18):

En aquel tiempo dijo Jesús: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estragos y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.»


Palabra del Señor

Comentario al Evangelio del 

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:
En la vida vivimos muchos momentos de inseguridad, indefensión, nos sentimos amenazados, tenemos incertidumbres, andamos a tientas, buscamos guías. No es otra cosa la adoración que muchos de nuestros contemporáneos tienen por los líderes políticos, deportivos, musicales… que llenan plazas y estadios. Necesitamos gente que oriente nuestra vida y a la vez nos creemos autosuficientes, vivimos de los grandes avances técnicos, médicos, astronómicos y nos sentimos pequeños.
erseguimos la felicidad y pensamos dominar todo y seguimos inquietos. El evangelio nos dice que tenemos un Pastor y parece responder a una inquietud de los primeros cristianos y también de nosotros: ahora que Jesús no está visiblemente entre nosotros, ¿quién nos reúne, nos guía y nos defiende?
El auténtico Pastor que guía a la comunidad cristiana es uno sólo: Cristo. En la primera lectura Pedro que había “hecho un favor a un enfermo” diciéndole: “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo de lo doy: en nombre de Jesús Nazareno, ponte a andar”. Deja claro quién es “la piedra angular”, su riqueza es Cristo, como dirá Pablo, es importante puntualizar esto, en unos momentos en los que tanto se habla de la riqueza de algunos pastores. Su riqueza nos llegará a través de los testigos que llamamos “pastores”, que son como Él, los servidores de todos. ¿Pero en qué consiste ser Buen Pastor?, en contra de los falsos pastores o dirigentes que no hacían otra cosa que pastorearse a sí mismos. Consiste en “Dar la vida por las ovejas”.
Difícil tarea entonces… Se exige valentía, entrega incondicional, amor entrañable, osadía, ponerse en la puerta del aprisco y defender a todos de los “lobos”. El pastor se juega la vida por los suyos, pone voz a los que no pueden hablar, defiende al injustamente acusado, denuncia al opresor, acompaña los procesos de los pequeños, busca a la oveja perdida. Los pastores deben de visibilizar a Cristo que ama apasionadamente al hombre de hoy, lo entiende, lo acoge y sana sus heridas. En palabras del Papa Francisco: “debe de oler a oveja” y es que los verdaderos pastores no pueden quedarse encerrados en casa o en la oficina, deben de salir de sí mismos, mirar con ojos distintos. Descubrir qué anda mal o qué se puede cambiar, acudir donde alguien los necesita, compartir las situaciones de necesidad, de miseria, de enfermedad, de debilidad de los suyos. Dialogar, escuchar, trabajar, pensar, estar en medio de ellos: “conocer y que le conozcan”.
“Tengo, además otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo pastor”. El pastor no se encierra, vive una Iglesia en salida, sabe que hay un montón de alejados y está en la calle, en la plaza, en las asociaciones, donde se cuece la vida, al lado de aquellos hombres que buscan la verdad. La originalidad de la Iglesia debe ser que toda ella participe de la misión pastoral del único Pastor: Jesús. Todos estamos llamados a ejercer un servicio pastoral con respecto a los hermanos. Todas nuestras vocaciones, todas nuestras profesiones, todas nuestras misiones han de ser pastorales. Todas nuestras tareas han de ser para ayudar a los otros, acompañar, acoger, para construir un mundo de igualdad. Todos debemos de ser pastores y pastoras, responsables unos de los otros, pero no todos de la misma manera. Es verdad que el titulo de pastores se lo hemos apropiado al Papa, Obispos y sacerdotes por su total servicio a la comunidad. Pero dicho servicio nunca puede desplazar la igualdad común, las relaciones mutuas, el ejercicio respetuoso y no autoritario de los cargos y responsabilidades, (aquí habría mucho que discernir y hablar).
Nuestro mundo, nuestra gente y también nosotros, necesitamos guías, pastores, que estén a nuestro lado y acompañen nuestras inseguridades, amenazas, gozos y alegrías, nuestras dudas, que sanen nuestras heridas, sin olvidar que ellos también están heridos. Creer en la resurrección es aceptar este papel arriesgado de cuidar a los demás. Esa cercanía es un símbolo de la Pascua.
PD: Hoy se puede escuchar esta vieja canción de Ricardo Cantalapiedra, no lo dice todo, pero evoca cosas.
No queremos a los grandes palabreros
No queremos a los grandes palabreros 
queremos a un hombre 
que se embarre con nosotros 
que ría con nosotros 
que beba con nosotros 
el vino en la taberna 
que coma en nuestra mesa 
que tenga orgullo y rabia 
que tenga corazón y fortaleza 
los otros no interesan, 
los otros no interesan 
los otros no interesan.
No queremos a engañosos pregoneros 
queremos a un hombre 
que se acerque a nosotros 
que cante con nosotros 
que beba con nosotros 
el vino en la taberna 
que sepa nuestras penas 
que tenga orgullo y rabia 
que tenga corazón y fortaleza 
los otros no interesan, 
los otros no interesan, 
los otros no interesan.

OREMOS


CONSAGRACIÓN A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO


(Rezar diariamente meditando)
Consciente de mi nada y de tu sublimidad, misericordioso Salvador, me postro a tus pies, y te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura. Te agradezco especialmente por liberarme, mediante tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.
De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia tu Preciosa Sangre de Amor y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del precioso precio de su salvación.¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra ti, oh santa y preciosa sangre, pudieran ser borrados!. He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad y que perdones a todos los que te ofenden.¡Oh Divino Salvador! Rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh amor crucificado de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el precio de nuestra salvación!. Amén.

CONFIDENCIAS DE JESUS A UN SACERDOTE

5 de Enero de 1977 

SEGUIR CON PERSEVERANCIA 
Escribe, hijo mío. Soy yo, Don Calabria, un hermano tuyo en el sacerdocio y quiero agradecerte porque te acuerdas de mí cotidianamente, y por ese amor que nos une al Amor, y decirte que yo no he permanecido inerte, sino que he hecho mucho por ti y continuaré intercediendo ante nuestra Madre para que Ella, que todo puede ante Dios, Uno y Trino, te obtenga la ayuda y el consuelo necesario a fin de que tú puedas seguir con perseverancia queriendo y obrando antes que nada y sobre todas las cosas la Divina Voluntad. 
Debes Don O., perseguir el designio que "ab aeterno" Dios ha preparado para ti. Conozco las dificultades que te procuran las potencias del mal, pero ¿qué pueden hacer estos seres inmundos si tú permaneces tenazmente unido a Él? Te quieren asustar, como han hecho conmigo en el curso de mi vida terrena; ¡cuántas noches de insomnio, cuántas molestias, cuántos fastidios me han procurado! 
Pero todos su esfuerzo cayó en el vacío y ellos, los soberbios, los viles presuntuosos han tenido que descontar derrota tras derrota. 
Don O., Pastores de almas y tantísimos sacerdotes que deberían ser otros tantos pioneros y estrategas en esta batalla, han desertado del campo, traicionando su mandato, el más grande y el más noble, no creen y no ven, por consiguiente hace falta rezar y hacer rezar por ellos, porque se necesita continuar en la lucha contra la incredulidad, es necesario perseverar en la lucha contra las potencias del mal con los medios que tenéis a vuestra disposición, validísimos y eficaces. 
El enemigo, que considera soberbia y neciamente que tiene en sus manos la victoria sobre el Divino Salvador y su Iglesia, doblemente engreído por el éxito obtenido sobre los consagrados, azuza a sus inmundos secuaces contra todos vosotros, los que resueltamente lo combatís y lo obstaculizáis. 
Enviad también las bendiciones a los buenos y santos sacerdotes con el Crucifijo, él sabe que esto marca el inicio de una pastoral nueva, toda centrada en la razón misma de la Encarnación, Pasión y Muerte de Jesús, verdadero Dios y verdadero Hombre. No os detengáis por las indefectibles dificultades que encontraréis; estáis en lo verdadero, en lo justo, por tanto proceded con orden y con firmeza. 
Decid a los sacerdotes que bendicen, y también a los santos seglares que desean tomar parte viva en esta santa cruzada, que es necesario procurarse ayuda y apoyo, pidiendo a los mejores, oraciones y sufrimientos para sostén de los que combaten la más santa de todas las guerras. 
Don O., si os faltan adhesiones en la tierra, os sirva consuelo saber que tenéis el Cielo con vosotros. 
Don Calabria

Hechos de los Apóstoles

Pabo y Bernabé, en Chipre
01 En la Iglesia de Antioquía había profetas y doctores, entre los cuales estaban Bernabé y Simeón, llamado el Negro, Lucio de Cirene, Manahén, amigo de infancia del tetrarca Herodes, y Saulo.
02 Un día, mientras celebraban el culto del Señor y ayunaban, el Espíritu Santo les dijo: «Resérvenme a Saulo y a Bernabé para la obra a la cual los he llamado».
03 Ellos, después de haber ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.
05 Al llegar a Salamina anunciaron la Palabra de Dios en las sinagogas de los judíos, y Juan colaboraba con ellos.
04 Saulo y Bernabé, enviados por el Espíritu Santo, fueron a Seleucia y de allí se embarcaron para Chipre.
06 Recorrieron toda la isla y llegaron hasta Pafos, donde encontraron a un mago judío llamado Barjesús, que se hacía pasar por profeta
07 y estaba vinculado al procónsul Sergio Pablo, hombre de gran prudencia. Este hizo llamar a Bernabé y a Saulo, porque deseaba escuchar la Palabra de Dios.
08 Pero los discípulos chocaron con la oposición de Barjesús ?llamado Elimas, que significa mago? el cual quería impedir que el procónsul abrazara la fe.
09 Saulo, llamado también Pablo, lleno del Espíritu Santo, clavó los ojos en él,
10 y le dijo: «Hombre falso y lleno de maldad, hijo del demonio, enemigo de la justicia, ¿cuándo dejarás de torcer los rectos caminos del Señor?
11 Ahora la mano del Señor va a caer sobre ti: quedarás ciego y privado por un tiempo de la luz del sol». En ese mismo momento, se vio envuelto en oscuridad y tinieblas, y andaba a tientas buscando a alguien que le tendiera la mano.
12 Al ver lo que había sucedido, el procónsul, profundamente impresionado por la doctrina del Señor, abrazó la fe.
13 Desde Pafos, donde se embarcaron, Pablo y sus compañeros llegaron a Perge de Panfilia. Juan se separó y volvió a Jerusalén,
14 pero ellos continuaron su viaje, y de Perge fueron a Antioquía de Pisidia. El sábado entraron en la sinagoga y se sentaron.
15 Después de la lectura de la Ley y de los Profetas, los jefes de la sinagoga les mandaron a decir: «Hermanos, si tienen que dirigir al pueblo alguna exhortación, pueden hablar».
16 Entonces Pablo se levantó y, pidiendo silencio con un gesto, dijo: «Escúchenme, israelitas y todos los que temen a Dios.
17 El Dios de Este Pueblo, el Dios de Israel, eligió a nuestros padres y los convirtió en un gran Pueblo, cuando todavía vivían como extranjeros en Egipto. Luego, con el poder de su brazo, los hizo salir de allí
18 y los cuidó durante cuarenta años en el desierto.
19 Después, en el país de Canaán, destruyó a siete naciones y les dio en posesión sus tierras,
20 al cabo de unos cuatrocientos cincuenta años. A continuación, les dio Jueces hasta el profeta Samuel.
21 Pero ellos pidieron un rey y Dios les dio a Saúl, hijo de Quis, de la tribu de Benjamín, por espacio de cuarenta años.
22 Y cuando Dios desechó a Saúl, les suscitó como rey a David, de quien dio este testimonio: He encontrado en David, el hijo de Jesé, a un hombre conforme a mi corazón que cumplirá siempre mi voluntad.
23 De la descendencia de David, como lo había prometido, Dios hizo surgir para Israel un Salvador, que es Jesús.
24 Como preparación a su venida, Juan había predicado un bautismo de penitencia a todo el pueblo de Israel.
25 Y al final de su carrera, Juan decía: «Yo no soy el que ustedes creen, pero sepan que después de mí viene aquel a quien yo no soy digno de desatar las sandalias».
26 Hermanos, este mensaje de salvación está dirigido a ustedes: los descendientes de Abraham y los que temen a Dios.
27 En efecto, la gente de Jerusalén y sus jefes no reconocieron a Jesús, ni entendieron las palabras de los profetas que se leen cada sábado, pero las cumplieron sin saberlo, condenado a Jesús.
28 Aunque no encontraron nada en él que mereciera la muerte, pidieron a Pilato que lo condenara.
29 Después de cumplir todo lo que estaba escrito de él, lo bajaron del patíbulo y lo pusieron en el sepulcro.
30 Pero Dios lo resucitó de entre los muertos
31 y durante un tiempo se apareció a los que habían subido con él de Galilea a Jerusalén, los mismos que ahora son sus testigos delante del pueblo.
32 Y nosotros les anunciamos a ustedes esta Buena Noticia: la promesa que Dios hizo a nuestros padres,
33 fue cumplida por él en favor de sus hijos, que somos nosotros, resucitando a Jesús, como está escrito en el Salmo segundo: Tú eres mi Hijo; yo te he engendrado hoy.
34 Que Dios lo ha resucitado de entre los muertos y que no habrá de someterse a la corrupción, es lo que el mismo Dios ha declarado diciendo: Cumpliré las santas promesas hechas a David, aquellas que no pueden fallar.
35 Por eso también dice en otro pasaje: No permitirás que tu Santo sufra la corrupción.
36 Sin embargo David, después de haber cumplido la voluntad de Dios en su tiempo, murió, fue a reunirse con sus padres y sufrió la corrupción.
37 Pero aquel a quien Dios resucitó no sufrió la corrupción.
38 Ustedes deben saber que la remisión de los pecados les ha sido anunciada por él. Y la justificación que ustedes no podían alcanzar por la Ley de Moisés, gracias a él,
39 la alcanza todo el que cree.
40 Tengan cuidado de que no les suceda lo que dijeron los profetas:
41 "¡Ustedes, los que desprecian, llénense de estupor y ocúltense! Porque en estos días voy a realizar algo, que si alguien lo contara no lo podrían creer"».
42 A la salida, les pidieron que retomaran el mismo tema el sábado siguiente.
43 Cuando se disolvió la asamblea, muchos judíos y prosélitos que adoraban a Dios siguieron a Pablo y a Bernabé. Estos conversaban con ellos, exhortándolos a permanecer fieles a la gracia de Dios.
44 Casi toda la ciudad se reunió el sábado siguiente para escuchar la Palabra de Dios.
45 Al ver esa multitud, los judíos se llenaron de envidia y con injurias contradecían las palabras de Pablo.
46 Entonces Pablo y Bernabé, con gran firmeza, dijeron: «A ustedes debíamos anunciar en primer lugar la Palabra de Dios, pero ya que la rechazan y no se consideran dignos de la Vida eterna, nos dirigimos ahora a los paganos.
47 Así nos ha ordenado el Señor: "Yo te he establecido para ser la luz de las naciones, para llevar la salvación hasta los confines de la tierra"».
48 Al oír esto, los paganos, llenos de alegría, alabaron la Palabra de Dios, y todos los que estaban destinados a la vida eterna abrazaron la fe.
49 Así la Palabra del Señor se iba extendiendo por toda la región.
50 Pero los judíos instigaron a unas mujeres piadosas que pertenecían a la aristocracia y a los principales de la ciudad, provocando una persecución contra Pablo y Bernabé, y los echaron de su territorio.
51 Estos, sacudiendo el polvo de sus pies en señal de protesta contra ellos, se dirigieron a Iconio.
52 Los discípulos, por su parte, quedaron llenos de alegría y del Espíritu Santo.