martes, 22 de julio de 2014

Lecturas del Santa Brígida, religiosa, patrona de Europa, Fiesta



Enviar por email En PDF Imprimir
Miércoles, 23 de julio de 2014

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas (2,19-20):

Para la Ley yo estoy muerto, porque la Ley me ha dado muerte; pero así vivo para Dios. Estoy crucificado con Cristo: vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí. Y, mientras vivo en esta carne, vivo de la fe en el Hijo de Dios, que me amó hasta entregarse por mí.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 33,2-3.4-5.6-7.8-9.10-11

R/.
 Bendigo al Señor en todo momento

Bendigo al Señor en todo momento, 
su alabanza está siempre en mi boca; 
mi alma se gloría en el Señor: 
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/. 

Proclamad conmigo la grandeza del Señor, 
ensalcemos juntos su nombre. 
Yo consulté al Señor, y me respondió, 
me libró de todas mis ansias. R/. 

Contempladlo, y quedaréis radiantes, 
vuestro rostro no se avergonzará. 
Si el afligido invoca al Señor, 
él lo escucha y lo salva de sus angustias. R/. 

El ángel del Señor acampa 
en torno a sus fieles y los protege. 
Gustad y ved qué bueno es el Señor, 
dichoso el que se acoge a él. R/.

Todos sus santos, temed al Señor, 
porque nada les falta a los que le temen; 
los ricos empobrecen y pasan hambre, 
los que buscan al Señor no carecen de nada. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (15,1-8):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mi no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.»

Palabra del Señor

Comentario al Evangelio del miércoles, 23 de julio de 2014

Enviar por email En PDF Imprimir
Fernando González
Queridos amigos:
Santa Brígida, cuya memoria celebramos hoy, viene del Norte. Ella es patrona de Europa porque representa una manera peculiar de iluminar las vicisitudes de este pequeño continente desde su experiencia de la pasión de Cristo.
Fue una santa viajera. Desde su Suecia natal peregrinó a Compostela, a Roma y a Tierra Santa, los tres lugares de referencia religiosa en el Medioevo. Habló a las autoridades civiles y eclesiásticas. Fustigó la corrupción. Nadie, ni siquiera el Papa, se vio libre de sus admoniciones. Quizá hoy no se toleraría una santa tan “incómoda” como Brígida. Pero su unión a Jesús fue y es la garantía de su fruto abundante.
He aquí una de las oraciones que le dirigía:
¡Oh Dulce Jesús! Herid mi corazón,
a fin de que mis lágrimas de amor y penitencia
me sirvan de pan, día y noche.
Convertidme enteramente, Oh mi Señor, a Vos.
Haced que mi corazón sea Vuestra Habitación perpetua.
Y que mi conversación Os sea agradable.
Que el fin de mi vida Os sea de tal suerte loable,
que después de mi muerte pueda merecer Vuestro Paraíso;
y alabaros para siempre en el Cielo con todos Vuestros santos. Amén.

Carta a los Hebreos



01 Innumerables son estos testigos que nos envuelven como una nube. Depongamos, pues, toda carga inútil, y en especial las amarras del pecado, para correr hasta el final la prueba que nos espera,
02 fijos los ojos en Jesús, que organiza esta carrera de la fe y la premia al final. El escogió la cruz en vez de la felicidad que se le ofrecía; no tuvo miedo a la humillación, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.
03 Piensen en Jesús, que sufrió tantas contradicciones de parte de gente mala, y no les faltarán las fuerzas ni el ánimo.
04 Ustedes se enfrentan con el mal, pero todavía no han tenido que resistir hasta la sangre.
05 Tal vez hayan olvidado la palabra de consuelo que la sabiduría les dirige como a hijos: Hijo, no te pongas triste porque el Señor te corrige, no te desanimes cuando te reprenda;
06 pues el Señor corrige al que ama y castiga al que recibe como hijo.
07 Ustedes sufren, pero es para su bien, y Dios los trata como a hijos: ¿a qué hijo no lo corrige su padre?
08 Si no conocieran la corrección, que ha sido la suerte de todos, se rían bastardos y no hijos.
09 Además, cuando nuestros padres según la carne nos corregían, los respetábamos. ¿No deberíamos someternos con mayor razón al Padre de los espíritus para tener vida?
10 Nuestros padres nos corregían sin ver más allá de la vida presente, tan corta, mientras que El mira a lo que nos ayudará a participar de su propia santidad.
11 Ninguna corrección nos alegra en el momento, más bien duele; pero con el tiempo, si nos dejamos instruir, traerá frutos de paz y de santidad.
12 Por lo tanto, levanten las manos caídas y fortalezcan las rodillas que tiemblan,
13 enderecen los caminos tortuosos por donde han de pasar, para que el cojo no se desencamine y más bien se mejore.
14 Procuren estar en paz con todos y progresen en la santidad, pues sin ella nadie verá al Señor.
15 Cuídense, no sea que alguno de ustedes pierda la gracia de Dios y alguna raíz amarga produzca brotes, perjudicando a muchos.
16 Que no haya ningún inmoral, impío como Esaú, que por un guiso entregó sus derechos sagrados de hijo mayor.
17 Ustedes saben que después, cuando quiso obtener la bendición, fue rechazado y no pudo cambiar la decisión, aunque lo pidió con lágrimas.
18 Recuerden su iniciación. No hubo aquel fuego físico que ardía junto a la nube oscura y la tempestad,
19 con el sonido de trompetas y una voz tan potente que los hijos de Israel suplicaron que no se les hablara más.
20 De este modo acataron aquella orden de no acercarse: Quien toque el monte, aunque sea un animal, deberá ser apedreado.
21 Lo que se veía era tan terrible que Moisés dijo: Estoy temblando de miedo.
22 Ustedes, en cambio, se han acercado al monte de Sión, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial con sus innumerables ángeles,
23 a la asamblea en fiesta de los primeros ciudadanos del cielo; a Dios, juez universal, al que rodean los espíritus de los justos que ya alcanzaron su perfección;
24 a Jesús, el mediador de la nueva alianza, llevando la sangre que purifica y que clama a Dios con más fuerza que la sangre de Abel.
25 Cuidado, pues, de hacerse los sordos con el que habla. Pues si no se salvaron en aquel tiempo los que desoyeron las palabras del profeta en la tierra, menos todavía nosotros si nos desentendemos del que habla desde los cielos.
26 Su voz conmovió entonces la tierra, pero ahora se nos da este aviso: Esta última vez haré temblar no sólo la tierra, sino también el cielo.
27 Las palabras esta última vez indican que serán cambiadas las cosas que se pueden mover, es decir, las creadas, y sólo permanecerán las que no se mueven.
28 Por eso, si hemos recibido el reino que no se puede conmover, conservemos esta gracia y sirvamos a Dios como él desea, con amor y de verdad,
29 pues nuestro Dios es fuego devorador.

Segundo Libro de los Reyes



01 Eliseo dijo a la mujer cuyo hijo había resucitado: «Levántate, sal con tu familia e instálate donde puedas, porque Yavé mandó que venga el hambre a este país y ya llegó. Durará siete años.
02 La mujer se levantó e hizo tal como le había dicho el hombre de Dios; se fue con su familia y estuvo siete años en el territorio de los filisteos.
03 Al cabo de los siete años, volvió la mujer del territorio de los filisteos y fue a reclamar al rey su casa y su campo.
04 El rey estaba hablando con Guejazí, sirviente del hombre de Dios: «Cuéntame, le decía, todas las cosas extraordinarias que ha hecho Eliseo».
05 Cuando el sirviente contaba al rey cómo su patrón le había devuelto la vida a un muerto, llegó justamente la mujer a cuyo hijo había resucitado Eliseo, y le solicitó al rey su casa y su campo. Guejazí le dijo: «¡Mi señor rey, esta es justamente la mujer y este es el hijo al que Eliseo le devolvió la vida!»
06 El rey interrogó a la mujer y ésta le contó todos los detalles, después de lo cual el rey se la encargó a un servidor al que ordenó: «Haz que devuelvan a esta mujer todo lo que le pertenece, como también las ganancias de su campo desde el día en que dejó este país hasta ahora».
07 Eliseo se fue a Damasco. El rey de Aram, Ben-Hadad, estaba enfermo y le comunicaron la noticia de que el hombre de Dios había llegado.
08 Entonces el rey dijo a Jazael: «Prepara un regalo y ve a ver al hombre de Dios. Pídele que consulte a Yavé para saber si sanaré de esta enfermedad».
09 Jazael fue pues a ver al hombre de Dios, llevándole como regalo de todo lo mejor que hay en Damasco, lo que era transportado en cuarenta camellos. Llegó a la casa del hombre de Dios y, cuando lo hicieron entrar, le dijo: «Tu hijo Ben-Hadad, rey de Aram, me envió donde ti para saber si sanará de su enfermedad».
10 Eliseo le respondió: «Dile que es seguro que sanará, pero Yavé me hizo ver que es seguro que morirá».
11 Entonces el rostro del hombre de Dios se contrajo y su mirada quedó fija, poniéndose después a llorar.
12 Jazael le dijo: «¿Por qué lloras, señor?» Respondió: «Porque veo todo el mal que harás a los israelitas. Quemarás sus fortalezas, matarás a espada a sus jóvenes, aplastarás a los niños y abrirás el vientre a las mujeres embarazadas».
13 Jazael le dijo: «¿Cómo podré yo, que soy menos que un perro, llevar a cabo tales hazañas?» Eliseo le respondió: «Yavé me lo ha hecho ver; te vi como rey de Aram».
14 Jazael se despidió de Eliseo y regresó a la casa de su señor. Este le dijo: «¿Qué te dijo Eliseo?» Respondió: «Me dijo que es seguro que sanarás».
15 Pero a la mañana siguiente, tomó una frazada, la sumergió en el agua y la apretó sobre la cara de Ben-Hadad hasta que murió. Y Jazael reinó en su lugar.
16 Yoram, hijo de Josafat, pasó a ser rey de Judá el año quinto del reinado de Yoram, hijo de Ajab, rey de Israel.
17 Tenía treinta y dos años cuando llegó a ser rey, y reinó ocho años en Jerusalén.
18 Se había casado con una hija de Ajab, por eso hizo lo que es malo a los ojos de Yavé, imitó la conducta de los reyes de Is rael tal como lo había hecho la familia de Ajab.
19 Pero Yavé no quiso destruir a Judá, en consideración a David su servidor, y a la promesa que le había hecho de darle siempre un heredero entre sus hijos.
20 Durante su reinado, Edom se rebeló contra el dominio de Judá y se dio un rey.
21 El rey Yoram bajó a Seir con todos sus carros, pero los edomitas lo cercaron. Se levantó de noche y, junto con los jefes de carros, rompió las líneas edomitas, pero todo el ejército había huido, yéndose cada cual a su casa.
22 Desde entonces hasta hoy día, Edom no ha estado más bajo el dominio de Judá. En ese tiempo también se rebeló Libná.
23 El resto de la historia de Yoram, todos sus hechos, está escrito en el libro de las Crónicas de los reyes de Judá.
24 Yoram se acostó con sus padres y lo enterraron junto a estos en la ciudad de David; en su lugar pasó a ser rey su hijo Ocozías.
25 Ocozías, hijo de Yoram, comenzó a ser rey de Judá el año duodécimo del reinado de Yoram, hijo de Ajab, rey de Is rael.
26 Ocozías tenía veintidós años cuando llegó a ser rey, y reinó un año en Jerusalén. Su madre se llamaba Atalía y era hija de Omri, rey de Israel.
27 Se eligió una esposa en la familia de Ajab; después siguió las huellas de la familia de Ajab e hizo lo que disgusta a Yavé.
28 Junto con Yoram, hijo de Ajab, fue a guerrear con Jazael, rey de Aram, en Ramot de Galaad; pero los arameos derrotaron a Yoram.
29 El rey Yoram regresó a Yizreel para que lo curaran, pues los arameos lo habían herido en Ramot cuando combatía con Jazael, rey de Aram. Ocozías, hijo de Yoram, rey de Judá, bajó entonces a Yizreel para ver a Yoram, hijo de Ajab, que estaba herido.

OREMOS


Oracion para nuestros enemigos y para los que nos quieren mal

Jesús dijo: “Amad también a vuestros enemigos”. Esta máxima es lo sublime de la caridad cristiana; pero Jesús no quiere decir con esto que debamos tener con nuestros enemigos la misma ternura que tenemos con nuestros amigos; nos quiso decir con estas palabras, que olvidemos sus ofensas, que les perdonemos el daño que nos han hecho, devolviéndoles bien por mal. Además el mérito que resulta de ello a los ojos de Dios, es manifestar a los ojos de los hombres la verdadera superioridad.
Oración.
Dios mío, yo perdono a __________ el mal que me ha hecho y el que ha querido hacerme, así como deseo que tu me perdones, y que él mismo me perdone lo que yo haya podido hacer contra él. Si lo has colocado a mi paso como una prueba, que se cumpla tu voluntad.
Desvia de mí, Dios mío, la idea de maldecirle y todo deseo malévolo contra él. Has que yo no experimente ninguna alegría por las desgracias que pueda tener, ni pena por los bienes que puedan concedérsele, con el fin de no manchar mi alma con pensamientos indignos de un cristiano.
Señor, que tu bondad se extienda sobre él y le conduzca mejores sentimientos respecto a mí.
Inspirame el olvido del mal y el recuerdo del bien. Que ni el odio, ni el rencor, ni el deseo de volverle mal por mal, entren en mi corazón, porque el odio y la venganza sólo pertenecen a los espíritus malos, encarnados y desencarnados.
Por el contrario, que esté pronto a tenderle fraternalmente la mano, a volverle bien por mal y a socorrerle si me es posible.
Deseo, para probar la sinceridad de mis palabras, que se me ofrezca la ocasión de serle útil; pero sobre todo, Dios mío, preservame de hacer nada por orgullo u ostentación confundiéndole con una generosidad humillante, lo que me haría perder el fruto de mi acción, porque entonces merecería que se me aplicasen aquellas palabras de Cristo: “Tú recibiste ya la recompensa”.

Amen a sus enemigos y oren por quienes lo persiguen. Mateo 5:44.

La pecadora.




Un fariseo invitó a Jesús a comer con él. Jesús entró en la casa y se sentó a la mesa. Entonces una mujer pecadora que vivía en la ciudad, al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de perfume. Y colocándose detrás de él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlo con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado pensó: “Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la mujer que lo toca y lo que ella es: ¡una pecadora!”. Pero Jesús le dijo: “Simón, tengo algo que decirte”. “Di, Maestro”, respondió él. “Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios, el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, perdonó a ambos la deuda. ¿Cuál de los dos lo amará más?”. Simón contestó: “Pienso que aquel a quien perdonó más”. Jesús le dijo: “Has juzgado bien”. Y volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: “¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no derramaste agua sobre mis pies; en cambio, ella los bañó con sus lágrimas y los secó con sus cabellos. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no cesó de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza; ella derramó perfume sobre mis pies. Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados. Por eso demuestra mucho amor. Pero aquél a quien se le perdona poco demuestra poco amor”. Después dijo a la mujer: “Tus pecados te son perdonados”. Los invitados pensaron: “¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?”. Pero Jesús dijo a la mujer: “Tu fe te ha salvado, vete en paz”. (Lc 7, 36-50). 

Comentario: 

Dios aborrece el pecado; pero cuando un pecador se arrepiente de corazón, el Señor lo colma de gracias y dones por encima de lo que podía esperar, porque Él ha venido a la tierra por los pecadores, no por los justos, y ha derramado toda su Sangre preciosa para salvar lo que estaba perdido.
Hay más alegría en el Cielo por un pecador que se convierte, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse. Trabajemos, entonces, por darle alegría a Dios, con nuestra propia conversión, saliendo del pecado con su ayuda, e invitando a otras almas a salir del pecado, con la oración, con el buen ejemplo, con los sacrificios ofrecidos y con la palabra, porque quien salva a un pecador del Infierno, se salva a sí mismo.
Nadie, por más malo y pecador que sea o se considere, queda excluido de la Misericordia de Dios. Y cuando más grande es la miseria del alma, tanto más derecho tiene a la Misericordia divina, que actúa donde hay miserias para consumir.
No hay que pecar jamás. Pero si tenemos la desgracia de pecar, no nos desalentemos ni desesperemos, porque Dios nos ama y ha venido a morir en la Cruz por nosotros, por mí. Y si tanto ha hecho por nosotros, no nos dejará ahora librados al poder del Infierno.
Confiemos en Dios y pidámosle hoy mismo, ahora mismo, perdón por nuestros muchos, tal vez muchísimos y graves pecados, ya que Él está esperando a sus hijos pródigos, como buen Padre misericordioso.

FIRMA



"Ojalá la Virgen hubiera abortado", dice una 'cantante' en la cadena de TV de Estados Unidos CBS

Escribe a su director general y pídele públicas disculpas

Firma esta petición haciendo clic aquí
Es muy fuerte, antonio baltasar. Parece que ya vale todo para ganar audiencia. Sin ningún límite. La cadena de TV de Estados Unidos CBS invitó el pasado jueves a una desconocida cantante de rock a su programa Late Night. La 'cantante' no es que sea rompedora sino que es agresivamente antirreligiosa. Entre otras cosas llegó a decidir que"ojalá que la Virgen hubiera abortado”.
Nada sorprendente porque ella misma se autocalifica de "satánica”. ¿Así es como pretenden elevar la audiencia?, ¿es este el código ético de la CBS? Quéjate al director general de la cadena estadounidense. Le enviaremos copia al servicio de prensa y de relaciones con los inversores
Si lees la letra de la canción, no te lo crees. Es difícil pensar en mayor odio contra todas las religiones.
Te dejo un resumen:
Nunca supe que era una mujer hasta que me pararon para decirmelo
Nunca supe lo que me molestaba hasta que me tiraron tres volúmenes sobre mi
En la Bibiia, la Torá y el Corán no tienen buenos papeles para mi aparte de concubina y mujer de la limpieza
Siempre he estado triste. Pero ahora sólo quiero apuñarlos; es tan brutal…
Han necesitado tener la ley para oprimirnos legalmente
Han necesitado tener la iglesia para molirnos moralmente
Han necesitado a la mayoría de la masa; deben de estar muy asustados de nosotros
Sus historias son de fantasmas
Sólo querría que la Virgen hubiera abortado
¿Tú crees, antonio baltasar, que la CBS se puede permitir invitar a una cantante que dice que quiere APUÑALAR a los religiosos?
Sr. Director General de la CBS, Summer M. Redstone: ¿Son estos los altos estándares éticos de los que presume su cadena?
Algunos deben de pensar que atentar contra la libertad religiosa no es que salga gratis, sino rentable. antonio baltasar. Deben de empezar a saber que agredir al islam, al judaísmo y al cristianismo tiene consecuencias. Que no se puede insultar alegremente. Que no se puede agredir sin que pase nada.
El departamento de relaciones con los inversores debe saber que sus acciones se pueden depreciar en bolsa. Y el departamento de prensa debe saber que este tipo de acciones dañan la imagen reputacional de la empresa.
Gracias, antonio baltasar, por apoyar esta campaña. Espero que sea la última vez que alguien pretende mejorar su cuenta de resultados con agresiones gratuitas a la religión.
Cualquier novedad, como siempre, te iré contando.

Un fuerte abrazo,

EMERGENCIA EN GAZA

Haz clic aquí para ver la versión on line
image

Cientos de muertos y miles de heridos tras los últimos bombardeos en la Franja de Gaza.

El sistema de salud palestino gravemente dañado.

17.000 personas desplazadas.

600.000 personas en riesgo de quedarse sin acceso a agua potable.

La mayor parte de los casos que recibimos son mujeres y menores”, explica el doctor Hosam Abu-Elwan, médico de emergencias de Médicos del Mundo. Nos estamos quedando sin algunos medicamentos básicos y nadie sabe cuánto tiempo durarán nuestras reservas.
Médicos del Mundo está aprovisionando a los servicios de salud con suministros sanitarios. Los equipos médicos continúan trabajando poniendo en peligro sus vidas mientras las clínicas y las ambulancias son blanco de ataques aéreos.
Médicos del Mundo trabaja en la Franja de Gaza desde 2002, con proyectos de mejora de la calidad y acceso a los servicios de salud mental, reforzando las capacidades quirúrgicas y los servicios de urgencia de la zona y apoyando a 11 centros de salud.
Haz una donación
También puedes hacerlo llamando al
902 286 286
O realizando un donativo en:
Banco Santander.
CCC: ES93 0049 0001 5928 1001 0006 
La situación se vuelve más crítica a medida que pasan los días, y desde Médicos del Mundovamos a reforzar nuestra asistencia sanitaria con un equipo médico de emergenciasque se desplazará de forma inmediata a la zona para atender a las víctimas.

 

Ahora más que nunca

Ayúdales

TE NECESITAN

social icon social icon
logo

Combatimos todas las enfermedades, incluida la injusticia
Médicos del Mundo
ayuda@medicosdelmundo.org