jueves, 24 de abril de 2014

FIESTA DE LA MISERICORDIA



(Domingo 27 de abril de 2014)

“Debe celebrarse el Domingo siguiente al de Pascua de Resurrección. Ese día, los Sacerdotes deberán predicar a las almas mi infinita Misericordia”.
"A los sacerdotes que proclamen y alaben Mi misericordia, les daré una fuerza prodigiosa y ungiré sus palabras y sacudiré los corazones a los cuales hablen".
“En ese día estarán abiertas todas las Fuentes de mi Misericordia. Deseo que esta Festividad sea un refugio para todas las almas, pero sobre todo para los pecadores”.
"Hija Mía, di que esta Fiesta ha brotado de las entrañas de Mi misericordia para el consuelo del mundo entero".
“El alma que acuda a la Confesión y que reciba la Sagrada Comunión, obtendrá la remisión total de sus culpas y del castigo... Que el alma no tema acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como la grana”.
"Hija Mía, como te preparas en Mi presencia, así te confiesas ante Mí; el sacerdote es para Mí sólo una pantalla. No analices nunca de qué clase de sacerdote Me estoy valiendo y abre el alma al confesarte como lo harías Conmigo, y Yo llenaré tu alma con Mi luz"
"Las almas mueren a pesar de Mi amarga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de Mi misericordia. Si no adoran Mi misericordia, morirán para siempre. Secretaria de Mi misericordia, escribe, habla a las almas de esta gran misericordia Mía, porque está cercano el día terrible, el día de Mi justicia".



Lecturas del Jueves de la Octava de Pascua

En PDF Imprimir
Jueves, 24 de abril de 2014

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (3,11-26):

En aquellos días, mientras el paralítico curado seguía aún con Pedro y Juan, la gente, asombrada, acudió corriendo al pórtico de Salomón, donde ellos estaban. 
Pedro, al ver a la gente, les dirigió la palabra: «Israelitas, ¿por qué os extrañáis de esto? ¿Por qué nos miráis como si hubiéramos hecho andar a éste con nuestro propio poder o virtud? El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que vosotros entregasteis y rechazasteis ante Pilato, cuando había decidido soltarlo. Rechazasteis al santo, al justo, y pedisteis el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos, y nosotros somos testigos. Como éste que veis aquí y que conocéis ha creído en su nombre, su nombre le ha dado vigor; su fe le ha restituido completamente la salud, a vista de todos vosotros. Sin embargo, hermanos, sé que lo hicisteis por ignorancia, y vuestras autoridades lo mismo; pero Dios cumplió de esta manera lo que había predicho por los profetas, que su Mesías tenía que padecer. Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados; a ver si el Señor manda tiempos de consuelo, y envía a Jesús, el Mesías que os estaba destinado. Aunque tiene que quedarse en el cielo hasta la restauración universal que Dios anunció por boca de los santos profetas antiguos. Moisés dijo: "El Señor Dios sacará de entre vosotros un Profeta como yo: escucharéis todo lo que os diga; y quien no escuche al profeta será excluido del pueblo." Y, desde Samuel, todos los profetas anunciaron también estos días. Vosotros sois los hijos de los profetas, los hijos de la alianza que hizo Dios con vuestros padres, cuando le dijo a Abrahán: "Tu descendencia será la bendición de todas las razas de la tierra." Dios resucitó a su siervo y os lo envía en primer lugar a vosotros, para que os traiga la bendición, si os apartáis de vuestros pecados.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 8,2a.5.6-7.8-9

R/.
 Señor, dueño nuestro 
¡que admirable es tu nombre en toda la tierra!


Señor, dueño nuestro,
¿qué es el hombre,
para que te acuerdes de él,
el ser humano, para darle poder? R/.

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos,
todo lo sometiste bajo sus pies. R/.

Rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (24,35-48):

En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.
Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice: «Paz a vosotros.»
Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. 
Él les dijo: «¿Por qué os alarmáis? ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.»
Dicho esto, les mostró las manos y los pies. 
Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: «¿Tenéis ahí algo de comer?»
Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. 
Y les dijo: «Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse.»
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. 
Y añadió: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.»

Palabra del Señor

Comentario al Evangelio del jueves, 24 de abril de 2014

Enviar por email En PDF Imprimir
Luis Manuel Suarez, cmf
Queridos amigos y amigas:
El Evangelio de hoy sigue introduciéndonos en ese misterio de la Pascua. Poco a poco, los discípulos van reconociendo que el que se entregó por ellos vive y da vida. Y hoy nos lo concretan en cuatro realidades.
En primer lugar, la vida de Cristo se percibe en el corazón de quien, sabiéndole presente, pasa del miedo a la confianza, de la angustia a la Paz.
El Resucitado se hace también comida, cuerpo que se puede tocar. Comienza el relato diciendo que los de Emaús le habían reconocido “al partir el Pan”. Jesús se ha quedado con nosotros de manera fuerte en la Eucaristía. Por eso no puede haber fe sin Eucaristía, ni Eucaristía sin fe.
En tercer lugar, Jesús Resucitado se hace presente en la Palabra: toda la Escritura se entiende desde Él y en Él se cumple todo. Lo humano y lo divino. Él es el principio, guía y meta del Universo. Y la Palabra nos lo revela y nos lo hace presente.
Y por último, el Resucitado se hace presente en su Iglesia que es enviada al mundo. “Vosotros sois testigos de esto”. Eso es la Iglesia: la comunidad de los que, a través de Jesús, hemos conocido a Dios Padre y somos testigos de su vida y de su Reino. Esa Iglesia enviada a hacer lo mismo que Jesús, con la palabra y con las obras, en especial con los más necesitados, presencia vicaria del Señor.
Ojalá puedas tú también reconocer al Resucitado en tu corazón, en la Eucaristía, en la Palabra y en la Iglesia enviada al mundo… a seguir las huellas de Jesús.
Dame, Señor, la sensibilidad
para descubrirte presente
allí donde Tú estás.
Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, claretiano (luismacmf@yahoo.es)

Mensajes


Mensaje, 25 de enero de 2014 [O]
“Queridos hijos! Oren, oren, oren para que el reflejo de su oración influya en las personas que encuentren. Pongan en sus familias la Sagrada Escritura en un lugar visible y léanla para que esas palabras de paz fluyan en sus corazones. Oro con ustedes y por ustedes, hijitos, para que día tras día estén aún más abiertos a la voluntad de Dios. Gracias por haber respondido a mi llamado. ”

JEREMIAS


Jeremías 26 
1 Al principio del reinado de Yoyaquim, hijo de Josías, rey de Judá, 
fue dirigida a Jeremías esta palabra de Yahveh: 
2 Así dice Yahveh: Párate en el patio de la Casa de Yahveh y habla a 
todas las ciudades de Judá, que vienen a adorar en la Casa de Yahveh, 
todas las palabras que yo te he mandado hablarles, sin omitir ninguna. 
3 Puede que oigan y se torne cada cual de su mal camino, y yo me 
arrepentiría del mal que estoy pensando hacerles por la maldad de sus 
obras. 
4 Les dirás, pues: «Así dice Yahveh: Si no me oís para andar según mi 
Ley que os propuse, 
5 oyendo las palabras de mis siervos los profetas que yo os envío 
asiduamente (pero no habéis hecho caso), 
6 entonces haré con esta Casa como con Silo, y esta ciudad entregaré a 
la maldición de todas las gentes de la tierra.» 
7 Oyeron los sacerdotes y profetas y todo el pueblo a Jeremías decir 
estas palabras en la Casa de Yahveh, 
8 y luego que hubo acabado Jeremías de hablar todo lo que le había 
ordenado Yahveh que hablase a todo el pueblo, le prendieron los 
sacerdotes, los profetas y todo el pueblo diciendo: «¡Vas a morir! 
9 ¿Por qué has profetizado en nombre de Yahveh, diciendo: “Como 
Silo quedará esta Casa, y esta ciudad será arrasada, sin quedar habitante”?» 
Y se juntó todo el pueblo en torno a Jeremías en la Casa de Yahveh. 
10 Oyeron esto los jefes de Judá, y subieron de la casa del rey a la 
Casa de Yahveh, y se sentaron a la entrada de la Puerta Nueva de la Casa de 
Yahveh. 
11 Y los sacerdotes y profetas, dirigiéndose a los jefes y a todo el 
pueblo, dijeron: «¡Sentencia de muerte para este hombre, por haber 
profetizado contra esta ciudad, como habéis oído con vuestros propios 
oídos!» 
12 Dijo Jeremías a todos los jefes y al pueblo todo: «Yahveh me ha 
enviado a profetizar sobre esta Casa y esta ciudad todo lo que habéis oído. 
13 Ahora bien, mejorad vuestros caminos y vuestras obras y oíd la voz 
de Yahveh vuestro Dios, y se arrepentirá Yahveh del mal que ha 
pronunciado contra vosotros. 
14 En cuanto a mí, aquí me tenéis en vuestras manos: haced conmigo 
como mejor y más acertado os parezca. 
15 Empero, sabed de fijo que si me matáis vosotros a mí, sangre 
inocente cargaréis sobre vosotros y sobre esta ciudad y sus moradores, 
porque en verdad Yahveh me ha enviado a vosotros para pronunciar en 
vuestros oídos todas estas palabras.» 
16 Dijeron los jefes y todo el pueblo a los sacerdotes y profetas: «No 
merece este hombre sentencia de muerte, porque en nombre de Yahveh 
nuestro Dios nos ha hablado.» 
17 Y se levantaron algunos de los más viejos del país y dijeron a toda 
la asamblea del pueblo: 
18 «Miqueas de Moréset profetizaba en tiempos de Ezequías, rey de 
Judá, y dijo a todo el pueblo de Judá: Así dice Yahveh Sebaot: = Sión será 
un campo que se ara, Jerusalén se hará un montón de ruinas, y el monte de 
la Casa un otero salvaje. = 
19 ¿Por ventura le mataron Ezequías, rey de Judá, y todo Judá?, ¿no 
temió a Yahveh y suplicó a la faz de Yahveh, y se arrepintió Yahveh del 
daño con que les había amenazado? Mientras que nosotros estamos 
haciéndonos mucho daño a nosotros mismos.» 
20 Pero también hubo otro que decía profetizar en nombre de Yahveh 
- Urías hijo de Semaías de Quiryat Yearim - el cual profetizó contra esta 
ciudad y contra esta tierra enteramente lo mismo que Jeremías, 
21 y oyó el rey Yoyaquim y todos sus grandes señores y jefes sus 
palabras, y el rey buscaba matarle. Enteróse Urías, tuvo miedo, huyó y 
entró en Egipto. 
22 Pero envió el rey Yoyaquim a Elnatán, hijo de Akbor, y otros con 
él a Egipto, 
23 y sacaron a Urías de Egipto y lo trajeron al rey Yoyaquim, quien lo 
acuchilló y echó su cadáver a la fosa común. 
24 Gracias a que Ajicam, hijo de Safán, defendió a Jeremías, 
impidiendo entregarlo en manos del pueblo para matarle. 

Toda la esperanza y confianza se debe poner en sólo Dios




Señor, ¿qué confianza tengo yo en esta vida? ¿O cuál es mi mayor contento de cuantos hay debajo del cielo, sino tú, Señor, mi Dios, cuyas misericordias no tienen número? ¿Adónde me fue bien sin ti? ¿O cuándo me pudo ir mal estando tú presente? Más quiero ser pobre por ti, que rico sin ti. Por mejor tengo peregrinar contigo en la tierra, que poseer sin ti en el cielo. Donde tú estás allí es el cielo, y donde no estás allí es la muerte y el infierno. A ti deseo, y por esto me es necesario dar gemidos y voces en seguimiento tuyo. En fin, yo no puedo confiar cumplidamente en alguno que me ayude con más oportunidad en las necesidades, sino en ti solo, Dios mío. Tú eres mi esperanza y mi confianza, tú mi consolador, y muy fiel en todas las cosas.
Todos buscan sus intereses, tú buscas solamente mi salud y mi aprovechamiento, y todas las cosas me conviertes en bien. Aunque algunas veces me expongas a diversas tentaciones y adversidades, todo lo ordenas para mi provecho, porque sueles de mil modos probar a tus escogidos. No menos debes ser amado y alabado cuando me pruebas, que si me colmases de consolaciones celestiales.
En ti, pues, Señor Dios, pongo yo toda mi esperanza y mi refugio, en ti pongo toda mi tribulación y angustia, porque todo lo que miro fuera de ti, todo lo veo flaco y deleznable. Porque no me aprovecharán los muchos amigos, ni me podrán ayudar los defensores valientes, ni los consejeros discretos me darán respuesta provechosa, ni los libros de los doctos me podrán consolar, ni algún lugar retirado y seguro defender, si tú mismo no estás presente, y me ayudas, me esfuerzas, consuelas, enseñas y guardas.
Porque todo lo que parece algo para ganar la paz y la felicidad, es nada si tú estás ausente, ni da en verdad felicidad alguna. Tú, pues, eres fin de todos los bienes, y alteza de la vida, y abismo de las palabras, y esperar en ti sobre todo, es grandísima consolación para tus siervos. A ti, Señor, levanto mis ojos, en ti confío, Dios mío, Padre de misericordias. Bendice y santifica mi alma con bendición celestial, para que sea morada santa tuya, y silla de tu gloria eterna, y no haya en el templo de tu dignidad, cosa que ofenda los ojos de su Majestad. Mírame según la grandeza de tu bondad, y según la multitud de tus misericordias, y oye la oración de este pobre siervo tuyo, desterrado tan lejos en la región de la sombra de la muerte. Defiende y conserva el alma de éste tu pequeño esclavo, entre tantos peligros de esta vida corruptible; y acompañándola tu gracia, guíala por la carrera de la paz a la patria de la perpetua claridad. Amén.



Rezar por el Papa


Ver versión online
Nueva aplicación para rezar por el Papa.

Por favor, para descargar la aplicación directamente abre el siguiente link desde tu celular/móvil (iPad, iPhone, iPod o Android):








"Rezar por el Papa"

Catholic.netZenit.org y May Feelings lanzan una aplicación para rezar por el Papa Francisco todos los días.


¿Por qué una aplicación para rezar por el Papa?
“Recen por mi” fue uno de los primeros mensajes que lanzó el Papa Francisco al comienzo de su pontificado. Desde ese momento su invitación se ha hecho extensible a todos los medios. Esta iniciativa quiere responder a esa invitación desde el ámbito de las aplicaciones móviles.

La iniciativa quiere:
  • Contribuir a que miles de personas recen por el Papa todos los días.
  • Decirle al Papa que no está solo en su labor de dirigir la Iglesia.
  • Facilitar la tarea de rezar por el Papa todos los días mediante una aplicación diseñada exclusivamente para este fin.
  • Concienciar de la importancia de la oracióncomo elemento esencial para la Iglesia.


Rezar por el Papa
Ayúdanos a:

Llegar a un millón de oraciones por el Papa Francisco.


El icono de la aplicación fue creado por:

Signo de interrogación
Rezar por el Papa
FacebookTwitterGoogle

Firma y hazle saber al Alcalde que rechazas su actitud excluyente y su persecución a los católicos

Como si quisieran recordar los pasados años 30, la izquierda de este país sigue empeñada en manifestar su intolerancia con la Iglesia y los católicos.
 
Esta vez le ha tocado a don Jesús Román, párroco de Montemayor de Pililla (Valladolid).
 
Firma esta petición para condenar el sectarismo del alcalde de Montemayor (Valladolid) por su negativa a restaurar la iglesia y su persecución a don Jesús, el párroco.

IU y PSOE se han aliado en este Ayuntamiento y han decidido rechazar una subvención de 24.000€ para arreglar el templo del pueblo.
Contra el sectarismo
Pincha aquí y apoya a don Jesús
No contentos con esto, el alcalde Noel Serna (PSOE) y su equipo han llamado a declarar al párroco del pueblo, don Jesús Román, porque en una homilía informó de los hechos a sus fieles.

IU y PSOE, como siempre, demuestran su sectarismo contra la Iglesia católica y sus miembros.
 
Rechazan arreglar su propio patrimonio artístico porque:
 
“En un Estado aconfesional, las instituciones no tienen que dedicar dinero público a conservar el patrimonio privado de una institución religiosa”
 

 
Como si la parroquia del pueblo fuera de uso exclusivo para unos pocos...
 
Como si la parroquia del pueblo y su patrimonio no fuera un orgullo para todos los vecinos...
 
 
Y todavía falta la guinda del pastel...
 
En un pleno, el Partido Popular pidió explicaciones sobre por qué el Ayuntamiento no había pedido esa subvención.
 
¿Qué respondió el equipo de gobierno (IU y PSOE)?
 
“La iglesia es, sencillamente, un edificio que está en la plaza, pero que nosotros no queremos saber nada de él
 
Así de tajantes y firmes se muestran cuando se trata de atacar a la Iglesia y a los católicos.
 
IU y PSOE han dejado de gobernar para todos los habitantes de Montemayor en favor de gobernar tan solo para unos pocos.
 
Montemayor de Pililla tiene casi 1.000 habitantes...
 
Pero el equipo de gobierno de Montemayor ha dejado de buscar en bien común y ahora gobiernan cegados por su ideología.
 
 por favor. Es urgente.
 

 
Muchas gracias por defender la libertad religiosa.

 
El Equipo de ImpulsoJoven.es