.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Las cinco piedritas (son las cinco que se enseñan en los grupos de oración de Medjugorje y en la devoción a la Virgen de la Paz) son:

1- Orar con el corazón el Santo Rosario
2- La Eucaristía diaria
3- La confesión
4- Ayuno
5- Leer la Biblia.

REZA EL ROSARIO, Y EL MAL NO TE ALCANZARÁ...
"Hija, el rezo del Santo Rosario es el rezo preferido por Mí.
Es el arma que aleja al maligno. Es el arma que la Madre da a los hijos, para que se defiendan del mal."

-PADRE PÍO-

Madre querida acógeme en tu regazo, cúbreme con tu manto protector y con ese dulce cariño que nos tienes a tus hijos aleja de mí las trampas del enemigo, e intercede intensamente para impedir que sus astucias me hagan caer. A Ti me confío y en tu intercesión espero. Amén

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

JUEVES: ADORACIÓN EUCARÍSTICA.



EN COMPAÑÍA DE JESÚS SACRAMENTADO


EL AMOR DE LOS AMORES NECESITA DE NUESTRO AMOR, NUESTRA ADORACIÓN Y NUESTRO CONSUELO. ACUDAMOS A VERLE TODOS LOS DÍAS. MEDITEMOS SU SAGRADA PASIÓN, LO QUE HA HECHO POR NOSOTROS, ADORÉMOSLE. CONTÉMOSLE NUESTRAS PENAS Y ALEGRÍAS; NUESTRAS NECESIDADES ESPIRITUALES SOBRE TODO, LO DEMÁS VENDRÁ POR SÍ SÓLO.

DE VERDAD QUE NO PODÉMOS IR DIARIAMENTE A VISITARLE?

ÉL NO PUSO EXCUSAS CUANDO SIENDO DIOS SE HIZO HOMBRE, NOS ENSEÑÓ Y DIÓ SU VIDA POR NOSOTROS.

Bien que se estudie el Apocalipsis. Bien Cartas Pastorales. Bien por difundir la Doctrina. ¡Pero quiero más oración! Una Iglesia que no ora no permanece en vela. ¡Oración! ¡Oración! ¡Oración! Realizad Grupos de Oración. Orad por España, orad por la guerra, por el fin de la guerra y la llegada de la paz. La Paz primero para los corazones. Luego para la Iglesia. Y luego para el mundo. ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! Oración. 

Yo os voy a decir cómo:

EL SANTO ROSARIO Orad, con el Santo Rosario entre vuestras manos, constantemente por la paz y por la conversión de los corazones a Dios. 

HACED SACRIFICIOS. Unid, a vuestra plegaria, vuestro sacrificio personal. ¡Volved a la austeridad! No despilfarréis, mientras otros hermanos vuestros mueren de hambre. 

ATENDED AL POBRE Y NECESITADO. De amor. De alimento primero espiritual, y luego material. Dadme a conocer. 

HACED ADORACIÓN EUCARÍSTICA. Ésta es la manera más perfecta en la que podéis adorarme: rezando el Rosario por la paz. En mi Presencia. Ante mi Majestad. Desagraviándome por los agravios recibidos contra mi Alma y mi Divinidad. 

CONFESAOS Y COMULGAD. No en pecado. Desterrad el pecado. 

CAMBIAD DE VIDA. Llevad una vida según Dios y según sus Santos Mandatos. Alabad así al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por medio de mi Iglesia, mi Verdadera Iglesia. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 

INCLUYAN ROSARIOS POR LA PAZ. ASÍ LO DICE NUESTRO SEÑOR:

Iniciad, en vuestras diócesis, una Campaña de Rosarios por la paz. Sí, incluid España. Hacedlo, más que nada, por ella. A medida que transcurran las fechas, iréis viendo cómo cobra más y más sentido esta Campaña.
Es, de alguna forma, profética. Hay algunos sacerdotes a los que no les gusta el Rosario. Sí. Lo siento por ellos. Yo os digo: Que la Campaña sea exclusivamente por la Paz. Que todos los sacerdotes cojan el Rosario y se pongan de rodillas con el pueblo a implorarme a Mí, por mediación de María, la paz del mundo y la paz para España. Quiero a todos los sacerdotes arrodillados ante Mí. En las Iglesias. Ante el Sagrario. Rezando con el pueblo. Que los sacerdotes de España sean capaces de arrodillarse ante el Sagrario y rezar, insistentemente, decenas del Rosario por la Paz.

DICTADOS DE JESÚS A MARGA (HAY QUE PONERSE UNO MISMO DONDE PONE MARGA), PARA ÉSTOS ÚLTIMOS TIEMPOS. LEÉLO Y COMPARTE.


27-02-2010 

(Abro la Biblia por Malaquías, 3: “Se sentará para fundir y purgar. Purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como el oro y la plata: y serán para Yahveh los que presentan la oblación en Justicia. Entonces será grata a Yahveh la oblación de Judá y de Jerusalén”) 

Jesús: 
Sí: ¡ayudad a los sacerdotes! Atraed almas a Mí antes del Día. 
Sí, hija mía: ¡vuélcate en los demás!, ¡vuélcate en los demás! Busca siempre a quién ayudar, a quién amar. Sed ánimo y ayuda para mis sacerdotes. Ante ellos se les presenta una ingente labor, que no pueden llevar a cabo solos. Necesitan de vosotros. Un sacerdote solo, hoy en día, no puede, no puede llevar a cabo su labor. Necesita la colaboración de los fieles. Que lleguen allá donde él no puede llegar. Hay escasez de vocaciones. El mundo es un inmenso erial porque, si se acaban los sacerdotes, se acabará la Eucaristía. Allá donde la Eucaristía no puede llegar, se encuentra un inmenso desierto, un inmenso erial, frío y devastado. El Amor no llega a mis fieles. Y mis fieles perecen. Mueren de hambre y de sed. Tenéis que llevar la Eucaristía. Tenéis que acercar el sacerdote a las gentes. Debéis procurar otras vocaciones, que deben ser enseñadas en el espíritu de la Verdad. Siempre dejaré a quién. 

Hijos míos: el mundo está muriendo sin la Eucaristía. Atraed a gentes a Mí. Llevadlas a la Eucaristía. Yo, en la Eucaristía, me quiero derramar. Realizad Horas Santas de Adoración. Ahí derramaré Yo mi Poder de sanación y de resucitar muertos. Los que estaban perdidos, volverán a Mí. Realizad Horas Santas de Adoración. Llevad a las gentes a amarme. No tengáis miedo de acercar a las gentes a la Eucaristía. Es ahí donde podrán encontrarme. Donde tendrán una experiencia de Amor, que los haga capaces de abandonar su antigua vida de pecado. 
(Veo a Jesús en una Hora Santa. Y que de la Custodia se irradian rayos de Amor, que toca los corazones) 


Y tú, mi última, ven a Mí en la Eucaristía. Restáurate ahí, reponte ahí. Ahí encuentra las fuerzas. Vive de mi Amor. Por mi Amor, que se te comunicará ahí: 
¡vive! Comulga lo mejor que puedas. Lo más centrada que puedas. Albérgame en tu corazón. Que Yo realizaré en ti la transformación. Si no tienes fuerzas, es porque no las tomas de Mí. 

La fuerza te la dará la Eucaristía: “El pan de los fuertes”.249 Sin ella nada, hija, sin ella nada. Ni para ti ni para el resto. ¡Con ella todo! Todo podréis soportar, todo con la Eucaristía, mi Resto, en quien confío. Y Yo no permitiré que os falte. 

Por eso, hija mía: cuidad a cada sacerdote que Yo os pongo en el camino. Cuidad las vocaciones al sacerdocio a vosotros encomendadas. Fomentad las vocaciones. Porque mucho son llamados, mas muy pocos responden.250 ¡Si vieran que tienen detrás una Comunidad que nunca les dejará solos, se atreverían más! Sed apoyo siempre, siempre, para ellos. Demostrad, con vuestra vida, que les merece la pena su entrega. ¡Oh… si los fieles fuerais más consecuentes! No se encontrarían entre vosotros tantos sacerdotes tentados y desanimados. Si se desaniman, viene la Serpiente y les tienta fácilmente. Al igual que vosotros sois hombres, ellos son hombres, y necesitan el apoyo humano. ¡Cuánta infidelidad, hija! Cuánta infidelidad al Amor primero. Y algo así como una mujer abandonada, me encuentro Yo por el amor no correspondido de mis sacerdotes. Debéis enseñarles el camino a aquellos que están más alejados. Debéis orar y sacrificaros por ellos. Es muy dura la batalla que tendrán que librar y muchos perecerán. Sed su apoyo, sed su apoyo. 

¿Por qué te hablo ahora de los sacerdotes? Porque, hija mía, forman parte de las más íntimas entretelas de mi Corazón, como tú viste un día. Y porque así te doy sentido a tu entrega y a tu sacrificio. Es por los sacerdotes. Participa de la Pasión que Yo siento por ellos dentro de mi Corazón. Ofrécete por ellos. Todos tus sufrimientos por ellos. 

Sí, hija: muchos sacerdotes son infieles a su vocación. Y tras ellos llevan a muchas almas, a miles de almas. Ora y sacrifícate para que sean fieles a su vocación y a mi Amor. Esto es lo que te comunico que a Mí hoy más me preocupa. Participa de la preocupación de mi Corazón. ¡Las vocaciones! ¡Las vocaciones! ¡No son enseñadas correctamente! Equivocan las sendas sus formadores y forman personas desviadas, que desviarán a su vez. ¡Si al menos Yo encontrara alguna víctima que quisiera inmolarse por este asunto! 

¡Aquí estoy! ¡Aquí estoy para hacer tu Voluntad! Acepta, pues, todo lo que venga de mi mano. Amén. 

 249 El Salmo 78,25 habla de “pan de los fuertes” –en el original hebreo- o “pan de los ángeles” –en la versión griega-. Habla del maná, que es figura de la Eucaristía. 
250 Cfr. Mt 22,14. 

PROPAGAD EL EVANGELIO. LLEVADLO A TODO EL MUNDO / SALMOS

"Hecho de los Apóstoles, 8 

1.Saulo estaba allí y aprobaba el asesinato. Este fue el comienzo de una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Todos, excepto los apóstoles, se dispersaron por las regiones de Judea y Samaría. 2.Unos hombres piadosos enterraron a Esteban e hicieron un gran duelo por él. 3.Saulo, por su parte, trataba de destruir a la Iglesia. Entraba casa por casa, hacía salir a hombres y mujeres y los metía en la cárcel. 4.Mientras tanto, los que se habían dispersado anunciaban la Palabra en los lugares por donde pasaban. 5.Así Felipe anunció a Cristo a los samaritanos en una de sus ciudades adonde había bajado. 6.Al escuchar a Felipe y ver los prodigios que realizaba, toda la población se interesó por su predicación. 7.Pues espíritus malos salían de los endemoniados dando gritos, y varios paralíticos y cojos quedaron sanos. 8.Hubo, pues, gran alegría en aquella ciudad. 9.Había llegado a aquella ciudad antes que Felipe un hombre llamado Simón. Tenía muy impresionada a la gente de Samaría con sus artes mágicas y se hacía pasar por un gran personaje. 10.Todos estaban pendientes de él, pequeños y grandes, y decían: «Este es el poder de Dios", pues se hablaba de un tal "gran poder de Dios.» 11.Desde hacía tiempo los tenía alucinados con sus artes mágicas, y la gente lo seguía. 12.Pero cuando Felipe les habló del Reino de Dios y del poder salvador de Jesús, el Mesías, tanto los hombres como las mujeres creyeron y empezaron a bautizarse. 13.Incluso Simón creyó y se hizo bautizar. No se separaba de Felipe, y no salía de su asombro al ver las señales milagrosas y los prodigios que se realizaban . 14.Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén tuvieron noticia de que los samaritanos habían aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. 15.Bajaron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo, 16.ya que todavía no había descendido sobre ninguno de ellos y sólo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17.Pero entonces les impusieron las manos y recibieron el Espíritu Santo. 18.Al ver Simón que mediante la imposición de las manos de los apóstoles se transmitía el Espíritu, les ofreció dinero, 19.diciendo: «Denme a mí también ese poder, de modo que a quien yo imponga las manos reciba el Espíritu Santo.» 20.Pedro le contestó: «¡Al infierno tú y tu dinero! ¿Cómo has pensado comprar el Don de Dios con dinero? 21.Tú no puedes esperar nada ni tomar parte en esto, porque tus pensamientos no son rectos ante Dios. 22.Arrepiéntete de esa maldad tuya y ruega al Señor que te perdone por tus intenciones, si es posible. 23.Porque en tus caminos solamente veo amargura y lazos de maldad.» 24.Simón respondió: «Rueguen ustedes al Señor por mí, para que no venga sobre mí nada de lo que han dicho.» 25.Pedro y Juan dieron testimonio y, después de predicar la Palabra del Señor, volvieron a Jerusalén. Por el camino evangelizaron varios pueblos de Samaría. 26.Un ángel del Señor se presentó a Felipe y le dijo: «Dirígete hacia el sur, por el camino que baja de Jerusalén a Gaza; no pasa nadie en esos momentos.» 27.Felipe se levantó y se puso en camino. Y justamente pasó un etíope, un eunuco de Candaces, reina de Etiopía, un alto funcionario al que la reina encargaba la administración de su tesoro. Había ido a Jerusalén a rendir culto a Dios, 28.y ahora regresaba, sentado en su carro, leyendo al profeta Isaías. 29.El Espíritu dijo a Felipe: «Acércate a ese carro y quédate pegado a su lado.» 30.Y mientras Felipe corría, le oía leer al profeta Isaías. Le preguntó: «¿Entiendes lo que estás leyendo?» 31.El etíope contestó: «¿Cómo lo voy a entender si no tengo quien me lo explique?» En seguida invitó a Felipe a que subiera y se sentara a su lado. 32.El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era éste: Fue llevado como oveja al matadero, como cordero mudo ante el que lo trasquila, no abrió su boca. 33.Fue humillado y privado de sus derechos. ¿Quién podrá hablar de su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra. 34.El etíope preguntó a Felipe: «Dime, por favor, ¿a quién se refiere el profeta? ¿A sí mismo u a otro?» 35.Felipe empezó entonces a hablar y a anunciarle a Jesús, partiendo de este texto de la Escritura. 36.Siguiendo el camino llegaron a un lugar donde había agua. El etíope dijo: «Aquí hay agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado?» ( 37.Felipe respondió: «Puedes ser bautizado si crees con todo tu corazón.» El etíope replicó: «Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.») 38.Entonces hizo parar su carro. Bajaron ambos al agua y Felipe bautizó al eunuco 39.Apenas salieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe y el etíope no volvió a verlo. Prosiguió, pues, su camino con el corazón lleno de gozo. 40.En cuanto a Felipe, se encontró en Azoto y salió a evangelizar uno tras otro todos los pueblos hasta llegar a Cesarea." 
Hecho de los Apóstoles, 8 - Bíblia Católica Online

Leia mais em: https://www.bibliacatolica.com.br/biblia-latinoamericana/hecho-de-los-apostoles/8/

"Salmos, 135 
1.Alaben el nombre del Señor, alábenlo, servidores del Señor, 2.que sirven en la casa del Señor, en los atrios de la casa de nuestro Dios. 3.Alaben al Señor porque él es bueno, cántenle a su nombre porque es delicioso. 4.Porque el Señor se escogió a Jacob, a Israel, para que fuera su propiedad. 5.Yo sé que el Señor es grande, que nuestro Señor supera a todos los dioses. 6.Todo lo que quiere, lo hace el Señor, en los cielos y en la tierra, en los océanos y en todos los mares. 7.Del confín de la tierra hace subir las nubes, produce con relámpagos la lluvia, saca de sus depósitos el viento. 8.Hirió a los primogénitos de Egipto, a los hombres igual que a los ganados. 9.Envió señales y prodigios en medio de ti, Egipto, en contra del Faraón y de todos sus siervos. 10.A numerosas naciones les pegó y dio muerte a reyes poderosos: 11.a Sijón, rey de los amorreos, a Og, rey de Basán, y a todos los reyes de Canaán. 12.Y su tierra la entregó en herencia, en herencia a su pueblo de Israel. 13.Señor, tu nombre dura para siempre, Señor, y tu recuerdo por generaciones. 14.Pues el Señor hará justicia a su pueblo, y se apiadará de sus servidores. 15.De oro y plata son los ídolos de las naciones, obra de las manos de los hombres, 16.tienen boca y no hablan, ojos, pero no ven; 17.tienen orejas, pero no oyen, ni siquiera un suspiro hay en su boca. 18.Que sean como ellos sus autores y todos los que en ellos se confían. 19.Casa de Israel, bendigan al Señor, casa de Aarón, bendigan al Señor, 20.casa de Leví, bendigan al Señor, los que temen al Señor, que lo bendigan. 21.Bendito sea el Señor desde Sión, él, que reside en Jerusalén. ¡Aleluya!" 
Salmos, 135 - Bíblia Católica Online

Leia mais em: https://www.bibliacatolica.com.br/es/biblia-latinoamericana/salmos/135/

LITURGIA DEL JUEVES 22 NOVIEMBRE

Liturgia de la Palabra:
22/11/2018 Jueves de la trigesimotercera semana de Tiempo Ordinario. 

PRIMERA LECTURA
El Cordero fue degollado, y con su sangre nos adquirió de toda nación

Lectura del libro del Apocalipsis 5, 1-10
Yo, Juan, vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, y sellado con siete sellos. Y vi a un ángel poderoso, que pregonaba en alta voz:
«¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?».
Y nadie, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro ni mirarlo. Yo lloraba mucho, porque no se había encontrado a nadie digno de abrir el libro y de mirarlo.
Pero uno de los ancianos me dijo:
«Deja de llorar; pues ha vencido el león de la tribu de Judá, el retoño de David, y es capaz de abrir el libro y sus siete sellos».
Y vi en medio del trono y de los cuatro vivientes, y en medio de los ancianos, a un Cordero de pie, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete espíritus de Dios enviados a toda la tierra. Se acercó para recibir el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono.
Cuando recibió el libro, los cuatro vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante el Cordero; tenían cítaras y copas de oro llenas de perfume, que son las oraciones de los santos. Y cantan un cántico nuevo:
«Eres digno de recibir el libro
y de abrir sus sellos, 
porque fuiste degollado y con tu sangre 
has adquirido para Dios 
hombres de toda tribu, 
lengua, pueblo y nación; 
y has hecho de ellos para nuestro Dios 
un reino de sacerdotes, 
y reinarán sobre la tierra».
Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL149, 1-2. 3-4. 5-6a y 9b

R. Has hecho de nosotros para nuestro Dios un reino de sacerdotes.
Cantad al Señor un cántico nuevo, 
resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;
que se alegre Israel por su Creador, 
los hijos de Sión por su Rey. R.
Alabad su nombre con danzas, 
cantadle con tambores y cítaras; 
porque el Señor ama a su pueblo 
y adorna con la victoria a los humildes. R.
Que los fieles festejen su gloria 
y canten jubilosos en filas: 
con vítores a Dios en la boca. 
Es un honor para todos sus fieles. R.
Aleluya Cf. Sal 94, 8a. 7d
R. Aleluya, aleluya, aleluya
No endurezcáis hoy vuestro corazón; 
escuchad la voz del Señor. R.

EVANGELIO
¡Si reconocieras lo que conduce a la paz!

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 19, 41-44
En aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella, mientras decía:
«¡Si reconocieras tú también en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos.
Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el tiempo de tu visita».
Palabra del Señor.

ORACIÓN DE REPARACIÓN PARA DECIR SIEMPRE ANTES DE DORMIR


16 DE MARZO DE 1923—. Josefa pregunta ahora a la Santísima Virgen María acerca de cómo purificar cada día las acciones y así disminuir nuestro Purgatorio lo más posible. María le responde:
“Cada noche antes de entregaros al descanso diréis con gran confianza al mismo tiempo que con gran respeto estas palabras:
‘Oh, Jesús, Vos conocíais mi miseria antes de fijar en mí Vuestros ojos, y ella, lejos de hacéroslos apartar, ha hecho que me amaseis con tanta ternura y delicadeza. Os pido perdón de lo mal que he correspondido hoy a Vuestro amor, y Os suplico me perdonéis y purifiquéis mis acciones en Vuestra Sangre Divina.
Me pesa haberos ofendido porque sois infinitamente santo. Me arrepiento con toda mi alma y prometo hacer cuanto me sea posible para no caer más en las mismas faltas’”.
Y agrega María:
“Después, hija mía, os entregaréis al descanso con toda tranquilidad”.

OREMOS HOY