.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 6 de julio de 2017

¿Cómo ayuda la Iglesia a niños a “reparar el alma dañada" por la guerra en Medio Oriente?

Por María Ximena Rondón


Actividades durante los campamentos de verano / Foto: Ayuda a la Iglesia Necesita

ROMA, 06 Jul. 17 / 02:16 am (ACI).- La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) ha financiado varios cursos y campamentos de verano entre junio y septiembre para ayudar espiritualmente a miles de niños y jóvenes cristianos de países como Irak y Siria que sufren por los estragos de la guerra.

En información enviada a ACI Prensa, ACN indicó que desde hace varios años promueve esta iniciativa en países como Israel, Palestina y Jordania y que en esta ocasión decidieron implementarla en las ciudades de Alepo, en Siria, y en Alqosh, en Irak, porque estas zonas han sido liberadas del control de los terroristas hace más de seis meses.

La fundación pontificia indicó que además de ayudar a reconstruir los hogares de los cristianos en estos lugares, también se necesita restaurar “las almas y el espíritu de las personas, sobre todo de los niños y los jóvenes que tanto han sufrido”.

Explicaron que los campamentos de verano en Irak buscan que los jóvenes provenientes de las aldeas cristianas en la Llanura del Nínive superen el trauma ocasionado por la ocupación del Estado Islámico (ISIS) durante más de dos años.

Los participantes han sido separados por edades y son atendidos por un “padre espiritual” que los ayudará a fortalecer su fe y esperanza ya que la comunidad cristiana en ese país está en riesgo de desaparecer porque muchos de los fieles huyeron del país o han sido asesinados por los terroristas.

Los jóvenes también reciben apoyo psicológico para que sepan cómo enfrentar los retos que tendrán en el futuro, como proseguir con normalidad su vida tras la liberación del control de ISIS.

Mientras tanto en Alepo, Siria, en el convento de Nuestra Señora de la Asunción se realizan unos cursos de sanación que tienen doce sesiones y se dictan una vez a la semana.

En estos no solo participan los niños y jóvenes sino también las familias ya que los cristianos de esa ciudad han sufrido durante cuatro años por la guerra al vivir sitiados, con hambre y sin agua ni luz.

En total hay más de 960 participantes provenientes de todos los ritos e iglesias cristianas de Alepo.

Otro de los países donde tiene lugar esta iniciativa es Egipto, donde actualmente los cristianos son víctimas de los ataques de los fundamentalistas islámicos.

ACN indicó que el patriarcado católico copto ha organizado cinco campamentos para grupos de hasta 95 jóvenes donde se tratará el tema “Quién es Dios para nosotros”.

El responsable de este proyecto en Egipto, el P. Hanni Bakhoum, comentó a ACN que esta experiencia no solo beneficia a los jóvenes sino también a sus familias.

ACN también patrocina en Egipto otro campamento donde se atiende espiritualmente a unos 70 niños provenientes de 36 parroquias de diferentes regiones.

La fundación pontificia indicó que estos pequeños necesitan cuidados especiales y que sufren el abandono y marginación de la sociedad e incluso de sus familias.

En otros países como Kazajstán, Ucrania, Georgia, Armenia, Letonia, Estonia o Lituania estos campamentos de verano y cursos de formación contribuyen a que los niños y jóvenes que son huérfanos, pobres, viven en pueblos lejanos o en zonas donde hay graves problemas sociales, tengan la oportunidad de vivir una experiencia enriquecedora.

Una religiosa de las Hermanas de la Inmaculada Concepción en Armenia, Sor Arousiag, dijo a ACN que muchos de los niños y jóvenes que participan “consideran esta actividad como lo mejor que les pasa en todo el año, a veces en toda su vida”.

Por otro lado, ACN señaló que estos proyectos también pueden dar frutos inesperados. Contaron el caso de un joven originario de Etiopía que participó en un campamento de verano que en el sur de su país y que regresó a su casa con una inquietud vocacional. Actualmente es un religioso de la Comunidad de San Juan.

Para este año, la fundación pontificia aportará 180 mil euros para realizar más de 20 cursos y campamentos de verano entre junio y septiembre en varios de estos países mencionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario