.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 5 de julio de 2017

Esto es lo que dice el Papa Francisco sobre los homosexuales en nuevo libro

Por Walter Sánchez Silva


Portada del libro entrevista con el Papa

Portada del libro entrevista con el Papa "El nombre de Dios es Misericordia" Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

ROMA, 11 Ene. 16 / 01:37 pm (ACI).- Esta semana llega a las librerías de todo el mundo el primer libro-entrevista del Papa Francisco, titulado “El nombre de Dios es Misericordia” que es el resultado de una serie de diálogos del Santo Padre con el vaticanista italiano Andrea Tornielli.
Entre los distintos temas de los que habla el Pontífice en este libro resalta la importancia del Año Santo de la Misericordia que ha convocado y que se inició el pasado 8 de diciembre.
Diversos medios de comunicación han hecho eco de este texto y se han centrado en la pregunta que hace Tornielli sobre los (CLICKEA SI QUIERES VERLO)-->homosexuales. A continuación la pregunta del vaticanista y la respuesta completa del Papa:
Tornielli: ¿Puedo preguntarle sobre su experiencia como confesor de homosexuales? (CLICKEA SI QUIERES VERLO)--> En la conferencia de prensa en el vuelo de retorno (a Roma) de Río de Janeiro usted dijo la famosa frase: ‘¿Quién soy yo para juzgar?’
Papa Francisco: En aquella ocasión dije esto: Si una persona es gay y busca al Señor y está dispuesto a ello, ¿quién soy yo para juzgarla? (CLICKEA SI QUIERES VERLO)-->Estaba parafraseando de memoria el Catecismo de la Iglesia Católica en donde se afirma que estas personas deben ser tratadas con delicadeza y no deben ser marginadas. Me alegra que hablemos sobre las personas homosexuales porque antes que nada viene la persona individual en su totalidad y dignidad. Y la gente no debe ser definida solo por sus tendencias sexuales: no olvidemos que Dios ama a todas sus criaturas y que estamos destinados a recibir su amor infinito. Prefiero que los homosexuales acudan a la confesión, que estén cerca del Señor y que recemos todos juntos. Se les puede pedir que recen, mostrarles buena voluntad, mostrarles el camino y acompañarlos en el mismo”.
El libro
“El nombre de Dios es Misericordia” ha sido publicado en español por la editorial Planeta y está dividido en nueve capítulos y un apéndice en el que aparece la (CLICKEA SI QUIERES VERLO)--> Bula “Misericordiae Vultus”, el documento con el que el Santo Padre convocó a este Año Santo o Jubileo de la Misericordia.
Entre los capítulos destacan “Un tiempo para la Misericordia”, “El don de la confesión”, “Un pecador como Simón Pedro”, “¿Demasiada Misericordia?”, “Pecadores sí corruptos no” y “Viviendo el Año Santo de la Misericordia”.
En el texto el Santo Padre explica también de dónde le vino la inspiración para convocar a este tiempo especial para la (CLICKEA SI QUIERES VERLO)-->Iglesia: “no hubo un momento particular o definitivo. Las cosas me llegan por sí mismas, siempre en las maneras del Señor y luego se preservan en la oración”.
“Me inclino a nunca confiar en mi primera reacción a una idea o a una proposición que me hacen. Nunca confío en mí mismo en parte porque mi primera reacción es usualmente equivocada. He aprendido a esperar, a confiar en el Señor, a pedirle su ayuda, para que pueda discernir mejor y recibir guía”, dice Francisco.
“Puedo decir que la centralidad de la misericordia, que es para mí el mensaje más importante de Jesús, ha evolucionado lentamente con el paso de los años en mi servicio como sacerdote, como consecuencia de mi experiencia como confesor y gracias a las muchas historias positivas y hermosas que he conocido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario