.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 20 de abril de 2017

IMPORTANTÍSIMO. LÉELO. MENSAJES A LA PROFETA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS. LEÁNLO Y NO PASEN DE LARGO, EN ELLO PUEDE ESTAR NUESTRA SALVACIÓN.

El Enemigo está siempre muy pendiente de vosotros porque, consiguiendo tumbaros, consigue hacer mucho daño. Por eso: velad y orad. Orad y sacrificaos. Ayunad y haced penitencia.



Si deseas ver la presentación de la profeta de los últimos tiempos así como los libros que recogen los mensajes del cielo, CLICKEA:


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
1.- JESÚS HABLA DEL PAPA Y LO QUE PASARÁ CON ÉL, Y NOS DICE LO QUE TENEMOS QUE HACER.
2.- JESÚS NOS HABLA DE LA MASONERÍA Y EL ANTICRISTO.
3.- JESÚS NOS HABLA DE LO QUE PASARÁ CON LA CONSAGRACIÓN Y DE LAS ALMAS VÍCTIMAS.


05-10-2015  
(1) Jesús: El Papa comienza con mucha ilusión este Sínodo, pero le están preparando una emboscada.  Él tiene la ilusión de ayudar a todas las familias en esta Hora importante de la Iglesia, en esta encrucijada que se le plantea al mundo, en esta batalla. Él sabe que tiene muchos enemigos y muchos detractores dentro de la Iglesia. Dentro y fuera. Pero no se lo espera por donde le vendrán. Él cree controladas unas cosas que no lo estarán. En su buena intención querrán aprovecharse todos. Y por pensar demasiado bien, por “no juzgar”, le tendrán preparada la emboscada quienes no se espera. Dentro de sus “fieles” colaboradores tiene infiltrado al enemigo. Le está diciendo que haga ciertas cosas que le vendrán mal.  Jesús, ¡avisémosle! Si esto es así, ¿por qué dejas que lo hagan? Porque tiene que cumplirse mi “Profecía”. Es inevitable.  Si es fácil ver esto, Jesús. ¿Cómo no lo ve? No es fácil, no es tan fácil. Tiene un consejero que busca su perdición. Un consejero que le ha aconsejado que entre en el diálogo, y van a hacerle decir algo que nunca ha dicho. Estas cosas ya le pasan.  (Que luego se transmite a la prensa algo que el Papa no ha dicho) Pero va a ser más aún, y sobre tema más crucial.  Pues dime qué.   Le harán decir que ha dicho que se puede admitir a la comunión a los divorciados vueltos a casar, sin necesidad de abstinencia. Y luego le aconsejarán que no lo desmienta, que presente más tarde un documento aclarándolo todo. Pero para cuando lo quiera presentar, ya le habrán quitado del trono, poniendo a un sucedáneo, al impostor. Le aconsejará no excomulgar a los disidentes, y esperar a que se aclare oficialmente por medio de una Carta695. Pero esto no llegará. Este Papa, tan proclive a “conciliar”, hará caso de todas estas medidas, y no romperá radicalmente. No querrá cerrar el paso, cerrar la vía a la Iglesia a estos disidentes. Será por esto por lo que los contrarios a él, que ya opinan que no es el Papa, se vean cargados de razón para comenzar una campaña disuasoria para toda la cristiandad de que hay que convocar otro Concilio y otra elección de Papa. De momento silenciarán su Voz, y más adelante le declararán Falso. Entre sus adeptos estarán todos estos que opinan la liberación de las costumbres. Serán, entonces, los que le apoyarán los contrarios a la fe. Los Tradicionales, los de fe, se echarán todos a una contra él. Los enemigos de la fe696 se frotarán las manos. Ya lo han conseguido. La misma Iglesia se ha puesto en contra de él. Así han sido convencidos todos los que todavía le apoyaban esperando que dé un desliz. Éste es el desliz esperadoAquí dirán que el Papa se ha equivocado porque no puede estar ni actuar en contra de la fe milenaria de la Iglesia. Para algunos, para muchos, será un alivio, pues lo estaban esperando, y Yo diría que hasta deseando. En su mente estrecha no caben todos para la Iglesia, y este Papa era demasiado “de vía ancha”, y estaban entrando demasiados “indeseables”. Por eso os digo: confiad, confiad en el Altísimo. Si Él tiene a bien, ninguno de estos cataclismos lograrán tocaros. Confiad en Él. No estéis pensando en qué pasará, qué no pasará.  Llegarán días en los que la Casa de Israel se va a poner en contra de la Casa de Israel. Nación contra nación,697 pero también Iglesia contra Iglesia. Los de la falsa Iglesia contra los de la Verdadera. Cada uno creerá que se encuentra en la Nación verdadera y en la Iglesia Verdadera. Y como tal, que se sabe poseedor de la verdad, luchará frente al contrario. La Tradición frente a la Liberalidad. La Tradición defendiendo la Rebelión en mi propia casa. Vosotros no sed ni de unos ni de otros. Se hablará de Falsa Iglesia y de Iglesia Verdadera, pero la división no estará en lo que aparenta. Aparentemente la Tradición ha logrado imponerse sobre la Liberalidad de las costumbres, y ha logrado salvaguardar el depósito de la fe, pero no es más que un señuelo. Estos serán los encargados de poner orden y de defender los pilares de la Iglesia. Serán los encargados de derrocar a mi Papa, excomulgando a los Obispos liberales, que supuestamente le apoyan. Ni unos ni otros son la masonería. 

(2) La masonería es quien actúa encubierta en uno y otro bando y quien hace hacer esta lucha (entre uno y otro) sin dar la cara. Dará la cara luego. De momento actúa oculta en los dos bandos y propugna la lucha y la división. Es propio del espíritu de las tinieblas dividir. ¿Quién causa las guerras y las divisiones entre los países? La masonería. La hay en uno y otro bando enfrentado buscando eso: la división y la guerra. Unos contra otros. Guerra entre hermanos, y confusión. Los Tradicionales creen que han derrocado a este Papa, y los Liberales creen que le siguen teniendo como Papa. Pero no es de unos ni de otros, sino de la Verdadera Iglesia. Una (de ellas) se llama a sí misma Verdadera, sin serlo, y acusa a su hermana de Falsa. La Falsa cree estar a favor de este Papa liberalizador de las costumbres, este Papa abierto. El Papa no está ni con unos ni con otros.  El Papa se dará cuenta de que esta pugna es un señuelo para instaurar el reinado del Anticristo, habiendo logrado desbancar el Papado. Los Tradicionales elevan al Papado a un Antipapa, y están tan contentos, hasta darse cuenta de lo que han hecho. Cuando quieran volver atrás, pocos habrá que lo logren: estarán horrorizados de su error. Los Liberales serán excomulgados por este Antipapa y se sentirán no miembros de la Iglesia, se sentirán parias y leprosos. En su lugar, dará la cara la verdadera masonería, ya no encubierta, que será de uno y otro lado, que después de la lucha provocada y el choque de las Iglesias resurgirá como solución, como poniendo paz, como garante de la Paz. Esta masonería que propugna, no ya la comunión de los divorciados, o no ya la homosexualidad, sino que ellos van a un fin mayor que es suprimir a Cristo en la Eucaristía, que es la Abominación, la Abominación de la Desolación. Y no sólo, sino la instauración de un nuevo rito, similar a la Eucaristía pero que no sea el Cuerpo de Cristo, sino que sea el Cuerpo del Anticristo. Dirán que Cristo Viene y Cristo ha venido en su Segunda Venida, y que se ha inaugurado un nuevo rito. Primeramente se ha tenido que suprimir el Antiguo. Lo que te hablo es que surgirá una nueva fuerza no por nadie esperada. No es tanto Falsa o Verdadera Iglesia, sino Nueva Iglesia. Esta Nueva Iglesia que surgirá de la lucha entre la Falsa y la Verdadera, será aparentemente lo esperado, la religión esperada, los Nuevos Tiempos esperados. Pero no son los Nuevos Tiempos, sino que son la venida del Anticristo. Los Tiempos del Anticristo tienen que venir antes de la Nueva Jerusalén. Y tiene que reinar durante tres años, en el Reino que llamaréis “de las tinieblas”.


El Anticristo no lo trae la Iglesia de la Liberalidad abierta, sino la Iglesia de la Liberalidad encubierta, con apariencia de ortodoxia. El Anticristo viene con apariencia de bondad y so capa de libertador. Viene so capa de pacificador. Viene haciéndose el “sanador”, el resolutor de conflictos, el que todo lo puede, el que calma las tinieblas y al que la tierra y el mar obedecen. Y aparentemente así será. Se le habrá dado ese poder. Será fácilmente reconocible por vosotros, mis pequeñuelos. Será fácilmente reconocible por ti. La masonería surgirá como base en la que se apoye, pero tendrá la apariencia de Iglesia VerdaderaEsta falsa iglesia verdadera de un plumazo habrá hecho desaparecer a los que pugnaban por Falsos y Verdaderos, a la lucha entre falsa y verdadera iglesia, Tradicional y Liberal. De un plumazo acaba con los dos bandos y surge ella. Y en la Segunda Venida apoya al Anticristo. El Antipapa erigido en el Trono lo reconoce como Cristo, y lo hace ocupar el puesto de Dios en el Santuario. En el lugar del Sagrario está el trono del Anticristo con una figura de hombre que es él. Dice ser el Hombre-Dios y tiene una forma y un rostro concreto. Frente a él se postrarán todos los pueblos de la tierra. Es podredumbre.  ¿Y la Eucaristía, Jesús? Y la Eucaristía… Se habrá suprimido previamente.  El rito que se inaugurará tendrá apariencia de Eucaristía, pero no será Eucaristía. No vengáis a comercionalizar en esa Casa. Será un comercio de comprar y vender, pero dais vuestra alma al diablo porque quien reina es el diablo. Después de todas las Profanaciones, Yo ya no estaré. En la pugna de las excomuniones me habrán retirado de los templos “por precaución”. El decreto que habrá desde la Iglesia oficial será suprimir el Sagrario y suprimir la Consagración en las celebraciones, “por precaución”, en espera de que pueda venir un Verdadero Papa que ponga orden. En esa Abolición del Sacrificio se prepara un “Sacrificio Nuevo para un Tiempo Nuevo”, donde la antigua Iglesia ha pasado y viene la Nueva. En esa “Nueva” iglesia, Yo ya no estaré.  No estaré, hija, no estaré en vuestras celebraciones. Aunque aparenten que estoy. No Soy Yo. Es el Anticristo.  ¿Hará un sacrificio de comunión? Sí, un sacrificio de comunión con su propio cuerpo.  Jesús, ¿y esto cómo puede ser? No te corresponde a ti saberlo ahora ni bajo esta comunicación. A esta figura se le presentan las ofrendas. (Veía que a una figura grande de hombre sentada en el Trono, venía gente a ofrecer cosas: agua, comida… y otros la tomaban. Los que necesitaban lo cogían. Y era como una especie de mercado. Como productos solidarios. Que unos cogen y otros dejan.  Los que pueden pasar a esto llevan marcado en la muñeca como un código de barras, que con un aparato se lo leen. Lo presentan antes de pasar. Y pueden pasar. En esta ceremonia se da gracias a la creación, a la madre tierra, por esos productos. Y viene gente a ofrecer a sus hijos. Y otros se ofrecen a sí mismos para rituales de iniciados. Para ser dedicados “al templo”. Y poder pasar a formar parte de los iniciados. Los que toman contacto con los seres superiores, los que dicen que son “ángeles”, e incluso toman contacto con el mismo Dios, que es Lucifer) ¿Son rituales de magia negra? Sí, ya los tenéis entre vosotros, y ya son exactamente así. Cuando esto se generalice y sea el ritual oficial, será el Reino de las Tinieblas, el Reino del Anticristo. Los que no os hayáis prestado a estos intercambios, tendréis que subsistir a base de vuestras transacciones, porque no podréis comprar ni vender. Y en un principio no os harán caso. Se registrarán las casas, pero sólo para ver si poseéis la Eucaristía. Lo demás no les importará, porque de lo que estarán ciertos es que, sin Eucaristía, sucumbiréis. Tarde o temprano se os acabará el alimento material. Luego si tenéis o no alimento, o si podéis arreglaros entre vosotros, no le darán importancia, y os dejarán con ese trueque solidario con el que os venís manteniendo. Están ciertos que, en vuestra pobreza, terminaréis sucumbiendo. Como pasado un tiempo verán que no sucumbís y no desaparecéis, sospecharán que tenéis el alimento espiritual. Ahí sí que vendrán mis mártires a resurgir, los mártires eucarísticos. Ahí defenderéis con vuestras vidas la Eucaristía que se halla escondida y protegida en vuestras casas. Ahí mis sacerdotes fieles serán pasados a cuchillo. Ahí dirán que es el odio a la fe el que ha matado a esos sacerdotes,698 pero será la propia masonería quien acabe con ellos. Ahí es el momento peor, cuando sean quitados de mi vista a todos los sacerdotes consagrantes de mi Verdadero Cuerpo.  ¡Uf! Si son muchos. Será una verdadera muerte de los discípulos amados, todos a una. A los que no hayan conseguido matar por sus artes embaucadoras,699 o comprar con dinero, o llenar de placeres, lo harán pasándolos a cuchillo. Habrá una lista de sacerdotes fieles que se encargarán de darle práctica, pero se lo harán hacer a los mercenarios, so capa de perseguidores de la fe o musulmanes. Pero será desde la iglesia del Anticristo. Los principales objetivos serán los sacerdotes fieles. Vosotros, muchos, por defenderlos, perderéis también la vida.  

(3) Entonces, si no hay sacerdotes fieles, ¿cómo se consagra? Llegará un periodo en el que apenas se consagre en mi Iglesia y en el mundo. Se querrá acabar también con la Iglesia de las catacumbas. Pero no dejará de consagrarse por completo. Siempre me quedará alguno.  ¿Eso va a durar mucho? No, pero depende de vuestros rezos.  Jesús, pues no quedamos casi nadie. Sí quedáis. Las almas-víctima me habéis conseguido más almas, y más fuerza, y más amor. Los depositarios de Carismas especiales habéis formado un Ejército de personas fuertes y seguras en la Verdadera doctrina y en lo que hay que hacer. Ya no hay duda. Ya no hay temor. El Espíritu Santo os ayuda muchísimo a manteneros fieles y a saber cuál es el Camino. No hay nada que temer. No hay miedo. Aun en medio de esos sufrimientos atroces, habréis encontrado la paz y la valentía. No temeréis nada, no temeréis perder nada. Todo me lo daréis. Estaréis tan unidos a Mí que hasta se os tornará en gozo el sufrir. No lo notaréis. Incluso me pediréis más. Será un tiempo gozoso. No será un tiempo temeroso.  Pues parece horrible todo esto.Porque lo miras sin mirarlo en Mí. Vosotros agradeceréis muchísimo estos Tiempos y poder sufrir así.  Toda la Iglesia se alegrará con vosotros, con los mártires. La Iglesia de todos los tiempos se alegrará con los que pueblan la tierra en los días de la Gran Purificación, y son de los que permanecen fieles. Esos santos gozarán de una santidad especial. Muchos querrán haber estado en estos Tiempos que vivís vosotros, y no les habrá sido dado. Muchos envidiarán vuestros Carismas. Será un tiempo de un sufrimiento especial, pero también será un tiempo de una gracia especial. Yo os sostendré de una manera especial. No tenéis que temer, pues vuestra resistencia a todo esto hasta os parecerá inhumana,700 porque la tendréis de Mí. Muchos ni os reconoceréis, pues al pusilánime le haré valeroso; al necio, listo, en mi Corazón. Al perezoso, laborioso; al trabajador, experto; al tibio lo volveré fervoroso y al fervoroso santo. El santo hará milagros. Y los que hacen milagros serán elevados al Cielo. Al que resista Yo le daré mi Corona de Gloria,701 pero lo haré ocupando un lugar especial en el Cielo, el lugar de Los Santos de los Últimos Tiempos. Mirad que tenéis todos una característica común, y esta característica es ser hijo de María y estar consagrado a Ella en la Consagración Total. Es la Virgen la que hace posible esto, y lo hace en los corazones entregados a Ella. Tú te preguntas: ¿y cómo haremos esto? Yo te digo: es la Virgen, es Ella la que lo hace en vosotros. ¿No veis que con Ella todo es suave, e incluso el martirio se os hace un martirio delicado? La cruz, ¿no es dulce?, ¿no es llevadera? ¿No decís que no os cuesta y que incluso la lleváis con alegría en los corazones entregados a Mí por medio de Ella? Tú me preguntas: ¿Cómo lo haré? Y Yo te digo: “Con Ella”. Vive muy de la mano de María. Renovad a cada instante vuestra Consagración. 

Están muchos temerosos, considerando que imposible, que ellos no podrán. Yo os digo: poneos de la mano de María, y es más: vivid en Su Corazón. Y una vez dentro, decidme si no estáis dispuestos a soportar todo lo que venga. Puede uno arder su cuerpo en las llamas y no notarlo. Puede uno perder su hijo y alegrarse en que sea para el Cielo. Puede otro estar enfermo y pedir más enfermedad y más agravamiento. Puede otro perder todas las posesiones y estar contento, porque acumula (guarda) un Tesoro en el Cielo. ¿Y cómo hacer esto, si no es por milagro? La Virgen María hará en vosotros el milagro del cambio de corazones, que es el mayor milagro que pueda haber. Después, con unos corazones transformados en Ella, ¡ya pueden llover sobre vosotros castigos! Los soportaréis todos. Y los soportaréis con una sonrisa y dando Gracias a Dios.  Que es el Nuevo Sufrimiento. Éste es el Nuevo Sufrimiento para un Tiempo Nuevo. Es un sufrir sin sufrir, es  un sufrir en gozo. ¿Alguno sabe lo que es esto, ha hecho ya la prueba? ¿Ha hecho la prueba que, como Santa Teresita, no poder sufrir en nada porque todo sufrimiento se le ha transformado en gozo? Así es como estaréis. ¿Conocéis la espiritualidad de Santa Teresita? Era un preludio de ésta (espiritualidad) en un tiempo nuevo. Ella es la Patrona de los misioneros, pero también es la Patrona de las almas que vivirán en la era de la Gran Purificación. Serán almas muy felices. Serán almas muy alegres. Alegres, porque lo habrán perdido todo, pero lo habrán ganado todo con Cristo. Serán las almas más ricas en su pobreza. ¿Creéis que Yo no me manifestaré? ¿Creéis que Yo os dejaré? Si es necesario, incluso me apareceré a vosotros. Todos tendréis la sensación de que Yo habito en vuestra casa. No existirá la sensación de soledad. Todos seréis hermanos. Viviréis en un hermanamiento clave entre vosotros, en ese hermanamiento que os hará amaros y respetaros, que os hará sentiros hermanos entre vosotros sin disputas, sin nada raro, con sencillez, apoyándoos. Cada uno sabe que puede contar con el otro. Todos estaréis ahí para todos. Será muy importante el grupo, o la familia, o la iglesia doméstica. Muy importante la comunidad de cada cual. 
Como verán que no pueden acabar con vosotros, salvo matándoos, se empezará el aniquilamiento de la verdadera Iglesia de las catacumbas, e iréis muriendo a sus manos.

Pero antes de que el grado de abyección de este asesinato llegue a su plenitud, Yo enviaré la Lluvia de Fuego, y después de esta Lluvia de Fuego en la que aniquilaré toda la maldad, Vendré a Reinar.  Pues alguno tiene que quedar… Sí quedará. Quedarán más de los que os parece, de lo que tenéis pensado. Esta Iglesia de las catacumbas será más numerosa de lo que creéis, y lo será por las súplicas de una Virgen y las súplicas de las asociadas a Ella, las almas víctimas asociadas a Ella. Por eso: ¿qué temer? ¿No os basta? ¿No os he dicho que Conmigo todo será fácil? ¿No tenéis aquí mis instrucciones? No tenéis más que seguirlas. Sencillo, ¿no?  Parece sencillo. Parece fácil. Hasta que un niño pequeño podría hacerlo. Hasta los niños pequeños lo harán. Tan sencillo será. ¿Te digo la clave? ¿Cuál es la clave? La Clave es María. Estad unidos a Ella y sed como Ella. Lo demás, será fácil.


NOTAS
695 Documento oficial del Papado. 
696 Son otros. La masonería. 
697 Cfr. Mt 24,7; Mc 13,8.
698 Los musulmanes. 
699 Matar el alma.
700 Sobrenatural. 
701 Cfr. Ap 2,10; 2 Tm 4,8.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario