.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 9 de febrero de 2017

Anciano de 70 años, nueva víctima de una ley inhumana

Hola:

“Nunca hay paz para los cristianos en Pakistán".
Es el grito desesperado de Anjum Mukhtar, un cristiano pakistaní cuyo padre, Mukhtar Masih, de 70 años, fue acusado de blasfemia el pasado 28 de enero.
Para su horror, la policía irrumpió en su casa de noche y no solo se llevaron preso a su anciano padre, sino a toda la familia. Toda. Incluso a sus tres hijos.
Blasfemia-familia.jpg
Como siempre ocurre en estos casos, la maldición de la blasfemia cae repentinamente sobre una familia sin ningún motivo aparente que la justifique. Basta la simple denuncia de un musulmán para destruir las vidas de todos sus miembros para siempre.
1. Las leyes de la blasfemia son injustas, sectarias y contrarias a los derechos humanos: pide por favor al presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, que las derogue.
http://www.citizengo.org/hazteoir/pr/40109-stop-ley-blasfemia  (la página de firmas que se abre cuando pinchas este enlace es nueva. Seguimos siendo HazteOir.org, pero con el fin de mejorar el proceso de entrega de las firmas a los destinatarios de esta campaña, hemos integrado la página de firmar en la web del Grupo CitizenGO. ¡Pero seguimos siendo HazteOir.org!)
2. Si ya lo has hecho, difunde esta campaña para que los españoles sepan lo que ocurre con los cristianos en países como Pakistán. Pincha en este enlace para hacerlo.
http://www.citizengo.org/hazteoir/pr/40109-stop-ley-blasfemia?m=5
Al anciano Mukhtar Masih lo acusan de haber escrito mensajes blasfemos contra Mahoma y contra el Corán, algo que las autoridades de Pakistán no han podido demostrar. Ni siquiera que la caligrafía de las cartas que le atribuyen sea la misma.
Sin embargo, esta circunstancia no ha impedido a la policía llevar a cabo los arrestos después de que unos musulmanes liderados por el imán de la mezquita local denunciaran a Mukhtar Masih, vecino de la aldea cristiana de Lambanwali, en la provincia de Punjab.
El motivo oculto de la denuncia, como viene siendo habitual, ha sido un litigio entre la familia de Masih y unos musulmanes a cuenta de unas propiedades. Estos ofrecían un dinero por las tierras al anciano que este rechazó por considerarla insuficiente. Y esto desencadenó el episodio de venganza que ha acabado con todos los miembros de la familia de Masih en la cárcel.
Masih se enfrenta a 10 años de prisión o a morir ahorcado. Su familia, de momento, ha sido puesta en libertad. Pero la mancha de la blasfemia no se borra tan fácilmente.
Únete a nuestra petición: pide al presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, que derogue las leyes de la blasfemia. Pídele respeto por los derechos humanos pinchando en este enlace.
"Estos cargos son completamente falsos, mi padre es inocente. Tratamos de explicar esto a la policía, pero ellos nos arrestaron. Golpearon a mi anciano padre y a mí tratando de que confesáramos un crimen que no hemos cometido”.
Así se expresa Anjum Mukthtar, preocupado por la suerte de su padre y también por las represalias que pueden sufrir sus hijas Romilla (14 años), Nehmeeia (10 años), Shaima (8 años), a quienes puedes ver en la fotografía.
Ellos necesitan tu ayuda y una firma puede hacer mucho bien. No estás solo, te lo aseguro. Hay miles de personas en el mundo presionando para devolver la dignidad a las víctimas de las leyes de la blasfemia. Únete.
¡Muchas gracias por movilizarte!
Miguel Vidal y todo el equipo de MasLibres.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario