.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 22 de febrero de 2017

En defensa de la natalidad, Polonia subvenciona la mitad del gasto de cada hijo; ¿para cuándo en España?

Sparkle

El programa del PiS afecta a cada hijo a partir del segundo para todas las familias y ayuda también a erradicar la pobreza. El PIB per cápita y el sueldo medio de los españoles dobla al de los polacos, pero criar un hijo les cuesta el triple que en Polonia. Su tasa de fecundidad es la misma

A partir del segundo hijo, las polacas reciben cada mes una subvención de unos 115 euros por cada nuevo bebé, la mitad de lo que cuesta criarloA partir del segundo hijo, las polacas reciben cada mes una subvención de unos 115 euros por cada nuevo bebé, la mitad de lo que cuesta criarlo
El partido que gobierna en Polonia, el conservador y católico Ley y Justicia, implantó el 1 de abril de 2016 el programa ‘500+’, con el que pretende aumentar la natalidad en un país en el que la tasa de fecundidad está en 1,3 hijos por mujer fértil, igual a la que tiene España.
Con ese programa de ayudas a la familia, Polonia subvenciona la mitad del gasto de cada uno de los hijos que nazcan, a partir del segundo, en todos los hogares del país.
Si se hace una comparativa entre España y Polonia en cuanto a las ayudas a la familia y la defensa de la natalidad, cabe destacar que el PIB per cápita y el sueldo medio de los españoles doblan los de los polacos. Sin embargo, criar un hijo de españoles cuesta el triple de lo que cuesta en Polonia.
Además, la natalidad en Polonia, con una tasa de fecundidad de 1,32 hijos por mujer en 2014, insuficiente ante la tasa de reposición necesaria (2,1 hijos por mujer), es prácticamente la misma que la española, 1,33 hijos por mujer en 2015.
Siendo esto así, cabe preguntarse a qué espera el Gobierno español para emprender medidas de ayudas a la familia y la natalidad similares a las adoptadas en Polonia.
En el centro, Jaroslaw Kaczynski, líder del partido polaco Ley y Justicia y destacado defensor de la vida y la familia
En el centro, Jaroslaw Kaczynski, líder del partido polaco Ley y Justicia y destacado defensor de la vida y la familia

2,5 millones de hogares beneficiados

El programa ‘500+’, medida estrella del Gobierno de Polonia, ideado por Ley y Justicia (PiS, por sus siglas en polaco), dota con 500 zlot (moneda polaca) mensuales, equivalente a 115 euros, a todas las familias por cada hijo que tengan a partir del segundo y sin importar sus ingresos.
Hay que recordar que en Polonia los gastos que ocasiona criar a un hijo rondan los mil zloty, es decir unos 230 euros, con lo que el coste de la manutención de esos hijos se ve reducido a la mitad.
Desde que se implantó la medida, que ha supuesto invertir unos 3.500 millones de euros en tan solo nueve meses, ya se han beneficiado del programa unos 2,5 millones de hogares polacos y 3,8 millones de niños.
Esa ayuda, que en grandes ciudades como Varsovia sirve de apoyo a las familias, en poblaciones menores o pueblos, donde la situación económica es más precaria, cobra una especial relevancia. Además, se trata de la Polonia rural, donde las familias son más conservadoras y tienen más hijos.
Pero, ¿con qué dinero financia el Gobierno polaco su medida estrella? Pues a través de impuestos a empresas y supermercados, la mayoría de titularidad extranjera, además de los 2.100 millones de euros obtenidos por la venta de licencias de telecomunicaciones.
Dada la repercusión que tienen estas ayudas en las urnas, donde una gran masa de votantes agradece al PiS las subvenciones por hijos, ningún experto duda de que va a ser muy difícil que ningún otro partido retire el programa ‘500+’.
No creo que ningún partido se atreva ya a quitar la ayuda por hijo. Se montaría una revolución”, advertía recientemente el arquitecto de 42 años Piotr Wozniak, en declaraciones publicadas por el diario El País este martes, 21 de febrero.
Cabe recordar también que, en materia provida, el Gobierno de Ley y Justicia ha restringido especialmente la ley del aborto y ha dejado de financiar la reproducción asistida. Y su agenda social incluye medidas como la reducción de la edad de jubilación o la subida de las pensiones a los jubilados.
A las españolas les gustaría tener dos o más hijos, pero su tasa de fecundidad es de 1,3; ¿por qué no se las ayuda?
A las españolas les gustaría tener dos o más hijos, pero su tasa de fecundidad es de 1,3; ¿por qué no se las ayuda?

¿Por qué no en España?

Ante este escenario en favor de la familia y provida, hay que preguntarse por qué el Gobierno de España, donde la natalidad está atravesando una auténtica crisis, a pesar de que los españoles desean tener dos o más hijos,  ni siquiera se plantea hacer propuestas parecidas para paliar los efectos de ese problema sobre las familias, como el cada vez más evidente envejecimiento de la población.
De hecho, ante una tasa de fecundidad de 1,33 hijos por mujer, prácticamente como la de Polonia, hay que resaltar otros contrastes que inclinan la balanza de ayudas a la familia en favor del Gobierno polaco.
En 2015, el PIB per càpita de Polonia era de 11.200 euros, y el salario medio de 11.788 euros; mientras en España en el mismo año eran, respectivamente, 23.200 euros y 26.259 euros, es decir más del doble del de los polacos, según una comparativa de Datos Macro.
Pero, ¿cuánto cuesta criar un hijo en España? Pues las familias se gastan entre 100.000 y 300.000 euros en criar a cada niño desde que nace hasta los dieciocho años, según se detallaba en el ‘II Informe sobre lo que cuesta un hijo’, elaborado por la CEACCU (Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios) con datos de octubre de 2006.
Así, si hacemos una media de 150.000 euros, resulta que criar un hijo a las familias españolas ya les costaba hace diez años alrededor de 694 euros al mes, es decir el triple de lo que les cuesta hoy a los hogares polacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario