.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 2 de febrero de 2017

SUSPENDAN A SOR LUCÍA CARAM

Sor Lucía Caram dice en la televisión que la Virgen María y San José mantuvieron relaciones sexuales.

«Yo creo que María estaba enamorada de José y que era una pareja normal, y lo normal es tener sexo. Cuesta de creer y de digerir. Nos hemos quedado en normas que nos hemos inventado sin llegar al auténtico mensaje». Esas fueron las palabras de Sor Lucía Caram, OP, en el programa «Chester in love» presentado por Risto Mejide.
Monseñores, esto es un escándalo gravísimo. Es una afrenta a nuestra Madre, la Santísima Virgen María, a su esposo, San José, a Cristo, por calumniar a sus padres terrenos, a la Iglesia Católica y a todos sus hijos, así como a la fe católica revelada por Dios, nuestro Señor,  que no se puede tolerar; y las personas que formalmente constan que pertenecen a las instituciones de la Iglesia deben ser sancionadas públicamente por sus superiores para que no sean motivo de grave escándalo, y para satisfacer la justicia divina.

Esta petición será entregada a:
  • Monseñor Román Casanova - Vic
  • Conferencia Episcopal Tarraconense
  • Conferencia Episcopal Española

No hay comentarios:

Publicar un comentario