.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

domingo, 11 de junio de 2017

La Conferencia Episcopal Polaca llama a los divorciados vueltos a casar a la «verdadera conversión»

La Conferencia Episcopal Polaca llama a los divorciados vueltos a casar a la «verdadera conversión»
EN DEFENSA DE LA DOCTRINA TRADICIONAL CATÓLICA


Explican que en la Familiaris Consortio, Juan Pablo II cerró firmemente la puerta a la cuestión de la Sagrada Comunión para los católicos civilmente divorciados y casados ​​de nuevo.
(LifeSiteNews/InfoCatólica) La Conferencia Episcopal Polaca ha decidido seguir la enseñanza tradicional católica reafirmada por el Papa Juan Pablo II sobre la no admisión de los católicos divorciados que se han vuelto a casar civilmente  a recibir la Sagrada Comunión.
Los obispos declararon en una declaración del 6 de junio que los católicos en las relaciones adúlteras deben ser conducidos «a la verdadera conversiónl».
La enseñanza de san Juan Pablo II en su Exhortación Familiaris Consortio de 1981 «no ha cambiado» con el Papa Francisco y la Amoris Laetitia, declaró el portavoz de los obispos Pawel Rytel-Andrianik en una entrevista con Katholisch.de.
En Familiaris Consortio, Juan Pablo II cerró firmemente la puerta a la cuestión de la Sagrada Comunión para los católicos civilmente divorciados y casados ​​de nuevo.
«Sin embargo, la Iglesia reafirma su práctica, fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su praxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía», escribió.
«Hay además otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucaristía, los fieles serían inducidos a error y confusión acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio», añadió.
Los obispos anunciaron que las directrices para la atención pastoral de las parejas que viven en relaciones «no sacramentales» serán discutidas en su Asamblea General de otoño.
La exhortación de Papa Francisco Amoris Laetitia, difundida el año pasado, ha sido utilizada por varios obispos y grupos de obispos, incluidos los de ArgentinaMaltaAlemania Bélgica, para publicar directrices pastorales que permiten la comunión a los divorciados que viven en adulterio. Pero otros obispos, como algunos en Canadá, han emitido pautas basadas en su lectura del mismo documento que prohíbe a tales parejas para recibir la comunión.
Los obispos polacos han mantenido un fuerte frente en defensa de la enseñanza católica durante el pontificado del Papa Francisco. Cuando tuvieron conocimiento respecto a que antes del Sínodo Extraordinario de los Obispos de Roma en el año 2015 de que existía una propuesta para que los católicos civilmente divorciados y casados ​​nuevamente fueran admitidos a la Sagrada Comunión, la rechazaron públicamente.
«La enseñanza y la tradición de la Iglesia muestran que las personas que viven en una unión no sacramental se privan de la posibilidad de recibir la Santa Comunión», declararon en un comunicado de prensa de marzo de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario