.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 1 de junio de 2017

VIDA DEL CRISTIANO: 5 consejos del Papa Francisco para tener un Matrimonio para toda la vida

El matrimonio implica una alianza eterna entre un hombre, una mujer y Dios, una alianza que jamás se rompe. El hombre y la mujer, por consentimiento mutuo, entran en el acuerdo; pero el procedimiento, para poder ser completamente válido, debe ser apoyado en la ley divina que nos dejó el creador.

La unión matrimonial fue pensada para ser un arreglo de por vida. El esposo y la esposa deben unirse el uno al otro (Génesis 2,24). Jesús enfatizó que lo que Dios unió el hombre no lo puede separar (Mateo 19,6), porque, idealmente, el esposo y la esposa están unidos por ley hasta la muerte (Romanos 7,2)

Conociendo entonces esta breve definición de lo que es el matrimonio, te invitamos a leer lo que el Papa Francisco dijo sobre esta alianza de amor en una de sus Catequesis sobre la familia realizada en la Plaza de San Pedro. Sus reflexión a continuación:

La tierra se llena de armonía y de confianza cuando la alianza entre el hombre y la mujer se vive en el bien.

Y si el hombre y la mujer la buscan juntos entre ellos y con Dios, sin dudas la encuentran. Jesús nos alienta explícitamente a testimoniar esta belleza, que es la imagen de Dios
Claves para que el matrimonio sea firme y fuerte

Durante esta catequesis, el Papa Francisco abordó una hermosa reflexión acerca de la belleza de la Alianza entre el hombre y la mujer a través del Sacramento del Matrimonio y ha indicado varios puntos que los Matrimonios deben tener bien claro para permanecer siempre firmes y fuertes:
La Familia, es el gran don que Dios ha dado a la humanidad con la creación del hombre y de la mujer y con el sacramento del Matrimonio.

Después de haber creado el universo y todos los seres vivientes, creó la obra maestra, es decir, el ser humano, que hizo a su propia imagen: "Lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. (Gen 1,27)

El hombre y la mujer, como pareja, son imagen de Dios

La diferencia entre hombre y mujer no es para la contraposición o la subordinación, sino para la comunión y la generación, siempre a imagen y semejanza de Dios.

Para conocerse bien y crecer armónicamente el ser humano tiene necesidad de la reciprocidad entre hombre y mujer

Luego de esto, el Papa Francisco indicó algunas sugerencias a los Matrimonios para fortalecer su vínculo y que puedan sostenerse con la gracia de Dios.
El Papa Francisco afirmó que el hombre y la mujer deben:

Hablarse más,
Escucharse más,
Conocerse más,
Quererse más.
Tratarse con respeto y cooperar con amistad.

"Con estas bases humanas, sostenidas por la gracia de Dios, es posible proyectar la unión matrimonial y familiar para toda la vida", indicó

El vínculo matrimonial y familiar es «una cosa seria», concluyó


Papa Francisco. Catequesis, Audiencia general, Plaza de San Pedro, 15 de abril de 2015 | Información vía: Radio Vaticana

No hay comentarios:

Publicar un comentario