.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 12 de enero de 2017

DE INTERÉS PARA TODAS LAS ALMAS. LEÁNLO Y COMPARTAN.


07-04-2002 
Jesús: “Hago de Jerusalén una copa de vértigo”, dice la Escritura.462 Mira que Yo lo hago. Y cuando miréis, creeréis. Si ni tan siquiera cuando miréis, creéis, es que, hijos míos, con vosotros no hay nada que hacer. Generación perversa, que sólo busca su bien. Venid a Mí. Lo repito ya con lágrimas en los ojos y cansado de tanto y tanto desaliento: ¡Venid a Mí! Te decía que estéis preparados: los Días se acercan. Están ahí, a la esquina.

Dicen que Tú no castigas.  No seas ni seáis insolentes con vuestro Dios. Esperad a ver para creer si es que aún no me creéis. Sólo espero que entonces no sea demasiado tarde para vosotros, para vuestros cuerpos y sobre todo y para siempre, para vuestras almas. Días ... días ... quedan los días contados. Cae con contundencia sobre vosotros, hijos, porque retrasé lo que pude, pero no puedo retrasarlo más. Cae sobre vosotros, y viene del Cielo. Tú eres el vigía que está sobre una torre y ve que viene sobre el Pueblo un tornado. ¡Avisa!, avisa que al Refugio.463
 08-04-2002 

 Jesús: Estás sobre mi Corazón, ven Conmigo, ven por aquí. Mira, éste es el Camino estrecho,464 el Camino viejo, por el que han ido tantos y tantos antepasados tuyos y vuestros. Y mira cómo lo habéis olvidado. Vais tras otro. Buscando otro: modernidades, extravagancias, rarezas, hechos extraordinarios, visiones extraterrestres, modas, piropos, halagos. Sí, vaciedad de obras.465 Esto hace mi moderna Iglesia de hoy: ir por el camino equivocado, buscando extravagancia de nuevos ritos y encumbrando a los soberbios que, sin rectitud, buscan perderse a sí mismos y perder al Pueblo. ¡Oh, soberbia, pecado tan antiguo y siempre nuevo! 

462 Cfr. Za 12,2.
463 Cfr. Ez 33,1ss.   
464 Cfr. Mt 7,13-14; Lc 13,24.
465 Cfr. Qo 1, 2; 2, 21-23 
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

22-01-2010 
 
Jesús: No quiero que la Antigua Devoción230 siga siendo antigua. Quiero que sea Nueva. No quiero que se apunten en su haber: 20 Libros = 20 días de indulgencia.231 O bien: os libraré de 40, 100 días de Purgatorio si distribuís mi Libro. O: Yo os daré prosperidad material, si sois buenos vendedores. Más bien os digo: aquel que distribuya mi Libro, tendrá más Cruz.  A aquel que lo dé a conocer, le daré a gustar de las dulzuras de mi Cruz.  ¿Queréis entonces seguirme? ¿O vosotros también queréis dejarme?  No vengáis, si lo que buscáis son Dones. Los Dones os los doy porque quiero, no como premio a que me hayáis servido. Por servirme, por estar a mi servicio, esto es lo que os doy: Cruz. Y que ninguno que no haya entendido que la Cruz es una ganancia, venga. Así que os digo: éste es mi Regalo para los que difundáis mi Libro: LA CRUZ. La Cruz, y entender el sufrimiento. Una unión muy profunda con el Amado y un compenetrarse con Él para culminar la Obra de la Redención, y hacerlo en la Eucaristía. Éste es el Regalo que doy a los que distribuyan mi Libro: VIDA EUCARISTICA, profunda vida eucarística. Una Unión Conmigo en mi Sacramento de Amor. El Regalo es: (SER) VÍCTIMAS CON LA VÍCTIMA. Mirad que si no es a esto, tampoco os llamaré a mi lado en la otra Vida. Si vivís Conmigo la Cruz, os espero en la Resurrección. Viviréis a mi lado, como ovejas predilectas. Meditad si esto lo consideráis vosotros como un regalo. Valorad si queréis venir a cogerlo. Yo os lo dono. Yo os lo doy. Amén. 
 30-01-2010 (Retiro) 
 
Jesús: (Paso la 1ª parte de la oración pensando en toda la gente que está en el Retiro) ¿Ya estás tranquila? Ahora podrás pensar en Mí.... ¿Ya tienes a todos los tuyos localizados y bien dispuestos? Está bien, corderita mía, a Mí también me gusta que cuides y atiendas a los míos... está bien, no temas.

Marga mía: Te amo. Mírame desde aquí, desde la Custodia, deseoso de entregarte mi Amor. ¡No pienses en otros posibles hombres cuando el Hombre está aquí, y te llama! ¿Qué amor podrían darte? ¿Crees que te llenarían como puedo llenarte Yo? ¡Oh... amor vano de vanas criaturas! ¡Sólo Yo lleno! ¡Sólo Yo Soy el Amor! Y cuando el Rey se ha dignado fijarse en su sierva, ¿quién es la sierva para rechazarle? ¿Es que habrá otros amores similares al Mío? ¿Es que crees tú que fulano o mengano pueden hacerte más feliz? ¡Oh, ven aquí, corderita mía, ven, y no te me escapes! Así como tú no debes creerte nada, pues nada eres, así quiero que tú, fiada y confiada en mi Palabra, te lances a lo que Yo te he dicho; sin desaliento ni desánimo, sin dudas y sin pesimismo. ¿Qué te puede pasar, hija? ¿Qué pierdas la vida? Bien, si ésa la ganas para Cristo.  Mira: no has de temer. No tienes nada que temer, pues tú vas Conmigo. Mi vara y mi cayado te sosiegan.232 Aunque un ejército acampe contra mí, nada temo233, tu vara y tu cayado me sosiegan.  Controvertido profeta en los Albores de la Salvación. No temas. No temas. Quisiera que me transmitieras tal cual Soy: que Soy ese Enamorado, ese Hombre Puro que anhela a su esposa y se desvive en deseos de agradarla. 

Soy Ése. Ese Amor. Ése: el Amor. El Amor sabe los deseos de su criatura, pues es Él mismo el que se los puso en el corazón, y como lo sabe, corre presuroso a llenarlos. ¿Habéis pensado que cada alma es distinta? Cada alma es diversa, cada alma es diferente. Y a todas Yo las quiero colmar. Y para todas tengo palabras de cariño, para todas tengo esa unión que Yo quiero contigo. Con todas estoy pendiente de hasta el más mínimo detalle que les gusta, para dárselo. Cada cosita que hagan, cada pequeño pensamiento intrascendente, Yo lo conozco, y Yo lo quiero y Yo lo amo, porque la creé Yo, porque la creó Dios. Yo mismo, con mi Padre y el Espíritu estábamos presentes y unidos en la Creación del mundo. Yo mismo, con mi Padre y el Espíritu, la Trinidad se une al crear un alma. Está presente en su creación, es el Artífice de su creación. Y Yo lo que anhelo y quiero es que esa alma se dirija toda su vida a Mí, y que goce de Mí eternamente en el Cielo. Es lo que anhelo y quiero, y es lo que continuamente busco. Por eso, para que se cumpla mi deseo con todos, o con al menos una buena parte de ellos, suscito profetas que, como tú, me lleven al mundo. Profetas del Amor Eterno. ¿Y cuál es vuestro fin? Atraer a todos los hombres a Mí. ¿Cómo? Con lazos de amor,234 con lazos de unión. ¿A través de qué? A través de mis Palabras.

Mostrad, mostrando al mundo mis Palabras. Ésas que os comunico. Te decía, hija, que fueras degustando mis Dulzuras para poderlas mostrar luego. Y te decía que nunca os iba a abandonar. Nunca os iba a abandonar. Que tú no tienes que temer ni tener miedo con respecto a qué os podrá pasar, pues estáis Conmigo. Estáis en Mí, y Yo nunca os he de abandonar.

230 Devoción al Corazón de Jesús.  
231 Habla de que ha prometido muchas gracias a los que difundan este libro y el titulado: “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús”. Las gracias no se reciben por el mero hecho de repartirlo maquinalmente.  
232 Cfr. Sal 23,4.  
233 Cfr. Sal 27,3.  
234 Cfr. Os 11,4.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 

20-01-2015 
 
Jesús: Marga, mira lo Precioso de la vida. La vida, antaño, era más hermosa, aunque vosotros creáis que habéis progresado. Cuando no existía este mal llamado “progreso”, el mundo era más hermoso, los hombres, mejores. Poco a poco os habéis ido corrompiendo y la Verdad oscureciendo. Ahora, las relaciones entre vosotros no son bellas. ¡Se olvida hasta el amor de madre! Hasta los más ancestrales amores. A Dios no se le encuentra. Paseabas hoy por Madrid. Oías conversaciones que te asombraban. Dichas con tanta naturalidad, hablando de pecados, desviaciones y comportamientos horrendos. Los hombres ya no pueden mirar ni hablar con una mujer sin que se les despierten ideas lascivas. Las ideas de infidelidad, como las más naturales en una conversación con personas amigas y conocidas. Siempre probando a ver “si cae algo”.  Oh, Jesús, no digas eso. No te rebajes a eso. Sabes que, si he de bajar a la ciénaga Yo en Persona a limpiaros, lo haré. Sí, Jesús, me daban pena, como a Ti. También pensaba en lo que yo podía estar contagiada de esos criterios. Y me parecía un mundo frío, feo y con maldad en los corazones. Y con olvido de Dios. Quiero salir de lo que yo pueda tener de eso. Amada, se os pega, sí. Todos los días tenéis que hacer el esfuerzo de quitaros el barro que se os ha pegado a las botas, al recorrer el Camino, y eso se hace en la oración. Si la persona deja de rezar, el barro le sube, sube de las botas a las piernas, a la rodilla, al cuerpo y puede llegar a ahogarle. 

¡No! ¡Este mundo feo, no! ¡Llenadlo de belleza vosotros! Pensabas: “ya no hay inocencia en las miradas”. Y me pedías tenerla tú. No hay inocencia en el trato de unos con los otros. Tened ese trato de inocencia y simplicidad, de sencillez y bondad. Sed almas sencillas, como mi Madre. Quiero que entre vosotros tengáis relaciones puras, relaciones castas, relaciones sencillas, desprovistas de toda doblez, de todo aprovecharse del otro, de todo afán de sobresalir, de vanagloria, de quedar por encima. Por eso mi Iglesia debe ser otra cosa. Y si no lo es, dejadme que por lo menos lo sea en estos pequeños reductos. ¿Has visto, hija? Vidas con Dios-vidas sin Dios.  No os comportéis como si Dios no existiera y no hubiera venido a formar parte de vuestra vida, haberse hecho uno con vosotros y caminara a vuestro lado. No os comportéis como si no me tuvierais, como si el Novio no estuviera con vosotros348. Los que no me conocen, entiendo su tristeza. La vuestra, no. No estéis pensando siempre en tentaciones. Las tentaciones de tristeza os vienen: ¡alejadlas!

Vosotros tenéis que ir al mundo a dar razón de vuestra esperanza.349 ¿La tenéis? ¿La tenéis primero vosotros? ¿Ves, hija, ves amada, cómo os hace falta, al mundo le hace falta que venga Yo a hablaros?350 Habéis perdido el Norte. El mundo no conoce el Amor de Dios.  No os comportéis vosotros como si no hubierais conocido que Dios os ama.

348 Lectura de estos días. Mc 2,19; Lc 5,34; Mt 9,15.
349 Cfr. I P 3,15.  
350 La razón de estos Libros.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario