.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

domingo, 11 de junio de 2017

Continúa en Yemen la emergencia de cólera

Continúa en Yemen la emergencia de cólera
CON CASI 800 MUERTOS Y MÁS DE 100.000 PERSONAS CONTAGIADAS


Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia meridional (Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen), días atrás, se refirió a la situación como «desastrosa».
(AsiaNews/InfoCatólica) La epidemia de cólera detonada a fines de abril en Yemen, nación sacudida por más de dos años de guerra civil sangrienta, ha causado cuando menos 789 muertos y más de 100.000 casos sospechosos de contagio. Es cuanto afirma Tarik Jasarevic, vocero de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el cual «al día de hoy, han sido señalados 101.820 contagios y 789 decesos, en 19 provincias distintas».
Días atrás, expertos de la OMS dieron la alarma, al referirse a la situación como una verdadera y auténtica emergencia, estimando que en los próximos seis meses las personas afectadas llegarán a ser 250.000. 
En un comunicado difundido ayer, el director de Oxfam, Sajjad Mohammed Sajid, subrayó que en este momento, en el país árabe se registra una víctima de cólera por hora. «Yemen está al borde del precipicio» –agregó el experto-, y si no se interviene de manera drástica para limitar la epidemia, ésta  terminará «amenazando la vida de miles de personas en los próximos seis meses». Para detener la epidemia, resulta esencial un «cese del fuego» y «reactivar la asistencia humanitaria». La difusión del cólera se ve favorecida por las pésimas condiciones higiénico-sanitarias y por la carencia de estructuras médicas. Además, la mitad de los hospitales y de las clínicas del país han sido destruidos, o los daños revisten tal gravedad que resultan prácticamente inutilizables. 

Crisis agudizada por la guerra

Desde enero de 2015, la nación del Golfo es teatro de un sangriento conflicto interno en el cual la plana de líderes sunitas del ex presidente Hadi, sostenida por Riad, se enfrenta con los rebeldes chiitas Houthis, cercanos a Irán y a los Hezbollah libaneses. En marzo de 2015, una coalición árabe liderada por los sauditas llevó a cabo bombardeos contra los rebeldes, que terminaron en la mira de las Naciones Unidas a raíz de las víctimas provocadas entre la población civil, muchas de ellas  niños. Fuentes de la ONU hablan de más de 8.000 muertos y 45.000 heridos.
Al ser interpelado por AsiaNews, Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia meridional  (Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen), días atrás, se refirió a la situación como «desastrosa». Sin embargo, agregó el prelado, por el momento no es posible delinear un panorama completo de la realidad, porque «es difícil entrar y obtener información creíble al respecto», basada en la realidad y no teñida de propaganda.
Comentando la gravísima emergencia humanitaria que atraviesa el país árabe, que lleva 30 meses sacudido por la guerra civil, Mons. Hinder definió a Yemen como una nación «olvidada, en comparación a otros conflictos, que parecen resultar más interesantes» a nivel mediático. Por eso, concluyó, urge prestarle una «mayor atención».

No hay comentarios:

Publicar un comentario