.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

martes, 13 de junio de 2017

IMPORTANTISIMO. LEELO Y COMPARTE


28-12-2015  (Fiesta de la Sagrada Familia) 

Jesús: ¡Ah…! “La familia de la parroquia, sí…” Esa familia que deja tanto que desear. No te hablo de tu parroquia, sino en cualquier parroquia… ¡dejan los feligreses tanto que desear! Y cuando pretenden eso: ser familia, ¡se quedan tan a las puertas! No se puede edificar sobre cimientos de barro. Y son barro todos los cimientos construidos sobre sí mismos. No se puede edificar bajo apariencias: apariencias de amor, apariencias de familia. Besos y abrazos buscándose a sí mismos. A la necesidad que cada uno tiene de soltar “sus energías”, su afecto desmedido, sin ninguna mesura. Y hacerlo bajo capa de “caridad fraterna”. Para poder “ser familia”, primero tendréis que aprender a ser miembros de esa familia a la que aspiráis, que es la Familia del Cielo. ¿Sois verdaderos hijos?, ¿sois verdaderos hijos de Dios? ¿Tenéis a Dios como Padre? ¿Os comportáis como hijos sumisos a su Voluntad? Horrorosa palabra he dicho ahora. Acabo de decir, para vosotros: sumisión. ¡No queréis someteros a nada ni nadie! ¡Ni aun a Dios! Vuestra voluntad por encima de todo, e incluso por encima de la Voluntad de Dios. La Iglesia, antes de una Familia, es la Casa de Dios. (Y) Diréis: “Dios es Familia”, sí. Pero Dios es Dios. Y ante Él se debe respeto. Odio, no puedo con todos esos ademanes de saludos entre vosotros en mi Presencia. Con esas charlas amigables. ¡Sólo en la iglesia!, que afuera ni os saludáis, ni os paráis y ni os interesan vuestros hermanos. Parece que venís a mi Presencia a regodearos de eso: “¿Ves, Jesús? ¿Ves, Dios? Me interesan ellos más que Tú. Tú apenas me interesas, pues no me haces caso ni te interesas por mí. Amor, con amor se paga, ¿no? Pues en este caso, te pago así tu desamor”.  A veces me abruma mi sentimiento de inutilidad. ¿Es más tu inutilidad que mi Amor?  No. Pues entonces… Yo te amo. Tú sé todo lo inútil que puedas, que no me podrás.  Ja, ja, ja, ja. ¡Ah! ¡Un tiempo Nuevo! ¡Un Tiempo Nuevo, sí! Cariño, ¿tú crees que ellos van a poder Conmigo? ¿Podrán con todo el Amor que te tengo? ¡No!, ni aunque te atacasen ejércitos enteros a la vez.851  Y dirán que te amo mucho… ¡Cómo no amar a una niña así, que se entrega y no pide nada a cambio!, que es capaz de los mayores heroísmos. Y este primero de ceder sus virtudes a la Causa. Y de purificarse y pulirse en ellas. No, niña. No estés incómoda cuando Yo te digo piropos. Sábelos recibir.  Sufrirán los tuyos viendo cómo te haces famosa. Te dirán en tu Juicio: “Di que a ti todo esto te impulsó a hacerlo tu Director espiritual. Y entonces quedarás libre”. Y querrán así que le vendas. Vendas su memoria. Tú nunca digas una mentira. Yo te haré salir airosa de todas tus acusaciones, hasta que consigan frenarte. Tendrás varios juicios. Varias comparecencias. ¿Y qué es “todo esto”, te preguntas? Es la guerra que van a lanzar abierta contra la Eucaristía. Y tú has de defenderme. Primero con tus actos. Luego con tu vida.  Puesta a luchar en un bando, y rodeada de soldados expertos, tú darás mi orden. Querrás darla tal y como Yo te dije. Pero cosas las tergiversarán. No te importe. Mi labor saldrá aun así. Aun en ese caso, que te ves en intento de manipulación manejar, tú sigue adelante con lo que Yo te diga. Y lo harás. Lo lograrás hacer. Olvídate de todas estas diatribas y esos dimes y diretes. La misión es más grande que eso. Es excelsa. Te olvidarás de todo ello… ya verás. Juana: yo te quiero en mi caballo. Te lo dono.  (Me estoy medio durmiendo) Sí, Juana, debes ir ya a dormir. Mañana sigo. No temas. Yo te bendigo en el Nombre del Padre, etc…

851 Cfr. Sal 27,3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario