.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 15 de junio de 2017

Seréis como dioses. Dos formas de ateísmo: la neurociencia y los robots

Diario digital Hispanidad

Seréis como dioses. Dos formas de ateísmo: la neurociencia y los robots
  • Casualmente son las dos ciencias de moda.
  • La neurociencia nos asegura que el cerebro, esa cosa material, piensa.
  • Pero no hacen hombres-sólo-cerebro, miren por dónde.
  • La robotización nos promete que la máquina tendrá conciencia… o que ya lo tiene.
  • Y así es: tendrá la misma conciencia defectuosa del humano que creó la máquina. 
Habla un constructor de robots, quien nos explica que la próxima etapa es lograr que sus maquinistas tengan conciencia y sentimientos. Es decir, que aquello que fabrica, o vende, se convierta en persona.
Vamos que nuestro comercial quiere ser dios, creador de seres racionales. Y es muy cierto: tendrá la misma conciencia defectuosa del humano que creó la máquina. Porque las máquinas copian la inteligencia del único ser creado racional y libre: el hombre.
Pero, en el entretanto, juegan a ser dioses.
Junto a la maquinización robótica, hay otros que juegan a ser dioses: los chicos de la neurociencia. Son aquellos que consideran que el cerebro piensa, aunque se cuidan mucho de no despojarle de todos sus órganos anexos para quedarse con el rey del cuerpo: el cerebro. Olvidan lo de siempre: que no podemos prescindir del espíritu por la sencilla razón de que alma es lo que les diferencia a ti de tu cadáver, incluidos el cadáver de los neurocientíficos.
Al final, los robóticos y los neuras coinciden en lo mismo: ambos quieren ser como dioses.
Eulogio López

No hay comentarios:

Publicar un comentario