.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

jueves, 2 de marzo de 2017

Blasfemia en Canarias. “Los legítimos sentimientos religiosos tienen derecho a ser respetados”, dice el cardenal Blázquez

Diario digital Hispanidad

Blasfemia en Canarias. “Los legítimos sentimientos religiosos tienen derecho a ser respetados”, dice el cardenal Blázquez
  • El obispo de Canarias pide perdón “a nuestro Salvador y a su bendita Madre, también nuestra. Perdona a mi pueblo, Señor”.
  • Y convoca a una misa de desagravio el próximo viernes 3 de marzo a las 19.30 en la catedral.
  • Recordemos: uno de los números se burlaba de manera obscena de la Virgen María y de la crucifixión de Cristo.
Este lunes el carnaval de Las Palmas protagonizó una de las ofensas a los creyentes más graves que se recuerdan en esta cita. Se produjo en la gala Drag donde se concedió el primer premio al llamado Drag Sethlas, que protagonizó un número en el que se burlaba de manera obscena de la Virgen María y de la crucifixión de Cristo, recoge Religión en Libertad. Se trata de una nueva blasfemia que refleja la persecución contra los cristianos que arrecia ahora en España.
El número consistía en un drag queen vestido de Virgen María que se va desnudando. A continuación, representaba a Jesucristo crucificado para posteriormente bajar de la cruz mientras entona estrofas provocadoras, todo ello rodeado de un ambiente religioso donde aparecían nazarenos y velas.
La irreverencia, la provocación y la falta de respeto caracterizaron la actuación de quien ha sido elegido vencedor del carnaval.
Ante la blasfemia, el cardenal Ricardo Blázquez (en la imagen) mostró su disconformidad con el número transgresor del transformista Drag Sethlas, insistiendo en que “hay respeto al derecho a la libertad de expresión, pero también los legítimos sentimientos religiosos tienen derecho a ser respetados”.
Po su parte, el obispo de Canarias, monseñor Francisco Casesha escrito una carta “a quien quiera leerme” en la que confiesa estar viviendo “el día más triste de mi estancia en Canarias” por el “triunfo de la frivolidad blasfema en la gala Drag (…), triunfando en los votos, y triunfando en los aplausos de una muchedumbre enardecida”.
“Lo primero que ha brotado de mi corazón ha sido pedir perdón, a nuestro Salvador y a su bendita Madre, también nuestra. Perdona a mi pueblo, Señor. Perdona a tus hijos, Madre”, afirma en la carta hecha pública por el obispado de Canarias.
Y tras preguntarse si no existen límites a la libertad de expresión ante ofensas tan graves como la realizada a los católicos este lunes, el obispo convoca a los fieles a una misa para dar gracias a Dios y a la Virgen y pedir perdón por esta blasfemia el próximo viernes 3 de marzo a las 19.30 en la catedral.
José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario