.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Orbán: 'Hoy en Europa está prohibido decir la verdad'

'ESTAMOS AMENAZADOS POR LA INMIGRACIÓN'

La Gaceta

Con motivo del Día de la Independencia de Hungría, su primer ministro, Viktor Orbán lanzó el último grito de alarma de una Europa a punto de perder su identidad.
Carlos Esteban
Sábado, 19. Marzo 2016 - 19:13


"Europa, nuestra casa común, no es libre", ha dicho el díscolo primer ministro húngaro, Viktor Orbán, en un discurso con motivo del Día de la Independencia de Hungría que ha sonado como un grito de resistencia para toda Europa ante las amenazas a su identidad y la soberanía de sus naciones.

La 'bestia negra' de los globalistas europeos, el hombre que ha resistido a pie firme las amenazas de sanciones y represalias de sus poderosos socios en la UE por su clara defensa de la identidad húngara y europea frente a la avalancha de los recién llegados del Tercer Mundo y al que la realidad ha acabado dando la razón, recordó que Europa no es libre porque no está permitido decir la verdad.

En LA GACETA hemos hecho frecuente referencia al 'pacto de silencio' de las autoridades europeas con las fuerzas del orden y los grandes medios de comunicación para mostrar al público una imagen distorsionada y buenista de la crisis de los refugiados, ninguneando o acallando los incontables quebraderos de cabeza, choques culturales, problemas de seguridad y orden público, creación de guetos, fomento del extremismo y costes inasumibles.

Una censura más insidiosa que el lápiz rojo de las dictaduras -abierta y reconocida al fin- se cierne sobre las malas noticias que afectan a los recién llegados mediante presiones políticas y financieras y afinidades ideológicas, una llaga sobre la que Orbán pone el dedo sin disimulos.

"Está prohibido decir que quienes llegan no son refugiados, sino que Europa está amenazada por la inmigración"*, desgranó Orbán en un discurso que ya puede calificarse de histórico.

"Está prohibido decir que decenas de millones se preparan para partir en dirección a nuestros países".

"Está prohibido decir que la inmigración trae el crimen y el terror a nuestras naciones".

"Está prohibido señalar que las masas que llegan de otras civilizaciones ponen en peligro nuestro modo de vida, nuestra cultura, nuestras costumbres y nuestras tradiciones cristianas".

"Está prohibido advertir que quienes llegaron en oleadas anteriores ya han creado sus propios nuevos mundos propios para sí mismos, separados, con sus propias leyes e ideales, que están forzando la destrucción de la milenaria estructura de Europa".

"Está prohibido reconocer que no se trata de una cadena de consecuencias casual e involuntaria, sino una operación orquestada y preparada de antemano; una masa de gente dirigida contra nosotros".

"Está prohibido decir que en Bruselas están fraguando planes para transportar extranjeros aquí tan pronto como sea posible e instalarlos entre nosotros".

"Está prohibido admitir que el objetivo de instalar a esa gente aquí es remodelar el paisaje religioso y cultural de Europa y alterar sus cimientos étnicos, eliminando así la última barrera contra el mundialismo: los Estados-nación".

"Está prohibido decir que Bruselas está ahora devorando clandestinamente más y más espacios de nuestra soberanía nacional, y que en Bruselas muchos estudian ya los planos de unos Estados Unidos de Europa para los que nadie les ha dado autorización".

"Hoy se ha escrito en el libro del destino que poderes mundiales ocultos y sin rostro eliminarán todo lo que es único, autónomo, ancestral y nacional. Mezclarán culturas, credos y poblaciones hasta que nuestra polifacética y orgullosa Europa se vuelva dócil y pierda su vitalidad. Y si nos resignamos a este resultado, nuestro destino estará marcado y acabaremos digeridos en las enormes tripas de los Estados Unidos de Europa".

* Agradecemos al blog Gates of Vienna la traducción al inglés del discurso de Orbán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario