.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

lunes, 6 de marzo de 2017

Europa irá «a la deriva» si pierde sus raíces cristianas

Europa irá «a la deriva» si pierde sus raíces cristianas
ADVIERTEN LÍDERES RELIGIOSOS CRISTIANOS


Líderes católicos y ortodoxos en una declaración conjunta instaron a los europeos a recordar sus raíces cristianas, y recuperarlas durante este tiempo de «preocupación general por el futuro» de Europa.
(EWTN News/InfoCatólica) En una declaración conjunta, un conjunto de líderes cristianos afirmó: que «nuestras sociedades están recurriendo a sus recursos espirituales para conseguir los medios de responder a la situación que está viviendo Europa y para trazar el camino hacia un futuro lleno de esperanza y mayor confianza», dijeron los líderes.
La declaración se hizo durante el V Foro Católico-Ortodoxo Europeo, en el cual 12 delegados del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) se reunieron en París con 12 representantes de las Iglesias Ortodoxas el mes pasado para debatir el tema «El temor de Europa ante la amenaza de los fundamentalistas. Terrorismo y el valor de la persona humana y la libertad religiosa».

Marginación de la fe cristiana del ámbito público

Mientras que los gobiernos garantizan los «derechos fundamentales de la persona humana, aumentan los esfuerzos que buscan marginar o eliminar la religión del ámbito público», dijeron los líderes.
«Creemos que Europa necesita más que nunca el aliento de fe en Cristo y la esperanza que brinda», dijeron. «El cristianismo es una cédula de identidad que no niega a otros sus derechos humanos, sino que busca cooperar con todos para la realización del bien común».
Se centraron especialmente en los efectos que el terrorismo y la secularización extrema tienen sobre los jóvenes. A menudo, señalaron, los terroristas radicalizados son jóvenes desesperados que ven la violencia como una salida, y como una manera de vengarse de los no creyentes y que considera «infieles» y a quienes se les ha enseñado a ver como «otros».
«Jóvenes, es el momento de la esperanza y de construir el futuro. Invitamos a todos los jóvenes a comprometerse a construir un mundo fraterno que no excluya a nadie», afirmaron.
«No vacilamos en recordar que nuestras propias Iglesias han emprendido tal trabajo para lograr una comprensión más profunda de la Palabra de Dios en las Escrituras»
También señalaron el efecto que algunos conceptos de secularismo están teniendo sobre los jóvenes de Europa, que han llevado «a generaciones enteras a una forma de analfabetismo religioso que priva a los ciudadanos del conocimiento básico que es necesario para que entiendan su propia herencia cultural, Así como el patrimonio cultural de otras tradiciones que se inspiran en la religión».
Ignorar el patrimonio religioso de Europa a menudo conduce, aunque no intencionalmente, a la discriminación y la persecución dentro de las sociedades que dicen ser abiertas, explicaron.
«El relativismo cultural, desprovisto de verdad o bien moral, no puede establecerse como dogma, porque esto realmente conduce a la división entre los seres humanos».

Sobre la inmigración

Dirigiéndose a las grandes oleadas de inmigrantes que Europa ha experimentado en los últimos años, los líderes describieron la bienvenida del extranjero como un deber cristiano, e instaron a recordar a Abraham, y que los cristianos, judíos y musulmanes tienen en común como padre en la fe. Agregaron que a su vez los migrantes tienen el deber de integrarse pacíficamente en sus países de acogida, los cuales deben estar unidos en el respeto de los derechos religiosos y humanos de todas las personas.
«Las sociedades pluralistas son un verdadero desafío para la humanidad contemporánea, especialmente en Europa. Nuestra larga tradición cristiana nos ha enseñado que el Evangelio de Jesús ha sido capaz -y sigue siendo capaz- de reunir hombres y mujeres de todo origen en un solo pueblo de fe», dijeron.

Retorno a las raices cristianas

En última instancia, para que la paz prevalezca en Europa, el continente debe estar dispuesto a entablar un diálogo con personas de diferentes credos y volver a sus raíces cristianas, lo que proporciona a Europa «su visión universalista, su noción de La dignidad de la persona humana y sus principios morales».
«Si eres arrancado de tus raíces, irás a la deriva», insistieron. «El vacío en el interior expone especialmente a los más jóvenes a las peores tentaciones. Repitamos firmemente que la fe cristiana reconcilia todas las dimensiones personales y sociales que se encuentran en la persona humana».

No hay comentarios:

Publicar un comentario