.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

viernes, 25 de noviembre de 2016

MENSAJES LA VERDADERA DEVOCION AL CORAZON DE JESUS TOMO 1.


29-08-2001 
 
Un Santo: Para llegar al Cielo, hija mía, hay que sufrir. Ninguno de nosotros estamos aquí sin haber sufrido.  Sábete que la muchedumbre de los mártires de España mira hacia la tierra e invoca perdón para vosotros, hijos bastardos de la Nación española, que habéis olvidado a Quien os creó y que trabajáis por perder vuestras almas y las de los que os rodean. La muchedumbre de los mártires de España, de los confesores de la fe y los predicadores, mira hacia vosotros y está horrorizada por el divorcio353 que ve en la vida de los que se dicen santos. La muchedumbre de los mártires de España quiere interceder por vosotros, pues se os acerca un gran sufrimiento, que lo será para todo el pueblo. Volveos a Dios, hijos de España, y soportad con Él el castigo que, ya sin remedio, cae de inmediato contra vosotros. Rezad a vuestra Madre para permanecer a salvo.  Alabado y bendito sea Dios, el Dios de los Ejércitos, el Dios de las esposas fieles, el Dios de los Santos del Cielo. Alabado y bendecido por todos, así en la tierra como en el Cielo. Amén. 
 
Jesús: ¿Oyes? Te ha hablado un santo del Cielo.     ¿Quién? No importa. Hacedle caso. Obedécele. Es como si la Trinidad tuviera un “Consejo” y se ha decidido ya vuestra suerte. Todavía si os inmoláis más, puede ser aminorado el castigo, pero cae sobre vosotros sin remedio. Diles que se inmolen para este fin. Que te crean, pues portas el mensaje de Dios. Hija, sí, va a ser horrible. Permaneced muy unidos a Mí y con María, a su alrededor. Entrad en el Refugio de su Corazón. Sabes que el odio contra la Iglesia y lo anticlerical ha permanecido latente durante estos años. Se está despertando y se despertará y se os hará la guerra hasta desde dentro de vuestras filas. Vais a ser considerados herejes y sectarios.  ¡Pobres hombres los que os acusarán!, caerá sobre ellos mayor parte de castigo. Pero tendréis que sufrir, ¿lo queréis? Resistid, “resistid firmes en la fe.354 El enemigo ronda como león rugiente buscando a quien devorar”355: resistid.

353 Separación fe – vida. 
354 Cfr. I P 5,9.  
355 I P 5,8s. 
08-09-2001 

(Natividad de la Virgen) 
 
Virgen: Mira, hija. He aquí que el enemigo os ronda. Busca y busca una rendija. Se mete y la abre y la abre para caber más a gusto, y penetra en el alma que se ha descuidado y dejó en su día un pequeño agujero para que entrara el enemigo. Estad alerta. Vigilad. ¡Qué pena de mundo de desamor! ¡Qué pena de mundo sin amor! Todos los problemas vienen porque falta el amor. ¡Venid con amor al Amor! Acercaos, aunque seáis bestias infelices, aunque ya ni seáis humanos, animalizados por el deseo y por la injusticia. Aunque vuestros pecados sean más rojos que la grana356, venid con amor al Amor, para que El los purifique357 y terminen blancos como su Hostia Inmaculada, y podáis uniros a El en la Eucaristía. ¡Venid!, ¡venid con amor al Amor! Olvidad vuestra antigua vida de pecado. Olvidad vuestros infames juicios. Olvidadlo, pues Dios lo olvida si hay sincero arrepentimiento. ¡Y venid con amor al Amor!  Pasad por el tamiz de las buenas obras, por el tamiz del sufrimiento. Reparad por lo hecho por vosotros y por el pecado del mundo entero, y acercaos blancos al Amor, para que Él, en un abrazo, se funda con vosotros y encontréis el verdadero sentido de vuestra existencia: Existo por Amor, por el Amor del que me creó, y a Él voy por el amor, acercando a Él a cuantos más puedo. ¿Comprendéis el sentido de vuestra existencia? Es el Amor el que os lo da. Es lo que os falta y es lo único que necesitáis. Buscadle, porque en Él y sólo en Él está la felicidad. Está el porqué de vuestra existencia. Está la razón de la muerte y la Verdad de la Vida. Acercaos, oh hijos pequeños con amor al Amor. El Amor salva, salvará al mundo.  Podéis ir en paz.
 
 12-09-2001 

(Después del atentado de las Torres gemelas) 
 
Virgen: Hija, te pido hoy que hagas tú ayuno por las víctimas, por todos los impenitentes, por todos los que ahora se encuentran en el purgatorio y por todos los pobres desesperados que se han quedado sin nada. Quiero que de España, al menos, suba una ofrenda de suave olor al Padre Dios.     Madre, pero habrá más sitios donde oren.

Sí, hay más sitios, pero quiero que tú formes un “palomarcito” familiar donde se alabe y se bendiga a Dios, donde se ore y se sacrifique por los hermanos, donde se bendiga con la vida pura a Dios.  Confiésate hija, es importante que tus ofrendas me las hagas desde la pureza más absoluta que puedas lograr. Hija, esto no se entiende358 y se va a echar la culpa a Dios. Trabaja tú para atraer a cuantas más almas puedas a Dios. Éstos son momentos en los que Dios aprovecha para lanzar cuerdas de salvación a sus hijos que perecen ahogados en el Desastre. Se tú una de esas cuerdecitas No temáis. No temáis. Tengo a todos vosotros en mi Corazón. Tengo a todos, a todas vuestras familias y vuestros hijos en mi Corazón. Seguid más y más y siempre más unidos a Mí. Seguid con mi Rosario alrededor, y Yo os prometo que la mano de Satanás azotando al mundo no podrá tocaros. ¿No sabéis que Yo venzo a la Serpiente? Hija, ¿has entendido? Esfuérzate hija, esfuérzate. Mi Amor merece la pena. Ayúdame a salvar almas para Cristo. Ayúdame, pequeña. Necesito vuestra ayuda, necesito tu ayuda. Todas las manos, ahora, son pocas. ¿Me has entendido?

356 Cfr. Is 1,18.  
357 Con la confesión. 
358 Lo de EE.UU
 
 16-09-2001 
 
Jesús: Yo Soy Amor, Yo Soy Amor. Has de decirles que Yo Soy Amor. No Soy Temor, ni Muerte, Destrucción. Yo Soy Vida. Vida Divina. Vida de la Gracia. Puerta del Cielo. Yo no doy Muerte y Destrucción. No. No Soy Yo: sois vosotros. Vosotros mismos buscasteis vuestra  muerte y destrucción, vosotros mismos. Ya no puede Dios detener por más tiempo la mano del hombre sobre el hombre. Si sois abandonados de Dios, vosotros mismos os destruiréis unos a otros. Y el Castigo os afectará a todos. En una u otra medida. Pero habrá lugares que no. Sí, habrá lugares que no. Dinos, Jesús, qué lugares son para que vayamos. El lugar es el Corazón de Jesús, el Corazón de María. Permaneced en mi Corazón y el Demonio no podrá tocaros. Tú diles que Dios no quiso todo esto. Diles que Dios es Amor. No es Muerte, Destrucción. Que vuelvan a Dios para que El pueda salvarlos. Niña, mira, niña: tú experimentas en ti un cambio. La gente experimentará en sí igualmente un cambio. Habrá más confesiones, más conversiones. Cuando la gente, conmovida, no sepa qué rumbo tomar, indícales tú. Podrás ayudar a muchísima gente a salvarse. Diles que enmienden sus vidas, pues el Día se acerca. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada