.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

martes, 29 de noviembre de 2016

Una situación absolutamente única, en tiempos de la Virgen María

Un minuto con Maria ummspanish@mariedenazareth.org


El Mesías era especialmente esperado a principios de nuestra era, en tiempos de la Virgen María, tal como lo atestiguan el Evangelio y varios escritos judíos y paganos de la época, porque ciertas profecías hablaban explícita y precisamente del momento de su venida.

El Evangelio es testimonio también de la significación de esta espera tan particular que se había apoderado de todos. « Como el pueblo estaba en la espera » (Lc 3,15) cuando Juan Bautista apareció todos le preguntaron: « ¿Eres tú quien debe venir o debemos esperar a otro? » (Lc 7,19).

Es una situación absolutamente única y ese aspecto característico del cristianismo es, por sí solo, suficiente – según la opinión de varios especialistas – para colocarlo totalmente aparte en la historia religiosa de la humanidad.

La espera de la culminación de los tiempos había llegado a ser tan fuerte y precisa, que en ese periodo particular de la historia, más de cien candidatos a Mesías fueron registrados por los historiadores. Gamaliel se refiere a ellos en su intervención a favor de los Apóstoles ante el Sanedrín.

L’équipe de la Foi Chrétienne (El equipo de la Fe cristiana)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada