.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Un caso único en la historia de la humanidad

Un minuto con Maria ummspanish@mariedenazareth.org 



A partir de numerosas profecías, un caso único en toda la historia de la humanidad, la venida de un Mesías Salvador era esperada en Israel.

Siendo una niña, la Virgen María esperaba en medio de su pueblo, Israel, la venida del Mesías, que no había sido anunciada por un solo profeta, sino por una larga lista de hombres, prediciendo y completando, uno tras otro, sus predicciones durante varios siglos.

Ella esperaba en medio de un pueblo pequeño, sacudido por la historia que sobrevivió a todos los enfrentamientos con los Imperios vecinos y que finalmente será en el futuro el único pueblo que resistirá a la disolución del mundo antiguo, conservando intacta su identidad y guardando para siempre la certeza inquebrantable de ser instrumento de un destino imperecedero, de dimensión universal.

Las numerosas profecías que anuncian la venida del Mesías definen de manera sorprendente el perfil del Esperado, su nacimiento, su vida, su muerte, su misión y su destino, tal como fuera imaginado por los contemporáneos de Cristo y reconocido por los cristianos que siguieron a Jesús.


L’équipe de la Foi Chrétienne (Equipo de la Fe cristiana)

lafoichretienne.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario