.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

jueves, 10 de noviembre de 2016

VIDEO: Experto propone 5 criterios básicos para entender qué es el purgatorio

124
124
LIMA, 09 Nov. 16 / 04:21 pm (ACI).- La Iglesia enseña en el Catecismo que “los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo”.
“La Iglesia llama purgatorio a esta purificación final de los elegidosque es completamente distinta del castigo de los condenados”, señala en el numeral 1031 del Catecismo.
En diálogo con ACI Prensa, el P. Carlos Rosell, doctor en Sagrada Teología por la Universidad de Navarra, dio 5 claves que los católicos deben tener en cuenta para comprender el dogma del Purgatorio.
1. No es un invento, está fundamentado en la Biblia
En el Antiguo Testamento se habla de la oración por los difuntos, pero es la Iglesia que apoyándose de toda la Escritura ha definido el dogma del Purgatorio. Por primera vez lo enseñó en el II Concilio de Lyon en la Profesión de fe de Miguel Paleólogo.
Una primera idea bíblica es que nada impuro puede ver a Dios. Por ejemplo, en Mateo 5:8 dice ‘los limpios de corazón verán a Dios’; y en Apocalipsis 21:27 se dice que nada impuro entrará a la Jerusalén del cielo.
También, la Biblia nos habla de la oración por los difuntos. En 2 Macabeos 12:38 y versículos siguientes se nos indica que Judas Macabeo ofreció sacrificios de expiación por sus soldados difuntos.
Para hablar del Purgatorio también se utiliza Mateo 12:31-32, cuando Jesús dice que quien peca contra el Espíritu Santo no se le perdonará en este mundo ni en el otro. Muchos teólogos afirman que cuando el Señor afirma que en el otro mundo se podría perdonar algunos pecados estaría hablando del Purgatorio.
Hay también un texto importante citado por el Papa Emérito Benedicto XVI que está en 1 Corintios 3:10-15. San Pablo dice que todos los que construyen sus vidas sobre un fundamento que es Cristo se van a salvar, pero algunos pasarán a través de fuego.
¿Y quiénes son ellos? Los que construyen su vida con madera, paja o heno, es decir, que aquellos que habiendo vivido con Cristo no han tenido una vida tan santa como se esperaba.
2. Se puede ayudar a las almas del Purgatorio
La Iglesia nos habla de la comunión de los santos. Es decir, que existe una comunión entre los santos que están en el cielo y ven a Dios, las almas del Purgatorio que se están purificando para entrar al cielo y los bautizados que peregrinan en este mundo.
¿Qué podemos hacer por las almas del Purgatorio? Rezar por ellas; una de las obras de la Misericordia es rezar por los difuntos.
Lo mejor que se puede hacer por ellas es ofrecer el santo sacrificio de la Misa, porque lo que estamos haciendo es insertar a ese difunto en el misterio pascual de Cristo para que debidamente purificado entre al cielo.
3. Las indulgencias son efectivas
Las indulgencias son un regalo que ofrece la Santa Madre Iglesia, para ir al cielo de inmediato. La Iglesia dice también que se pueden aplicar a los difuntos; es una bonita costumbre, muy católica, que todos los días ganemos una indulgencia plenaria.
Indulgencia plenaria significa que al realizar esa obra que la Iglesia nos pide, con distintas condiciones y en gracia de Dios, nosotros podemos acceder a ese tesoro que Cristo ha abierto con su Muerte y Resurrección (el Cielo).
4. No es común que un alma del Purgatorio tenga contacto con un ser vivo
¿Dónde están las almas? Las almas están en el Cielo, Purgatorio o Infierno.
Dios que es el Señor y el Todopoderoso puede permitir que un alma del Purgatorio entre en contacto con un ser vivo.
De hecho, si nos fijamos en algunas experiencias de místicos, por ejemplo el Padre Pío o Santa Faustina Kowalska, se nos habla que en algún momento tuvieron relación con algún alma del Purgatorio. Sin embargo, esto no es algo ordinario sino extraordinario, y se tiene que tener cautela.
5. Las almas del Purgatorio intercederán por nosotros en el cielo
El dogma dice que existe el Purgatorio es un estado transitorio. Es la antesala del cielo. Pero la Iglesia no ha hablado nada acerca de si las almas del Purgatorio pueden interceder por nosotros.
Aquí hay dos posturas teológicas; algunos teólogos dicen que las almas del Purgatorio sí pueden interceder por nosotros porque son miembros de la Iglesia y forman parte del Cuerpo Místico de Cristo. Otros teólogos dicen que todavía no.
Lo que nosotros hacemos por ellas, luego nos la van a devolver cuando lleguen al Cielo. Es decir, que cuando entren en el cielo ellas intercederán recién por nosotros.
Por otro lado, hay que evitar todo tipo de prácticas que son anticristianas y son propias del paganismo. Entre ellas la evocación de espíritus, que es un pecado grave.
También te puede interesar: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada