.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

domingo, 20 de noviembre de 2016

MENSAJES EL REINADO EUCARISTICO TOMO 3.


06-06-2014  

(Primer Viernes) 

Corazón de Jesús: Qué poco me conocéis y me conoces, a pesar de ser llamada “la mía”. ¿No conoces que Soy Amor?  Sí. Entonces, ¿por qué me tienes miedo? No quiero que te acerques a Mí con miedo, Marga, con dudas…  No dudes nunca de mi Amor, que excede todo conocimiento,211 toda creación. Aunque temieras exagerar en pensar cómo te amo, siempre te quedarías corta.

Virgen: Margarita, cree que todo lo que te hemos dicho se cumplirá, confía en el Poder y en las Promesas de Dios. “No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu Nombre, da la Gloria”.212 Tú eres nada. Tu obra dará Luz a muchos, ayudará a muchos. Mírate aquí, pequeña, sin nada… Madre de cuatro, mas madre de muchos. Madre que no puede dar de comer ni a cuatro213, y que sin embargo alimentará a muchos. Sé una madre normal, ocupada de las cosas normales, sin embargo, ¡tan en las de Arriba! El Señor elige a lo sencillo. Esta misión requiere estar en las cosas de la tierra, muy a ras de tierra, pero pensando en las de Arriba.214 ¿Entiendes? Muy, muy, muy humilde. Muy humilde. Que cuanto más humildad, más se manifestará. Confía en Él.


08-06-2014

 (Estoy en la Capilla, y del cuadro de la Virgen sale su mano derecha imponiéndomela. Del Sagrario, Exposición menor, sale la de Jesús. La izquierda. Con una sola mano los dos, sobre mí, que estoy entre ambos. Dice María)

Virgen: Margarita amada, comprende y siente la ilusión que Yo tengo por vosotros. Queridos, Yo estoy contento215 con vosotros. ¡Pero debíais dar más! Debíais dar más, conforme a lo recibido, porque habéis recibido mucho, y a quien mucho se le dio, mucho se le pedirá.216 Y como sé que Jesús, el día de vuestro Juicio, vuestra comparecencia al final con Él, os ha de preguntar: “¿Dónde están los que debían venir por vuestro medio?”. Como sé que Jesús os ha de pedir cuentas, para eso vengo Yo para advertiros.  Hijos míos: ¡estáis dormidos! Dormís abotargados como si nada tuvierais que hacer. Nada, salvo venir aquí a “salvar vuestro pellejo”, así os sentís salvados. Pero sólo os salvaríais vosotros así, sólo vosotros. ¡Y tantos han de venir por vuestro medio! ¡Tantos! Unos pocos, no. ¡Tantos! ¡Muchos!, amada, ¡muchos!

Se os ha dado para repartir. No os encuentro repartiendo, no os encuentro repartiendo, que es donde debíais estar, repartiendo. ¡Oh, tanto que repartir! Y a los míos no les llega. Tienes que decirles, Marga, que no les llega, y debería haberles llegado por ellos.  Se os llama a más. Se os llama a dar.  ¿Cuántos de vosotros han ido a los pobres? ¿Saben los pobres que os rodean que el Reino de los Cielos ha llegado a vosotros? Si dierais más no os parecería pobre el rato que estáis aquí. El rato que estáis aquí lo aprovecharíais mucho más para amaros y ayudaros entre vosotros.  No podéis achacar la falta de amor entre vosotros a la falta de tiempo. Uno, cuando quiere, saca tiempo para estar con el amado. ¿O no es así? ¿Podría una madre pensar que no tiene tiempo para estar con sus hijos? ¿O un hermano, que no tiene tiempo para estar con su hermana? ¿O un amado, que no tiene tiempo para estar con su amada? Si os amáis, queridos hijos, encontraréis tiempo para estar entre vosotros. Acoged mi Amor, el Espíritu Santo, que se os regala217 para que sepáis cuánto tenéis que amar, y sepáis hacerlo en el momento y situación oportuna. Sepáis amar, amar, amar, amar… ¿Qué excusa me presentaréis cuando lleguéis al Cielo? ¿Que no tuvisteis demasiado tiempo para amarles? … ¿De verdad? ¿Son “las estructuras” lo que os impiden amaros, o es más bien vuestro corazón el que no encuentra hueco para nadie más? Vaciadlo, vaciadlo. Hay muchas cosas, muchas cosas todavía. Vaciadlo. En el Nombre del Padre…218

 
12-06-2014  

Jesús: Querida Marga de mi Corazón de Padre, Corazón de Amor.   (Me lo dice varias veces. Hasta que apunto. Me llama así a apuntar) Dices que os probamos singularmente en la confianza. Y es así. Empieza tú dando ejemplo.  A menudo no sabrás lo que vas a hablar hasta que lo estés diciendo. Puedes estar incluso en blanco. Te probamos singularmente en la confianza. Tú empieza a hablar. ¿No podéis ver, hijos míos, que os tengo aquí protegidos? Yo puedo aumentar vuestra misión, puedo disminuirla, en virtud de lo que me deis, lo que respondáis. No hay nada dicho hasta el último minuto de vuestra vida.

Hasta las profecías, hasta lo que oyes de Nuestros labios puede cambiar en virtud de vuestra respuesta. Si no, tened en cuenta que las profecías determinarían una vida, y no hay nada predeterminado. Los hombres sois los constructores de vuestro futuro, hacéis vuestra vida.  ¿En qué sentido, entonces, las profecías?, ¿para qué? Las profecías son para moveros.

Virgen: Hay dos tipos de profecías. Unas son las que ven el futuro. Otras son las condicionales. Los Pastorcitos de Fátima vieron el futuro. A Jonás se le dijo una condicional.219  ¡Cualquiera se mete en estos arcanos misterios! Se mete quien queremos que lo haga. Y puesto que tú has sido invitada, pasa, y cierra la puerta por dentro. Aquí dentro recibirás las comunicaciones. Ten la capacidad siempre de entrar dentro de ti misma con rapidez. Acostúmbrate, entrénate para que, cuando te llamemos, estés presta y estés dispuesta. Y luego, desconecta y sigue con tu vida cotidiana. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

209 De la Virgen.
210 Evangelio de estos días: Jn 15,5.
211 Cfr. Ef 3,19.
212 Cfr. Sal 115,1.
213 A veces no tenemos dinero para comprar. Pero Dios siempre provee.
214 Cfr. Col 3,1ss.
215 Lo oí en masculino.
216 Cfr. Lc 12,48.  
217 Cfr. Rm 5,5.
218 Ella hizo la señal de la cruz porque empezábamos su Rosario.
219 Cfr. Jon 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada