.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

miércoles, 16 de noviembre de 2016

MENSAJES EL TRIUNFO DE LA INMACULADA TOMO 2.


DESCARGATE EL LIBRO EN ESTE ENLACE:



08-07-09 

Virgen: Dime, Marga, si en tu dolor te unes a mi Dolor por los pecados de mi pueblo, que no ha querido escuchar hoy Su Voz y ha endurecido su corazón. ¡Sí! Pues alégrate y gózate, pues tu dolor tiene un sentido y se trocará en gozo. Gózate, pues son muchos los hijos de “la abandonada”135, pues tu dolor te ha hecho fértil y madre de numerosos, pues Yo emplearé para mucho tu dolor. Mi pueblo, tantas veces infiel y sordo a mi amor. Mira cómo Yo le llamo y le llamo y no escucha mi llamamiento, y en su lugar prefiere perderse y prefiere el lodo sucio, la tristeza y la depresión. Que Yo le ofrezco los Manantiales de Agua Viva136 y prefieren el lodazal seco, beber del agua que les envenena hasta la muerte.137 Es doloroso para ti al igual que es doloroso para Mí y lo es para tu Dios, que no es indiferente a vuestras indiferencias. De día y de noche lloro ante vuestro Dios para que os perdone vuestras indiferencias y Él me escucha, y Él perdona, pero vosotros no queréis convertiros. ¿Por qué querer una existencia llena de tristeza y desasosiego? No lo sé, pero eso es lo que queréis, eso es lo que buscáis. Pertenecer al Maligno, que no a Dios. Profeta te concibió tu madre y tú dijiste sí.

Aceptad la misión del profeta, que no es más que muestra elocuente de la Palabra de Dios. Esto es lo que vosotros hacéis con Dios: cuando os ven, os comportáis como amantes, cuando no os ven, como asesinos. No tú. Hablo por todos. Por la mayoría de tu pueblo, que es infiel a Mí. Hija mía, mira cómo nada es estéril. Ningún sufrimiento, ¡ninguno!, ningún sufrimiento ofrecido es estéril, ni Yo lo dejo sin recompensa. Piensa que la mayoría de tus hermanos caminan en la oscuridad y que Yo te he dado a ti la luz para que tú la portes al resto. Tu relación conmigo es real. Actúo contigo en tu entendimiento. Son visiones y locuciones intelectuales. Son en un grado superior a las sensibles. ¿Y por qué cuesta más creerlas? Por eso también son superiores, porque exigen más fe. ¿Y por qué no dais muestras de su veracidad? Sí las doy. Sí las damos. Y los que entienden, las ven. Tú tranquila. El beso de Judas. Cómo le dolió a Jesús un beso del traidor a su Amor.  No desesperes. En Mí tendrás a tu amiga y confidente y en Dios el apoyo y fuerza. Y siempre que sientas que tus fuerzas flaquean, acude a Mí así.

Amo, amo, amo, amo, amo a mis criaturas, ¿y qué recibo de ellas? Desamor, desamor, desamor, desamor. ¿Qué más da si vosotros no sois correspondidos? Lo que importa es la no correspondencia de las almas a Dios, porque se juegan su fidelidad y la vida eterna. ¡Ayudadme a cambiar las tornas! ¡Ayudadme a que los hombres respondan a Dios! ¡Ofrecedme todos vuestros sufrimientos! Que Yo los presentaré en la patena de mi Corazón y los uniré al Gran Sacrificio138 en rescate por todos y así conseguiremos salvar a buena parte de la humanidad. Además de a mis aguerridos guerreros, Yo necesito a mis Almas Víctimas. ¡Venid! ¡Venid conmigo a colmar el Sacrificio! Necesito llenar la copa con toda vuestra sangre para que sea asperjada sobre mi pueblo. Para que el antes no-pueblo se convierta en el ahora pueblo de Dios.139

135 Cfr. Ga 4,27; Is 62,4.
136 Cfr. Jn 4,10ss; 7,37ss.
137 Cfr. Jr 2,13.
138 El Sacrificio eucarístico, la Misa.
139 Cfr. 1 P 2,10; Os 1,9

 10-07-09 

Virgen: No, no, Marga; tú te preguntas: ¿para qué tantos Mensajes, si la gente no hace caso de ellos? Sí tienen razón de ser. Sí hay gente que les ha hecho caso y caminan por las sendas adecuadas gracias a ellos. Actualmente hay mucha falta de discernimiento y es por la falta de oración. Todo aquel sacerdote, que falte a la oración y la abandone, no tendrá discernimiento ni para con él ni para guiar a otras almas. No podéis ir a la batalla desprovistos de las armas, que son: oración y sacrificio. Con esas dos cosas, tendréis un blindaje tan grande, que ni con las bombas lograrán derribaros. Pero con esas dos cosas: oración y sacrificio. Hacedlo, empezad a hacerlo y veréis cómo se os pasan y se ahuyentan de vosotros todas esas tentaciones. ¡Yo no he enviado a mis hijos a la batalla desprovistos de todo, para que les maten! ¿Qué madre haría eso? Si se ven débiles, es porque no han cogido las armas.  Cuando Yo llamo a alguien a una misión, y la hace, los frutos en el alma son: sosiego, paz, alegría, ilusión.  Sí: Yo les protejo. “Mi siervo crecerá, tendrá éxito, crecerá”140. ¡Benditos misioneros! Muchas almas, por ellos, verán la Luz. Bendigo y beso los pies de estos misioneros. Benditos mensajeros: “Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que porta la Palabra de Dios”141
                                                               
140 Cfr. Is 52,13.
141 Cfr, Is 52,7; Rm 10,15.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada