.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

jueves, 17 de noviembre de 2016

MENSAJES EL TRIUNFO DE LA INMACULADA TOMO 2.



05-08-09

 (Después del testimonio de Sor Elvira y la Comunidad Cenáculo. En la Capilla de la Adoración)

Jesús: Este es mi sitio preferido. Sí, en lugar de estar comprando cosas por ahí, éste es mi sitio preferido. Estate aquí. ¡Oh, hija!, ¿ves? ¿Qué te llama la atención estos días aquí? Dímelo. – Además de todo lo bueno. (Pues que haya gente que se quiere “distinguir” entre los demás y hace cosas para llamar la atención de otros) Da este Mensaje: No quiero que al ir a mis sitios de Adoración o mis sitios de Comunión, ardáis en deseos de “distinguiros”. No. Yo Soy el Único que podría distinguirme y no lo hago. Observo entre vosotros, españoles, muchos deseos de distinguiros. Sí… ya sé sois de una casta real, ya sé vuestras hazañas y vuestra valía, pero olvidáis que esas hazañas las hicisteis por Mí. Fui Yo quien os di el Poder. A Mí el Honor y la Gloria por siempre. No a vosotros. No a vosotros, al Señor da la Gloria, no a vosotros. ¿Comprendéis esto? Cuando España lo comprenda, crecerá. Dejará de vivir anclada al pasado, y crecerá.

Y he aquí que a vosotros os he llamado aquí para esto: para haceros crecer. Así que: si queréis crecer, disminuid. “Tan sólo quiero que él crezca y yo disminuya”143 Vosotros no sois gente que pase desapercibida. No. ¡Ni Yo lo quiero! Pero aprended a llamar la atención. Aprended. La atención es para Él ¡¡a Él la Gloria, el Honor y el Poder por siempre!! Amén. Haciéndolo así es como vuestros antepasados lograron el poder. Sí, material incluso. ¿Por qué no? ¿No lo queréis? ¿El material?, ¿por qué no? … No seáis tan falsamente humildes. Eso no es el fin, pero si el Señor lo quiere para su Gloria, ¿por qué no? Así que, comprended. No seáis necios y torpes para comprender. Vuestro corazón está ofuscado. Y vuestra alma no ve, no ve la Salvación. ¡Arrancad de vuestro corazón todo lo que es de vuestro orgullo! Todo vuestro orgullo. Arrancadlo, arrancadlo. Cuando España se haga humilde, Yo la haré florecer. Emplearé todo lo necesario para hacerla humilde. Yo lo haré. Lo he dicho y Yo lo haré.
                                                                 
143 Jn 3,30.

Virgen: Hoy te daré el Mensaje de ayer, de S. Juan Mª Vianney, Patrono de los Sacerdotes. ¡Hijos míos…! ¡Cómo exulta mi Corazón y se llena de gozo al contemplaros aquí, en el Santuario, alabando y dando Gloria a Dios! (Sacerdotes en Medjugorje, durante la Semana de la Juventud). Así os quiero. Así os tomo y así os di. Os tomo del mundo y os doy al mundo. Así os amo. Os amo mucho, hijos, os amo mucho. Así deseo que estéis. ¡Alegres!, ¡confiados! ¿No estáis en manos de la Madre? Entonces, ¿qué temer? Así os quiero. Y ahora, al volver a vuestros países de origen: ¡testimoniadme! Testimoniadme. ¡No tengáis miedo! Sí, se os dice que el sacerdocio va mal y que corren unos tiempos muy malos para el sacerdote, pero hijos míos: ¡y qué voy a hacer Yo sin los sacerdotes!, ¿qué puedo hacer?: NADA. Mirad que me sois necesarios, me sois muy necesarios, me sois imprescindibles para mi plan de Salvación. Imposible sin vosotros. Yo os cuido. Yo os cuido y os cuidaré. No preocuparos. No preocuparos por el día de mañana, si tal y tal cosa sucederá. No preocuparos. Si os preocupáis, será que no confiáis en Mí. Yo os necesito. Os necesito. Me sois muy necesarios para el plan de Salvación.

 07-08-09 

(Medjugorje. Capilla de la Adoración) 

(Durante la Comunión de una de las Misas extranjeras, que se sucedían esa mañana, mientras hacíamos oración)

Virgen: Tienen mucha responsabilidad en el tema de la impureza aquellos pastores y guías de jóvenes que les impulsan camino de la perdición. (Ella Llora)  Ora por ellos, hija, son dignos de pena, lástima y compasión. Ora y llora por ellos. Quizá el Señor escuche tus lágrimas y las mías. Si amaran a las ovejas, no se portarían así. Evitad todos los ambientes en donde reine la impureza. Mirad a las ovejas impuras con mucho cariño, con mucho amor. Así podrán ver cuánto las amo y querrán venir. Nadie querría ir a un sitio en el que se le mira con dureza. No tengáis miedo a los impuros, pero estad prevenidos. Nunca os metáis en la boca del lobo. Llamadlos, con amor, desde fuera. ¿No creéis que ellos querrán salir? Querrán irse corriendo a un sitio tan bello y donde se les ama. Otra cosa es que lo hagan inmediatamente. Cuesta mucho sacar a un alma de la impureza, del pozo oscuro y sucio lleno de lodo donde se encuentran. Vuestra Madre os necesita. Me sois muy necesarios en mi Plan de Salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada