.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

viernes, 4 de noviembre de 2016

MENSAJES EL TRIUNFO DE LA INMACULADA TOMO 2.


22-04-09 

Virgen: ¿No reconoces al Demonio siempre que te tienta? Permanece siempre alerta y sé, en tu casa, ésa que pone siempre armonía, pues el Demonio busca cómo desestabilizaros. Pase lo que pase, si tú conservas siempre la armonía, no os desestabilizará. Permanece siempre con paz y confiada. ¿Sabes, hija? La Gracia de Dios abandona las almas. Los hombres ya no están en Gracia. La Gracia ha abandonado el mundo, los hombres la han rechazado. Cuando estos hombres mueran, irán al infierno sin haberles importado demasiado en vida el vivir en pecado mortal y la posibilidad de condenarse. ¡Oh, hija!, ¡ésa es mi mayor preocupación! Que las almas se condenan, se condenan… sin que haya un alma que les hable de Dios. Es mi mayor preocupación la condenación de vosotros, mis hijos, al igual que tú, como madre, lo sería la posibilidad de condenación de los tuyos.

¡Oh, hija! … si comprendieras cuál es el Don de Dios y quién es el que te pide: dame de beber90. No estarías tan quejosa y apesadumbrada por tus cosas de la vida y tendrías miras más altas. El gozo te invadiría, porque es el gozo de poder gozar de Su Amor. Amor incondicional. Es la Alegría de haberle conocido, el amor de amarse. Es el gozo de haber sido una privilegiada y predilecta del Señor. Y esto debería bastarte para mostrarte contenta y estarlo. Me refiero a hacerlo con Nosotros, en nuestra intimidad, porque ya sé que cara afuera lo intentas.                                                                  
No, hija, no, no: deja de pensar en ti misma y en tus cosas: la Redención del hombre está por hacer. El hombre actual está enfermo de egoísmo. Es el egoísmo la enfermedad principal por la que vienen las demás: depresión, desánimo, obsesión… No pienses tanto en ti y piensa más en Mí. Verás cómo así se te van tus penas: ¿Qué me agradaría?, ¿qué le agradaría ahora a la Virgen?  ¿Es ésta la preocupación que debo tener ahora o son más bien sus almas y la Redención del hombre, sus Planes, los Planes de Dios? ¿Estoy cumpliendo exactamente Su Voluntad en mi vida? ¿Qué me falta para cumplir Su Voluntad? ¿Qué debo hacer para lograrlo? Que ésa sea tu principal ocupación. Amén.

88 Cfr. Jn 13,34; 15,12.
89 Cfr. Hch 3,19.
90 Cfr. Jn 4,10.

 23-04-09 

Jesús: ¿Sabes? Los no-en Gracia se retuercen ante vuestra contemplación. Cuanto más empecatados, más se retuercen al entrar en contacto con vosotros. Forma parte de lo normal que os pasará con vuestros conocidos alejados de la Gracia. Las cosas de Dios les “asquean”, huyen de las cosas de Dios y a los que hablan en nombre de Dios los rechazan y les parecen amenazantes. Qué pena de los no-en Gracia, que no quisieron convertirse y regresar. Camina confiada de mi Mano. Yo no dejaré que te pierdas ni que os perdáis. Sólo tienes que hacer, paso por paso, lo que Yo te voy diciendo. Paso por paso. Confía en Mí. ¿No ves cómo Yo he dispuesto todo? Paso por paso y confía en Mí. Yo te amo, alondra. Adiós.

 26-04-09 

Virgen: Oh, hijo… si vieras tu alma realmente a los Ojos de Dios, quizá te asustarías. No eres tan santo como te crees, y a quien juzgas duramente, tampoco es tan horrible. Pedid a Dios veros realmente como Él os ve. Antes de que llegue el Día. Quisiera ahorraros todo el dolor de ver vuestra alma en su verdad. Sí, quisiera que os corrigierais aun de la mínima imperfección antes del Día. Porque a vosotros se os ha dado mucho, hijos, pequeños.  Hacedme caso, por favor. Haced caso a esta vuestra Mamaíta, y cambiad. Amad, y procurad corregíos vosotros, no tanto juzgar a los demás. Muchas de las cosas no son como os parecen. Dejad el Juicio a Dios. Tu Libro hará mucho bien. Y tendrás a unos diciendo que eso es obra del Diablo, y a los fanáticos tras de ti, queriendo saber más. A otros cercanos a ti, escondidos detrás del celemín y a tus conocidos con muchísima curiosidad sobre ti. Tanta, que terminarás asqueada de la curiosidad de la gente. Sí, y pese a todo, Yo te pediré que les atiendas a todos con buena cara, sonrisa y sin que se te note tu tedio. Tedio que Yo recompensaré cuando estés en estos ratos conmigo y con Él. Confía siempre en Mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada